espectaculos

Domingo, 13 de noviembre de 2011

MUSICA

“Siempre hubo planes, es ahora o nunca”

En el lugar donde se produjo su debut estadounidense en 1970, la formación original de Ozzy Osbourne, Tony Iommi, Geezer Butler y Bill Ward anunció nuevo disco y gira a partir de 2012, que llegará a Sudamérica en 2013. “Su música aún es relevante”, introdujo Henry Rollins.

 Por Javier Andrade

Desde Los Angeles

Son otros tiempos. Ahora uno piensa en Black Sabbath, en una reunión, un nuevo disco, una gira mundial –tocaría Sudamérica en 2013– y no da para encontrarle una connotación muy satánica al 11 del 11 del 11. Primero, el chiste fácil: el 11 de noviembre en EE.UU. es Veteran’s Day, ¿qué mejor día que éste pueden venir a elegir estos veteranos del rock, en sus sesenta, para convocar a una conferencia de prensa en el mítico Whisky a Go Go, sede de buena parte de la historia del rock angelino?

Pero... más respeto. Estos veteranos tienen banca. Ingresar a la anunciada conferencia de prensa no es simple. Cámaras y grabadores locales e internacionales se agolpan frente al escenario del club en que hace 41 años la banda británica debutó en Los Angeles. La diferencia es que el cuarteto, el equipo ideal, Ozzy Osbourne, Tony Iommi, Geezer Butler y Bill Ward, ya no está sudando sus trajes negros. Sin despeinarse, ingresan tras un video que los muestra a principios de los ’70. Al rato cuentan en la conferencia que aquella primera vez en ese pequeño club, el 11 del 11 de 1970, había contribuido a que sus trajes alquilados no pudieran ser devueltos al regresar a Inglaterra. Dice el baterista Bill Ward, “Yo toco bastante fuerte... no sólo acá, tocábamos en lugares pequeños en muchas ciudades de Europa y sudábamos hasta los calzoncillos: cuando volvíamos no querían tomarnos los trajes”. El propio baterista le había puesto un tono solemne al comienzo de la jornada recordando que ése era el día de los veteranos de guerra y diciendo que quería saludar en nombre de la banda a aquellos que han pasado a través de guerras, a los dañados, física o emocionalmente... para concluir citando la fecha de finalización de la Primera Guerra Mundial, 11 del 11 de 1918.

El tono bélico lo había impuesto minutos antes el músico-conductor-moderador Henry Rollins, en una brillante presentación de la banda que, en su elocuencia, simplifica el recuento periodístico. Se trata de los padres del género heavy metal, inventores, referentes de jóvenes alienados como él que murieron con Paranoid y la voz de Ozzy, y que pudieron superar lo difícil de la escuela secundaria con esa banda de sonido. Rollins se quejó de quienes en el pasado decían que esa música era estúpida, aburrida, repetitiva y sin talento y dijo que no hay nada más alejado de la verdad. Instintos jazzeros, confianza blusera, mucho swing y buenas letras. “La gente no es estúpida, sabe distinguir lo que es real... y Black Sabbath es definitivamente real”, afirmó. “Su música era tan relevante en aquel entonces como lo es ahora, como lo será dentro de cien años, cuando ustedes y yo ya no estemos... bueno... Sharon Osbourne todavía va a estar... la música de Black Sabbath va a seguir siendo relevante para cualquier joven.”

Entonces, ¿qué hay de nuevo? Que Black Sabbath volverá el 10 de junio de 2012 en el festival Download, en Inglaterra, y que poco después editará un disco con material original, cosa que no hace desde 1978, por lo que habrán pasado 34 años. El encargado de que escriban nuevos temas es el productor Rick Rubin, quien tiene mucho más que siete Grammys como para exhibir en su currículum, pero eso es lo que dice la gacetilla. Confrontado por Rollins, Rubin anticipó que su método con

Sabbath es no ponerles presión a la hora de grabar. Lo curioso es que un ratito antes Iommi había dicho que esta reunión con producción de Rubin no se está dando por idea de los músicos, sino por la constante presión del productor, que los estaba llamando “cada cinco minutos”. Todos se ríen pero hay consenso y sensación de esperanza en Rubin que sobrevuela la oficialización. Porque esta banda, que se había reunido para esporádicas presentaciones en 1999, 2002, 2004 y 2005, nunca había pasado el estadío de verse un rato, hacer lo que la gente les paga para que hagan y despedirse sin grabar nada, ni pensar siquiera en hacerlo. El disco en vivo Reunion en 1998 presentó dos canciones originales y fue todo. Ahora están en la etapa de composición. Aventurar el setlist, como se les preguntó en la conferencia, las bandas que podrían abrirles, o si preferirían tocar en estadios grandes o en canchas de basquet techadas, es un poco prematuro para los planes que hoy pueden darse por confirmados. Se juntan, vuelven a grabar, tocan en junio 2012, sacan el disco y después van de gira “por el mundo”, sin mayores precisiones. No es poco. Las permanentes intenciones de reunión–disco-gira, cuenta el bajista Butler, los agobian un poco. Geezer tiró dos grandes frases: una bromeando con que su motivación principal en ese momento era escapar de la conferencia, y otra aludiendo a las preocupaciones por el pelo como única gran diferencia entre los shows bajo techo o al aire libre.

Uno de los últimos supergrupos todavía en pie, como los presentó Rollins, ha dejado toda diferencia de lado (llámese el nombre de la banda en poder de Tony Iommi, único miembro estable a lo largo de cuatro décadas, tema resuelto “amigablemente” fuera de la Corte en 2010) para preparar este retorno. “Ha habido planes de reunirnos, grabar y salir de gira desde hace mucho tiempo, es hora de hacerlo”, dice Ozzy, quien luce mejor a los 62 que hace 15 años, no fuma, va al gimnasio todos los días y se ha hecho vegetariano. “Es ahora o nunca”, dice Tony Iommi. Prepárense. Lo que le faltaba a 2012. Vuelve Sabbath.

Compartir: 

Twitter
 

El anuncio fue el 11/11/11, el Veteran’s Day de EE.UU.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.