espectaculos

Martes, 9 de diciembre de 2014

MUSICA › CHAMBAO Y UNA NUEVA VISITA A BUENOS AIRES

Legado que se vuelve moderno

Lamari, cantante del grupo que se presenta hoy en el Teatro Vorterix, analiza la década de vida del grupo y que la ha llevado a tener un sólido romance con el público local. “La música me permitió conocer un país del que me enamoré.”

 Por Yumber Vera Rojas

Para Lamari, Argentina provoca un sentimiento inexplicable, al igual que las buenas canciones interpretadas en idiomas que no entendemos: “Pese a que uno no sabe qué dicen, te llegan”, establece la vocalista de Chambao. Por eso el grupo español vuelve esta vez a Buenos Aires no para celebrar su primera década de trayectoria, sino para homenajear el aguante del público local desde su debut en el país, en 2007. “Aunque hay un gran charco que nos separa, siento que estamos al lado, al menos a nivel energético. Es un enorme privilegio para mí dedicarme a la música, porque me permitió conocer un país del que me enamoré.” No obstante, el festejo, que se oficiará hoy en el Teatro Vorterix, a partir de las 20, incluirá, además del confetti y de un carnaval, más que carioca, mestizo, la presentación de su más reciente álbum, 10 Años Around The World (2013). Pero la frontgirl andaluza prefiere referirse a este trabajo como “su nueva producción”, debido a que revisita las canciones más representativas de su obra a partir de remixes y reversiones.

Por donde se lo mire y escuche, 10 Años Around The World es un disco, valga la redundancia, redondo. Si bien el disparador de la propuesta sonora de Chambao es la revisión del flamenco a través de una perspectiva moderna e híbrida, en esta ocasión el grupo invitó a iconos de la música de diferentes estilos, generaciones y latitudes para que ofrecieran una óptica nueva y fresca de sus temas. “Si para una persona diez años significa mucho en su vida, para un grupo musical una década son los pasos de enseñanza, con lo cual considero que aún estamos aprendiendo –asegura Lamari–. Este álbum lo hicimos con muchas influencias con las que nos nutrimos. Para mí es muy importante la familia de la que vienes y la zona donde creciste, y por ello nuestro primer paso es la música de raíz, bien sea el flamenco, o cualquier manifestación que sirva de legado de lo que uno siente hermanado. Es un espacio en el que uno tiene mucho para ahondar, aunque luego está lo externo. Esto es el resumen de Chambao.”

Conformado por dos discos, el nuevo álbum de la agrupación andaluza, que ya cuenta con edición local, es un trabajo que contiene remixes de figuras referenciales de la electrónica europea como los ingleses Howie B y Gilles Peterson, y el indio Talvin Singh. Pero también incluye duetos con el cantautor brasileño Ivan Lins, con la folklorista colombiana Totó La Momposina, con los cantaores españoles Estrella y Enrique Morente, con el juglar maliense Toumani Diabaté, y con la estrella puertorriqueña del pop Ricky Martin. “Parece planeado, pero no lo fue”, revela la vocalista de 38 años sobre este repertorio en el que además sumaron “Hoy puede ser un gran día”, cover de Joan Manuel Serrat. “Fue una fortuna involucrar a un montón de gente a la que respetamos y admiramos, a nivel de raíz, de curiosidad y de generación, para que contribuyera con una mirada nueva de una canción que puede tener diez años. Son artistas que nos aportaron su corazón y su cabeza, al igual que su manera de entender y de expresarse. Y estamos muy agradecidos por ello.”

A pesar de que la aparición de su primer disco, Flamenco chill, en 2002, causó sensación porque demostró que el género rey de España estaba listo para una nueva encarnación, a partir de un estilo de la electrónica que se encontraba en boga, 10 Años Around The World le permitió a Chambao demostrar que hay vida más allá de las etiquetas. “Uno no se centra mucho en las preguntas que te puedan hacer después. Esta es mi profesión desde hace trece años, y en lo único que pensé cuando comencé fue en vivir de lleno la música, hacer viajes y conocer gente”, explica María del Mar Rodríguez, el nombre detrás del alter ego. “Hay un montón de música que consumo. Mis gustos varían entre los géneros de raíz y los experimentales. Hace poco descubrí a Chancha Vía Circuito, que me tiene enamoradita. Va un poco en sintonía con Chambao. Así como Perota Chinó (N. de R.: grupo argentino de indie folk que se tornó en un fenómeno gracias a las redes sociales). Los empecé a escuchar hace un par de años, porque una amiga me mandó un video a mi teléfono móvil, y me enganché.”

Pero no es fortuito que en Chambao, cuyo próximo disco saldrá a la venta en 2015, se viva la música con tanta intensidad, porque es el principal respaldo para su discurso concienciador sobre el cambio climático. “Es una de las cosas que me preocupan al momento de escribir y de andar en este mundo, al igual que para muchas personas”, expone Lamari, quien en 2009, junto a su banda, realizó un recital sin público en el Glaciar Perito Moreno, que fue plasmado en el disco En el fin del mundo (2010). “La vida se resume en el respeto. Partiendo de ahí, sólo por sentirte que avanzas y que creces, y que las cosas que te importan las apoyas, está bueno ser consciente de a dónde quieres pertenecer. Chambao sigue en eso, porque es una premisa para mí la consideración por el medio ambiente. Estamos en una época en la que vamos muy de prisa, sin saborear lo que uno mismo quiere, y donde te juega en contra la información o desinformación que existe. Uno debe centrarse en el sentimiento que tiene hacia la vida. Debemos ser honestos.”

Más allá del eje compositivo que lo distingue, el grupo español no es inmune a la situación política, económica y social que maltrata a su país. “Ojalá que el bipartidismo deje de existir”, dispara la también autora del libro Enamorá de la vida, aunque a veces duela, en el que cuenta su experiencia sobre el cáncer de mama que padeció a mediados de la década pasada. “Todo esto es muy complejo de explicar. En los cambios siempre hay un vacío un poco difuso porque uno no sabe por dónde salir. Entiendo y deseo, al igual que mucha gente en España, que algo nuevo ocurra. Llevamos muchos años viviendo la vida con un antifaz, y ahora estamos cansados de vivir algo que no corresponde a lo que te gustaría, como no encontrar trabajo o que los precios de los alimentos o del alquiler de vivienda no fuesen disparatados. No puedo avanzar en mi vida porque no me da. No sé cómo se verá desde afuera porque parece que protestamos por nada, pero sí lo hacemos, y por mucho: por la dignidad de vivir como una persona normal.”

Compartir: 

Twitter
 

“Este álbum lo hicimos con muchas influencias. Nuestro primer paso es la música de raíz.”
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.