espectaculos

Jueves, 12 de julio de 2012

MUSICA › UNA JORNADA PARA DESDOBLARSE EN CUATRO PUNTOS DE LA CIUDAD

El súper jueves de la clásica

El templo de la Comunidad Amijai, el Centro de Experimentación y la sala central del Teatro Colón y el Teatro Coliseo servirán de escenario a espectáculos de altísimo nivel, que convierten esta velada en un problema para el melómano que no quiere perderse nada.

 Por Diego Fischerman

Si las elecciones presidenciales de los Estados Unidos tienen su Súper martes, la música clásica bien puede tener su súper jueves en Buenos Aires. Y es que hoy, a la misma hora, en cuatro puntos distintos de la ciudad habrá cuatro conciertos de gran nivel. En el Templo de la Comunidad Amijai (Arribeños 2355), el célebre violinista Shlomo Mintz tocará la misma colección de piezas con las que deslumbró a la crítica en su debut discográfico de 1984, los 24 Caprichos de Niccolò Paganini. La flautista argentina Patricia Da Dalt dará, en el Centro de Experimentación del Teatro Colón (CETC), el primero de sus conciertos dedicados a la integral de la obra que Karlheinz Stockhausen escribió para su instrumento. En el mismo Colón, pero en la sala principal, la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires se presentará con la dirección de su titular, Arturo Diemecke, y con el violinista Ilya Gringolts como solista. Y en el Coliseo, para el ciclo Nuova Harmonia, uno de los mejores pianistas del momento, el argentino Nelson Goerner interpretará un programa excepcional junto al violinista Boris Bovtsyn.

“¿Mi desafío? Conectar el oído y la mente enseñando a la gente una búsqueda consciente de la belleza”, define su arte Mintz, que también está en esta ciudad para presidir el jurado del 2º Concurso Internacional de Violín organizado por Amijai y que se desarrollará entre el próximo sábado y el 27 de este mes, con la participación de 20 jóvenes de 17 países, auspiciado por la Fundación YPF y con el apoyo de Mecenazgo de Buenos Aires. Nacido en Moscú en 1957, emigró dos años después con su familia a Israel, donde estudió Ilona Feher. A los once años debutó como solista junto a la Orquesta Filarmónica de Israel. Hizo su debut en el Carnegie Hall a los dieciséis años en un concierto con la Pittsburgh Symphony, continuando sus estudios con Dorothy DeLay en la Juilliard School of Music. Fue consejero musical de la Orquesta de Cámara de Israel y Consejero Artístico y principal director invitado de la Orquesta Sinfónica de Maastricht (1994-1998) y de la Filarmónica de Zagreb (2008-2010) y fundó los Cursos Internacionales de Violín de Keshet Eilon, en Israel. Su ya legendaria lectura de los Caprichos de Paganini está considerada como una de las más perfectas técnicamente que se hayan grabado alguna vez en disco y fue, tal vez, el primero en abordar estas obras como algo más que un show virtuoso, descubriendo allí una suerte de tratado secreto acerca de las posibilidades sonoras y expresivas del violín.

La cuestión del virtuosismo aparece puesta en escena (literalmente, podría pensarse), también, en la obra de Stockhausen. Y el ciclo de Integrales que el CETC comenzó el fin de semana pasado con las composiciones para piano preparado de John Cage continuará entre hoy y el sábado con este autor central en el universo creativo de la segunda mitad del siglo pasado. Junto a Da Dalt estará, como solista invitado, el clarinetista Marcelo González y la presentación contará con vestuario de Pablo Ramírez y con Omar Duca como responsable de los dispositivos escénicos y de iluminación. En el concierto de esta noche se interpretará Danza de la punta de la lengua, El pequeño arlequín, Paraíso y De Sonido; mañana las obras elegidas serán Flautina, Sukat, Flauta, Susanis Echo y De Evas Zauber, y el sábado se incluirá El canto de Kathinka, Réquiem a Lucifer, Kat, Kathink y Kathinka. La última de las integrales se realizará el jueves 19, viernes 20 y sábado 21 y estará dedicada a canciones de origen folklórico transcriptas por Benjamin Britten e interpretadas por Víctor Torres con el acompañamiento del pianista Luis Mucillo y la participación, como solistas invitados, de la mezzosoprano Celina Torres y de Federico Gianera en cello.

La sonata es, por su parte, el terreno preferencial de la disputa entre las ideas de virtuosismo y trascendencia, y Goerner y Brovtsyn tocarán hoy tres obras fundamentales de la literatura para violín y piano: la Sonata Nº 5, Op. 24, “Primavera”, de Ludwig van Beethoven, la Sonata en La Mayor de César Franck y la Sonata Nº 1, Op. 80, de Sergei Prokofiev. Discípulo de Jorge Garrubba, Juan Carlos Arabian y Carmen Scalcione y, más tarde, perfeccionado junto a María Tipo, ganador del Concurso de Ginebra y protegido de Martha Argerich, Goerner es uno de los intérpretes más importantes de la actualidad y sus recientes volúmenes con música de Chopin, con un instrumento Pleyel de 1848, realizados para el Instituto Chopin de Varsovia, están entre los mejores discos de piano registrados últimamente. Su compañero en esta ocasión, nacido en 1977, graduado en la Escuela Central de Música de Moscú y luego en el Conservatorio Tchaikovsky de esa ciudad, ganó infinidad de premios y ha actuado con varias de las orquestas y directores más importantes del mundo. Y otro exponente de la escuela violinística rusa es Ilya Gringolts, que hoy tocará el “Concierto para violín”, de Nikolai Miaskovsky, junto a la Filarmónica de Buenos Aires, en un concierto que también contará con la participación del Coral Femenino de San Justo, que conduce Roberto Saccente y cuyo programa se completará con ...de atardeceres..., de Claudio Alsuyet y Nocturnos y El Mar, de Claude Debussy.

Compartir: 

Twitter
 

Nelson Goerner, uno de los mejores pianistas de la actualidad, estará junto al violinista Boris Bovtsyn.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.