espectaculos

Jueves, 4 de octubre de 2012

MUSICA › FRANCO LUCIANI PRESENTA SUS DISCOS TANGO Y FOLKLORE

Sin alejarse de la esencia

A diez años de ser elegido Revelación en Cosquín, el armoniquista siente que está en el lugar en el que soñaba, pero ahora se le abren nuevos desafíos. Todos los jueves de octubre tocará en Los 36 Billares en formato de trío tanguero y grupo folklórico.

 Por Santiago Giordano

Cuando Franco Luciani resultó Revelación en el Festival de Cosquín de 2002, muchos pensaron en él como el heredero natural del inolvidable Hugo Díaz. La esperanza de recuperar la fortuna de una armónica prodigiosa para la música argentina se depositaba en un joven rosarino, con pasado de percusionista, un talento natural para decir cosas en sus fraseos y un futuro abierto sobre un instrumento que inventaba a medida que tocaba. Pasaron los años, los proyectos propios y las innumerables colaboraciones, los discos, los conciertos y los premios, y aquel flaco reconocido en Cosquín es hoy un artista completo, uno de esos intérpretes en los que virtuosismo y profundidad se escuchan mutuamente. Uno de los músicos argentinos más interesantes del panorama actual.

En las últimas semanas, como para dar cuenta de su crecimiento en estos diez años de carrera profesional, Luciani sacó dos discos, independientes en la forma, pero unidos por el mismo espíritu. Dos trabajos que tienen que ver con sus obsesiones principales, con el folklore y el tango, desentrañados desde un lugar muy personal. Y los presentará con el trío de tango y el grupo de folklore todos los jueves de octubre en Los 36 Billares (Avenida de Mayo 1265). “En realidad, los discos tienen que ver con mis proyectos más antiguos –explica Luciani a Página/12–. El primero fue el grupo de folklore, con el que fui al pre Cosquín a fines de 2001, para salir Revelación en el festival de 2002. Estábamos dando los primeros pasos y aquel reconocimiento nos dio un impulso importante, que entonces nos permitió salir de Rosario y encontrarnos con un público más amplio, venir a Buenos Aires más seguido, hasta después poder radicarnos acá definitivamente.” “El trío vino un poco después –continúa–, en la línea del trabajo sobre el tango que habíamos comenzado con Daniel Godfrid, al que después se arrimó Ariel Argañaraz. Yo pienso al folklore y al tango como una sola cosa, música argentina, pero está claro que son dos lenguajes distintos, cada uno con su historia y con sus códigos particulares. Son los lenguajes que estudio y defiendo, los que me van a acompañar siempre, por más que pueda hacer otras cosas en muchos lugares de la música.”

Martín González en guitarra, Facundo Peralta en bajo y Horacio Cacoliris en percusión están junto a Luciani en el disco Folklore, además de Juan Carlos Baglietto, Pedro Aznar, Néstor Basurto y Franco Exertier, que aparecen como invitados. Clásicos del repertorio nativo como “La alejada”, “A pura ushuta”, “Pueblero de allá ité”, se cruzan con una zamba nueva de Federico Bardotti, “Tus ojos”, y lo que podrían considerarse ligeras digresiones latinoamericanas, como “Puente de los suspiros”, de Chabuca Granda y “Noite de Sao Joao”, de Vitor Ramil, además de la propia “Oro americano”.

“A vos te encanta” y “Tu vals”, este último compuesto junto al poeta Raimundo Rosales e interpretado por Lidia Borda, son también obras del mismo Luciani que están en el disco dedicado al tango. Argañaraz en guitarra y Godfrid en piano completan el trío que propone notables versiones de “Moneda de cobre”, “Toda mi vida”, “Flores negras” y “Margarita Gauthier”, entre otros. “Es muy sutil el límite entre el compositor y el arreglador –asegura–. Un arreglo es una opinión sobre un tema, es en cierto modo apropiarse por un momento de él, y un tema propio es una opinión sobre uno mismo. La idea pasa por buscar una manera personal, sin alejarse de la esencia.”

Entrando y saliendo de lo que siente y vive como proyectos propios, una de las características de Luciani en estos diez años de crecimiento fue la capacidad de congregarse con músicos de las más diversas vertientes. Desde las cantantes Eva Ayllon y Lila Downs hasta Gotan Project o Bob Telson, pasando por el encuentro con el pianista Federico Lechner, en el que el jazz metió la cola, Luciani forjó encuentros con los que supo ir más allá. “Está muy bueno recibir continuamente invitaciones de músicos de otros géneros –asegura–, para mí es ponerme a prueba continuamente y así lo vivo. Jugar en varios terrenos tiene que ver con mi naturaleza, me crié escuchando de todo. En la discoteca de mi viejo había gran variedad y eso se refleja en mi manera de escuchar. Eso me permitió hacer cosas muy distintas y lo hago con mucho placer.”

Recién llegado de Australia, donde con Soema Montenegro y 34 Puñaladas representó a la Argentina en el multifacético Festival de Brisbane, Luciani se prepara para la presentación del disco también por la Argentina. Rosario, Santa Fe, La Rioja, Catamarca, La Plata, Mar del Plata, Córdoba y La Pampa son algunos de los destinos a los que llevará con su trío y su grupo sus visiones del folklore y el tango, antes del reencuentro en diciembre con Lechner, que vuelve de España, para tocar y grabar juntos. “Ese vértigo de los viajes y los proyectos es el mismo que siento cuando empecé, hace diez años –dice Luciani–. En estos años las cosas que pasaron fueron muchas y a gran velocidad. Me gusta pensar que así en este tiempo logré colocarme en el lugar en el que siempre quise estar.”

Luciani no duda en poner a Hugo Díaz y a Toots Thielemans como sus referencias fundamentales en su instrumento: “No deja de conmoverme el lenguaje y el sentimiento de Hugo tocando nuestra música y la amplitud con que lo hizo, entre el tango y el folklore. Thielemans también es importante, desde el jazz, un lenguaje que también amo y que también es parte de mi formación. De todas maneras, la armónica cromática es un instrumento relativamente nuevo respecto de otros que tiene siglos de tradición. Cuando empecé a estudiar, tuve que adaptar métodos de otros instrumentos para practicar y desarrollar la técnica de la armónica cromática. Hoy es más la información que circula y cada día hay más gente interesada en el tratamiento profesional del instrumento, y salen a la luz obras importantes, como el concierto para armónica y orquesta de Heitor Villa-Lobos, que el año pasado toqué con la Sinfónica de Rosario. Me agarro de esas referencias para seguir inventando”.

Compartir: 

Twitter
 

Franco Luciani se ha cruzado con artistas como Eva Ayllon, Lila Downs, Gotan Project y Bob Telson.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared