espectaculos

Jueves, 8 de septiembre de 2016

MUSICA › CICLO EN EL CLUB MATIENZO

Habitar el cuerpo

 Por Paula Sabatés

¿Hacia dónde van las artes performativas? A partir de esa pregunta frecuente que se hacen diversos artistas comienza hoy la segunda edición de Cancha, un ciclo que el año pasado debutó en Club Cultural Matienzo con el objetivo de darle un espacio de visibilidad al arte de la performance, muy vital en la Capital Federal pero con pocos espacios disponibles y poca institucionalización. Con actividades que tendrán lugar hoy y el jueves próximo, cuatro artistas de diferentes campos realizarán obras en espacios específicos del lugar apostando al “proceso” que el recorrido les propone, poniendo en relación cuerpo, espacio y materia prima.

Así como la primera edición del ciclo cayó en un momento especial (muy próxima a la primera Bienal de Performance de la Argentina, que dejó nuevas reflexiones sobre el campo), esta segunda entrega cobra relevancia, según los artistas, por el momento político y social del país. “Las artes performativas tienen una consecuencia en las problemáticas sociales de turno, aunque probablemente siempre haya sido así”, desliza la dupla artística que integran Paula Baró y Cristian Cutró, muy ligada a otras expresiones del área de artes escénicas de Matienzo. “Pensar el cuerpo que necesitamos para habitar las ciudades en que vivimos o habitar los espacios arrinconados del contexto son algunos lugares en los que están activas hoy las artes performativas”, intentan definir.

No son los únicos que consideran fundamental la relación entre performance y contexto social. También Jair Jesús Toledo, performercordobés y también participante, que asegura a Página/12 que “en momentos de hostilidad está bueno apostar a la sensibilidad y construir desde ahí defendiendo un lugar y una responsabilidad”. Y también los otros participantes de esta edición –los multifacéticos Joao Marcelo Iglesias y Elisa Gagliano–, porque los cuatros trabajos que se presentarán (ambos jueves, de 19.30 a 22) tienen un profundo compromiso político, ya sea desde lo más literal de ese término como desde su posicionamiento estético.

No casualmente, para esta edición, los artistas seleccionados comparten una característica: la de apostar, según las curadoras Sabrina Cassini y Belén Charpentier, “a la espiritualidad, el territorio y la experiencia”. “Tiene que ver con adherir a algunas ideas como modos de abordar la realidad, a los lugares que habitamos. Lo que más nos gustaría es que el arte contemporáneo sea un verdadero coordinador cultural del territorio”, explican Baró y Cutró, mientras que Toledo se identifica más con la “espiritualidad”. “Tenemos un objetivo concreto que es concentrarnos en dar un servicio de carga energética a los espectadores”, adelanta el artista.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.