espectaculos

Domingo, 29 de agosto de 2010

MUSICA › SE VIENE LOS VIERNES MUSICA, EL CICLO DE RECITALES DE PAGINA/12

Tres mujeres para cantarle a la vida

La tríada Rita Cortese, Dolores Solá y Lidia Borda estará en la inauguración de una nueva edición de este clásico porteño.

 Por Cristian Vitale

Lo único que tiene de encierro esta jaula, más allá de lo que el nombre implica, es una cabeza-maniquí blanca que observa al público entre rejas. Lo demás, es todo albedrío: Rita Cortese que va y viene con un “yampú” empuñado; Lola –Dolores Solá–, que calienta su voz en la previa junto a un fino pianista; Lidia Borda que, esta vez, lucirá acompañada por la guitarra de su hermano Luis. Y un desfile de invitados que circula por ciertos recovecos de un sitio abrigador: la terraza, donde se predeterminan al instante las canciones a cantar; el camarín, un espacio minúsculo con sillón y espejo con luces, y el escenario, chico pero cálido. Los artistas hablan y beben con el público; Fernando Noy, el legendario, suma belleza con sus poemas y Claudia Puyó, de incorruptible voz, cosquillea al colectivo con una intensísima versión de “Los libros de la buena memoria”, de Spinetta. “La idea es reflotar el aire de las antiguas peñas, donde había artistas fijos e invitados... y que la cosa dure hasta que las velas no ardan”, resume la Borda, poco antes de que la primera vela se encienda. Son los prolegómenos de un capítulo más de La Jaula Abierta, el ciclo que la tríada Borda-Cortese-Solá, más Carolina Peleritti y, eventualmente, Teresa Parodi animan cada jueves en el Café Rivas. “Acá no hay tiempo para acomodarse si sale algo mal... todo es distinto. El ego da vueltas y se acomoda desde otro lugar, porque no es su terreno”, suma Lola, cuya versión de “Mi niña Lola”, resulta conmovedora.

Aproximaciones de lo que se verá en la fecha inauguración de Los Viernes Música, el ciclo de recitales motorizado año a año por Página/12 que, precisamente, tendrá al trío de cantantes –más Fabián Leandro y Facundo Ramírez como acompañantes– este viernes en la Sociedad de Distribuidores de Diarios, Revistas y Afines (Belgrano 1732) y continuará durante todos los viernes de septiembre con Litto Nebbia, Aymama y el grupo Inclan Funk en el devenir de artistas. “La idea es devolverle a Página todo lo que Página nos da. Todo lo que el diario apoya a los artistas, más allá de, en mi caso, estar de acuerdo con la línea del diario. Es la primera vez que confluimos las tres como cantantes, y la integración fluye natural”, dice Cortese, definida por sus pares invariablemente como “madame”, “abeja reina” o “anfitriona” del ciclo. La dinámica de la jaula que, con sus matices, las cantantes intentarán recrear en Los Viernes Música, dista de ser la típica de un show convencional. Para Leandro –guitarrista– es imposible prever lo que va a pasar, “porque nunca se parece dos veces lo que ocurre”, pero una aproximación –dado lo visto– da que cada quien canta tres, cuatro, cinco canciones en general fuera de sus repertorios solista, y se producen cruces: Rita y Lola cantando a dúo y –fase actrices– improvisando diálogos medio crazy en escena; Lidia y Lola derramando alguna pieza pasional; Lola y Lidia entrecruzando registros que, autónomos, están casi en los antípodas. “Otra cosa que nos pasa es que éste es un lugar donde el público no es sólo el público que nos viene a ver, sino también los pares. Y está bueno ser público de las compañeras, porque retroalimenta. Parecemos los jóvenes de ayer”, se ríe Solá, en medio de un clímax movilizante.

La Jaula Abierta arrancó en mayo con el propósito de durar un mes, pero el disfrute extendió los plazos. Han pasado, durante todo este tiempo, Jaime Torres, Susana Rinaldi, Suna Rocha, Nelly Prince, Cristina Banegas, el Chango Farías Gómez, entre otros, y la Borda lo ve como un enriquecimiento. “Una comprueba que hay mucha generosidad entre los músicos y empieza a pensar las cosas de otra manera porque, a veces, cuando uno proyecta un show personal hay otro tipo de tensiones. Lo podés disfrutar, sí, pero a veces lo sufrís. En cambio, acá es una condición sine qua non. La Jaula a mí me ha modificado, he crecido desde lo sensorial, desde la generosidad, desde el compartir, y es algo que se va a notar en el recital que vamos a hacer para el diario, porque la intención central es divertirnos entre nosotras en un marco de alegría, amistad y distensión”, sostiene la cantante. Y reengancha: “Yo participé en otros proyectos parecidos en relación a juntar varias cantantes pero, en general, somos bastante solitarias. Cada una hace su show y es difícil encontrarse en los shows del otro... Acá no, acá no es difícil”. Y Lola Solá confirma: “Acá nos subimos desde una informalidad absoluta, que en otro lugar no cabría, y que acá sí se da. Esto es lo que tenemos para mostrar”.

Compartir: 

Twitter
 

Borda, Cortese y Solá en el inicio del ciclo que arranca este viernes.
Imagen: Jorge Larrosa
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.