espectaculos

Martes, 18 de agosto de 2015

MUSICA › JUANI FAVRE Y LA FLOR SALVAJE

Pasado y presente

 Por Yumber Vera Rojas

Poco después de que apareció su primer disco, Uruguay, hace 15 años, Juani Favre se convirtió en el juglar maravilla del pop independiente rosarino. A tal punto que Adrián Dárgelos lo contactó para conocerlo, extenderle su admiración por su novel obra e invitarlo a participar en un compilado. Luego el líder de Babasónicos le produjo un álbum. Pero Jessico explotó, y el proyecto quedó a la deriva hasta que el cantautor rescató esa utopía para concretarla. “Reflexioné sobre lo que hablamos, le escribí, y retomamos un proyecto que se encontraba latente desde 2002”, explica el músico. “Adrián me dijo que estaba de acuerdo, y me ayudó a recrear de otra manera un repertorio que transité y retransité en el under.” La flor salvaje será presentado hoy en Naturaleza Música (Nicaragua 5935), a las 18 hs., representa el merecido destape de uno de los secretos mejor guardados de la canción rioplatense.

El octavo álbum de estudio del artista rosarino, pieza fundamental del colectivo Planeta X (referencia de las propuestas de avanzada de la urbe litoralense), está conformado por una selección de canciones en las que su autor enlaza su pasado a partir de su presente. “Es un 50 y 50”, explica Favre. “Cuando me contacté de vuelta con Adrián, recién acababa de terminar un disco. Así que me puse a componer, pero me di cuenta de que no llegaba. Entonces me sugirió que grabara aquellos temas antiguos que se ajustaran mejor al formato de este disco, pues mucha gente aún no me conoce.” A pesar de la sencillez de su manufactura, Favre tornó esa combinación de guitarra y voz, amparado por la sapiencia de Dárgelos, en una emotiva arma letal. “En lo musical, no hubo cambios. Adrian y Gustavo Iglesias, ingeniero de esta producción, fueron respetuosos, abiertos y me dieron mucha libertad en el estudio. Es un disco que rememora las grabaciones de los sesenta y setenta: de una sola toma, y sin edición. Y yo me siento muy afín a esa manera de trabajar.” Pero que no se malentienda: Favre no es de los que añoran los viejos tiempos. “No busco el pasado para ser retro, sino para apuntar hacia adelante”, justifica el creador de La flor salvaje. “No es común mi propuesta como cantautor, aunque no pienso en eso. Lo que sí creo que existe es un achatamiento cultural.” El músico rosarino aprovecha la coyuntura musical y tecnológica para ofrecer concepto artístico dispuesto a abrir cabezas. “Si bien no es común pasar a otras esferas, es el tiempo que vivimos lo que me lo permitió. Luego de hacer una carrera subterránea, puedo dar fe de que existe una gran cantidad producción musical en la Argentina.” Este relanzamiento del cantautor coincide con la gran exposición que transita en este momento el pop independiente de Rosario. “Tenemos mucha producción cultural, más allá de la música. Pero no alcanza a autosustentarse por la poca población, lo que genera déficit y frustración. Eso lleva a la migración.”

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.