espectaculos

Miércoles, 1 de marzo de 2006

MUSICA › CON ENTRADAS AGOTADAS, DEBUTARA ESTA NOCHE EN LA CANCHA DE RIVER

Ahora es el turno de Bono y U2

La banda irlandesa presentará hoy y mañana How To Dismantle An Atomic Bomb. Están previstas fuertes medidas de seguridad para que no se repitan los incidentes producidos durante la visita de los Stones.

El gran día ha llegado. U2 se lucirá esta noche frente a miles de fanáticos en el estadio de River Plate, en el primero de los dos conciertos estipulados para Argentina, con entradas agotadas y en el marco de fuertes medidas de seguridad. Las puertas del Monumental abrirán a las 15 y a las 20 Franz Ferdinand (que anoche tocó en el Luna Park) dará comienzo a la fiesta. La esperada apertura del show del grupo liderado por Bono –nominado al Premio Nobel de la Paz la semana pasada– está estipulada para las 22, cuando presentarán en el marco del Vertigo Tour su álbum How To Dismantle An Atomic Bomb. El segundo de los shows tendrá lugar mañana, mismo día en que Telefé transmitirá el primer concierto de la banda irlandesa al término de Casados con hijos.

Pero, para los fans, la celebración empezó ayer, cuando comenzaron su vigilia frente al Monumental. A diferencia de los seguidores de los Rolling Stones, que enfrentaron altas temperaturas y una intensa lluvia a la espera de sus ídolos en la puerta de River la semana pasada, los seguidores de U2 se perfilaron como más bacanes: decidieron apostarse en una larga hilera de carpas. Las expectativas de los más fanáticos fueron saciadas cuando, el lunes por la tarde, el líder de la banda desplegó su simpatía y repartió autógrafos entre quienes lo esperaron en las inmediaciones del hotel Four Seasons donde se hospeda, en una mansión de 7 habitaciones (separada del cuerpo del hotel) que cuesta 3500 dólares más IVA por día. Con campera de jean negra, lentes verdes y su típico sombrero texano, Bono se acercó a las vallas –rodeado del personal de seguridad– y rió, conversó y le tendió su mano a sus fans, muchos de los cuales regresaron a sus hogares con la firma del cantante estampada en la remera. Mientras tanto, otros miles de fanáticos agotaban las entradas remanentes que se habían puesto a la venta el lunes a la mañana.

Si la rollingmanía que la semana pasada contagió a todo Buenos Aires ahora parecería haberse convertido en una U2manía, los organizadores del evento están trabajando para que entre ambos shows exista una diferencia de fondo: que los incidentes ocurridos alrededor de River durante el concierto liderado por Mick Jagger no se repitan. Para ello la Policía Federal pondrá en marcha un fuerte operativo en el que se desplegarán unos 500 efectivos, encargados de chequear en el vallado perimetral que los espectadores posean sus entradas al momento de ingresar y de detectar las posibles entradas falsificadas (ver recuadro). El ingreso al campo se realizará por el portón de la Popular Local del club ubicado sobre la Av. Udaondo; a las plateas alta y baja Belgrano se accederá por las puertas de la misma avenida, y al sector popular y las plateas alta y baja San Martín, por la puerta principal del club (Figueroa Alcorta y Monroe). Asimismo, el estadio fue modificado para mejorar las medidas de seguridad: se agrandaron los accesos y se habilitaron nuevas salidas de emergencia. El operativo sanitario montado para el show contará con 4 ambulancias de alta complejidad, un hospital móvil, 40 rescatadores de Cruz Roja, 3 puestos sanitarios de atención primaria y 100 personas trabajando en control de accesos, seguridad, plan de evacuación, cacheo y otras tareas. Así Buenos Aires podrá vivir “sin riesgos” el show número 117 y 118 del Vertigo Tour, gira que llevó a la banda a presentarse recientemente en Brasil y en Chile, donde convocó a 140 mil y 70 mil espectadores respectivamente. La segunda visita a la Argentina de la banda irlandesa –la primera fue en 1998, cuando presentaron Pop y visitaron la sede de las Madres de Plaza de Mayo– despertó muchas expectativas en varias agrupaciones humanitarias. Sin embargo, esta vez las Madres, aunque hicieron el intento de reunirse con Bono, hasta ayer no habían tenido noticias de la visita del cantante. Voceros de esta agrupación confirmaron que aún están a la espera de una respuesta y que lo que buscan no es “pedirle entradas ni subir al escenario, sino que participe solidariamente en un trabajo literario basado en los desaparecidos”. Además, un grupo de niños argentinos de los Talleres de Transformación Para La Paz, pertenecientes a la ONG Vecinos Sensibles de Palermo, espera entregarle a Bono un pergamino grabado sobre una placa de aluminio que perteneció a una bomba atómica, a modo de homenaje y agradecimiento. Siempre comprometido social y políticamente, Bono se reunió durante su periplo por el sur del continente con el presidente Lula da Silva en Brasil y con Ricardo Lagos en Chile, pero nada ha dicho aún acerca de un posible encuentro con Néstor Kirchner.

Compartir: 

Twitter
 

El escenario para un show que se espera será inolvidable.
SUBNOTAS
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.