espectaculos

Miércoles, 19 de agosto de 2015

MUSICA › EL GUITARRISTA ROBBEN FORD ACTUARá MAñANA EN EL TEATRO VORTERIX

“Todos experimentamos con la música”

El músico californiano que acompañó en su momento a George Harrison, Joni Mitchell y Miles Davis presentará Into the sun, su nuevo CD. Pero su repertorio atravesará también otros momentos de su dilatada carrera, asociada preferentemente al blues eléctrico.

 Por Cristian Vitale

La excusa es presentar Into the sun, trigésimo cuarto disco de un largo trayecto que arrancó allá por 1972 con un álbum premonitorio (Discovering the blues) y que se llevó puesto un diverso –e intenso– mundo de mojones. Desde acompañar en gira a George Harrison o a la notable Joni Mitchell en algún momento de la década del ’70 hasta hacer lo propio con el Miles Davis, que apabulló a propios y extraños en el Festival de Montreux de 1986. Desde formar una banda clave como The Blue Line cuando arrancaban los ’90 hasta tributar a Paul Butterfield, con un disco revelador cuando amanecía el siglo. Desde –y hasta– codearse también con más luminarias del blues, el rock o el jazz como John Mayall, Bob Dylan, Larry Carlton o John Scofield. La excusa formal de Robben Ford es, entonces, mostrar ante ojos y oídos criollos su nueva criatura en el teatro Vorterix (Lacroze y Alvarez Thomas) mañana jueves. Pero hay otras, claro. “Me encanta venir a la Argentina”, agrega él, ante Página/12, y explica por qué. “Me encanta venir porque sin dudas es un gran público, muy receptivo y cálido. Esta es la cuarta o quinta vez que vengo a este país y noto que el blues es un género que viene creciendo mucho aquí, en los últimos años”, desliza el versátil músico californiano, elegido por la revista Musician como uno de los cien guitarristas más importantes del siglo pasado.

Una elección nada descabellada si se le suma a la data dada una serie de mojones más, como algunos de sus estupendos trabajos: Talk to your daughter y Blues connotation, por caso, o el mismísimo A day in Nashville, que precede al flamante Into the sun, y que también vino a mostrar a la Argentina el año pasado. “De ese disco ya hablé en su momento. Dije que fue grabado casi en vivo, pero en el estudio, y dije todo lo que tenía que decir. Ahora creo que debo referirme a Into the sun, el nuevo trabajo, que fue grabado con mucha tranquilidad en el estudio”, sostiene Ford. “A diferencia de lo que ocurrió con el anterior, nos tomamos un buen tiempo para hacer este trabajo, en el cual tuve excelentes invitados como Keb Mo. Lo grabamos con mi banda actual, con la que me siento muy cómodo y a gusto”, refiere el californiano refiriéndose a quienes lo secundan hoy: el ex guitarrista de los Black Crowes Audley Freed, más Ricky Peterson en teclados; Brian Allen en bajo y Wes Little en batería. “Me siento muy cómodo con ellos”, insiste el músico.

Into the sun es un trabajo alineado con el camino estético que eligió Ford. O que fue eligiendo según avanzaban las circunstancias de su prolífica vida musical: aires de jazz, soul y rock and roll, sumados a la entraña rhythm & blues y una columna vertebral innegablemente asociada con el blues eléctrico. El trabajo consta de doce piezas, entre las que sobresalen “High Heels And Throwing Things”, “Day Of The Planets”, “Stone Cold Heaven” y dos de las que Ford destaca un plus: “Rainbow cover” y “Rose of sharon”. “Cada tema del disco fue grabado con absoluta libertad por los músicos, y buscando que cada uno tuviera un sonido especial. Esto sucede en particular con ‘Rainbow cover’ y con ‘Rose of sharon’, que es una canción muy especial para mí, porque la compuse en un momento de mucha emoción personal. Si bien siento que todos los temas del disco tienen una belleza definida y bien lograda, la de ‘Rose...’ es muy especial. Destaco esta canción en particular, es la que prefiero”, sostiene Ford, que para su show en Buenos Aires estará acompañado por dos músicos argentinos: el guitarrista Rafael Nasta y el armoniquista Mariano Massolo. “Estaré bien acompañado”, agrega él.

–Hablando de compañías, usted tocó con una enorme cantidad de músicos a lo largo de su trayecto, pero nunca con B. B. King. Más allá de tal detalle, se descuenta que ha sido una gran influencia para sus músicas. ¿Qué fue lo que sintió con su muerte? ¿Qué se perdió con B. B. King?

–Con su lamentable muerte hemos perdido a un guitarrista referente del género. Su partida es una gran pérdida para la música en general, y para los músicos en particular, porque la verdad es que yo he sentido muy hondamente esta noticia... no tengo palabras para definir la tristeza que me ha provocado. Lo extraño mucho, ya.

–¿Y a quién más extraña?

–Extraño a muchos, pero en particular a Miles Davis. Igual, hay que pensar que la música está en constante movimiento, y tanto el blues como el jazz no son la excepción. Es un buen consuelo éste.

–¿Qué nuevas formas cree que están adquiriendo ambos géneros, en la actualidad?

–Yo soy de los que piensa que todos experimentamos con la música. Creo que cuanto más juego, experimentación y apertura de horizontes haya, más enriquecedor resultará para los géneros. Y más interesante el camino a recorrer, claro.

En este camino de apertura de horizontes –y haciendo el pasado propio y general a un lado–, Ford destaca la influencia de dos músicos actuales: la guitarrista de Alabama Shakes (Brittany Howard) y el guitarrista Chris Cain. “Pienso en ellos mirando para adelante”, sentencia este guitarrista de 64 años que, si mira para atrás, se encuentra inevitablemente con grandes músicos que pensaron lo mismo sobre él. Es como devolver gentilezas, al cabo.

Compartir: 

Twitter
 

Robben Ford lleva grabados treinta y cuatro discos, en los que también buceó en el jazz y en el soul.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.