espectaculos

Miércoles, 9 de agosto de 2006

MUSICA › AL FIN SE EDITO “PULSE”, UN SHOW INOLVIDABLE , EN UN DVD DOBLE

Pink Floyd en el living de casa

 Por E. F.

En 1995, cuando apareció el CD Pulse, las disquerías se llenaron de cajitas negras con un led rojo que titilaba. Pink Floyd tenía esas cosas, pero lo esencial era el contenido: la gira de The division bell propició no sólo un concierto impactante desde lo visual –porque PF tenía esas cosas–, sino también una performance en vivo de Dark side of the moon. El VHS de aquel show en Earls Court fue todo un hit y hace años que los fans esperan con los dedos cruzados la edición en DVD. Pues bien, es hora de descorchar.

Había razones para tanta demora con Pulse, la cajita con dos discos que acaba de aparecer aquí: fieles a su obsesión por el sonido, el guitarrista y cantante David Gilmour y el productor James Guthrie se tomaron su tiempo para ofrecer la mejor versión. Y así, el show es un protagonista ideal para una sala con luces bajas. Allí está todo el concierto, y todo el lado oscuro, y una montaña de extras con documentales, tomas desde el público, sonido mejorado, proyecciones de la pantalla, fotos, la introducción al Hall of fame con Billy Corgan y “Wish you were here”, mapas y diseños del escenario. Y puede disfrutarse hasta el fin tanto avance tecnológico: si en los ’80 Gilmour era poco más que un pelilargo en un poster borroso, Pulse delata al gordito que ya era en 1994, pero también permite disfrutar primerísimos planos de sus dedos, que duplican el disfrute viendo cómo hace todo lo que hace. Imprescindible.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.