espectaculos

Sábado, 26 de diciembre de 2015

MUSICA › LOS BEATLES VOLVIERON A SER NOTICIA SEGUIDO DURANTE 2015

El peso de una banda eterna

La llegada del catálogo de los Fab Four a las plataformas de streaming, con el ruido de registradoras correspondiente, fue sólo una parte de las novedades sobre la banda, que incluyeron relanzamientos, aniversarios y subastas millonarias.

 Por Joaquín Vismara

Pasaron cuatro décadas y media desde que Paul McCartney hizo pública su partida del grupo, pero aun así, los Beatles logran seguir siendo noticia año tras año, y este 2015 que ya termina no fue la excepción. A pesar de que el cantante y bajista confirmó su alejamiento con un comunicado oficial el 10 de abril de 1970, desde ese momento a la fecha la banda de Liverpool logró mantenerse vigente gracias a aniversarios, relanzamientos, retoques tecnológicos a su obra y por saber convertir en novedad algo que para cualquier otro artista puede llegar a ser un paso más en la rutina. Esta semana, los Fab Four sorprendieron a sus seguidores tras avisar la llegada de su música a todas las plataformas de streaming el día de Nochebuena, en lo que fue la última de las varias novedades relacionadas con el grupo este año.

La aparición de la música de los Beatles en servicios como Spotify, Deezer y Apple Music encontró desprevenidos no sólo a sus propios fanáticos sino también a la industria musical en sí. En un contexto en el que algunos de los números más recaudadores de la escena actual (el líder de Radiohead, Thom Yorke, y las cantantes Taylor Swift y Adele) decidieron retirar su obra de las tiendas digitales por las escasas regalías recibidas, la banda decidió poner a disposición toda su discografía completa en estas plataformas, algo inesperado tiempo atrás.

La estrategia tiene sentido si se analiza cómo el grupo se adaptó a cada formato existente. Los CD llegaron al mercado en 1983, pero la obra beatle no estuvo disponible en este soporte hasta 1987. De igual manera, el mercado de descargas legales iTunes inició sus actividades en 2003, pero el catálogo del grupo tardó otros siete años en formar parte de su tienda, tras un acuerdo legal en 2010. Según declaró a Rolling Stone Alex Luke, un inversor de capital de riesgo que trabajó para la industria discográfica estadounidense, el grupo “eligió el mejor momento posible para hacer esto”. Y agregó: “Los servicios de música digital tienen sus picos de actividad en navidad y la semana posterior gracias a todos los dispositivos que se regalan para estas fechas. Todos acuden a los servicios digitales en masa. Eligieron la ventana perfecta para maximizar su retorno”.

Cada noticia del grupo contiene mismas dosis de novedad y estrategia mediática y/o de marketing. Pocos meses antes, la banda volvió a las disquerías con la reedición de 1, un compilado publicado en el 2000 que agrupa las veintisiete canciones de la banda que llegaron al primer puesto de los rankings británicos. La versión 2015 del disco sirvió además para replantear su formato: una edición standard, otra con un DVD con los videos de sus 27 canciones, y una caja de lujo titulada 1+, que agrega un segundo disco con veintitrés clips inéditos o pocas veces vistos. La oferta es tentadora, como todo lo que se recicla, pero deja en el aire el lugar para la pregunta: “¿Y por qué lanzan esto ahora y no antes?”.

El año que termina también significó otro aniversario por partida doble para John Lennon, al cumplirse 75 años de su nacimiento el 9 de octubre, y 40 de su asesinato, el 8 de diciembre. Curiosamente, ninguna de las fechas contó con la aparición de ningún disco, en parte porque el catálogo solista del ex beatle se relanzó en 2010, cuando hubiera cumplido 70 años. De todos modos, Lennon fue noticia en noviembre, cuando se subastó una guitarra acústica Gibson que había usado en la primera época de la banda. El instrumento desapareció en 1963 después de un recital, hasta que cinco décadas después un coleccionista descubrió misteriosamente que esa guitarra vetusta que tenía en su hogar había pertenecido a uno de los músicos más influyentes del siglo veinte. Terminó en manos de la casa de subastas Juliens, y de ahí a las manos de un comprador anónimo, por la módica suma de 2,4 millones de dólares. Según reportes, es el precio más caro que se haya pagado hasta la fecha por un instrumento musical. Otro récord más, y van...

El que también dejó su impronta en el año es Ringo Starr. El ex baterista del grupo estuvo por tercera vez en Buenos Aires a principios de marzo, para dar un show al aire libre en el Planetario para clientes de una conocida empresa de telefonía móvil. Ocho meses después, el músico y su mujer, Barbara Bach, organizaron una gran subasta beatle, con más de 1300 piezas de colección de la banda de Liverpool. Entre las piezas que más alto cotizaron estaban su batería Ludwig, que Starr usó en más de doscientos conciertos, y que terminó en manos de un comprador que pagó poco más de dos millones de dólares por ella. No fue el único apostador se volvió de la casa de subastas con un incunable: otro se llevó el primer ejemplar del Album Blanco beatle, que tenía una base de 20 mil dólares, y terminó vendiéndose por 790 mil. Otros objetos, como discos de oro, anillos y fotografías también se vendieron por montos similares, quizá la prueba más fehaciente de que la historia tiene precio expresado en moneda de curso legal.

Compartir: 

Twitter
 

Hace unos meses, los Beatles habían vuelto a las bateas con 1.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.