espectaculos

Martes, 21 de diciembre de 2010

LITERATURA › AURORA VENTURINI GANO EL PREMIO OTRAS VOCES, OTROS AMBITOS

Una peronista que se da Corte

Sin dotación económica, el premio pretende dar una segunda oportunidad a un buen libro que haya pasado inadvertido en el mercado español. La obra ganadora, la novela Las primas, será distribuida a través de la red de 83 librerías de El Corte Inglés.

 Por Silvina Friera

Los españoles se cayeron de culo. El primero fue Enrique Vila-Matas. La responsable de tamaño acontecimiento, una irreverente muchacha peronista sin edad –como se autoproclama con ese sentido de humor tan explosivo como las molotovs que supo armar y tirar allá por mediados de los años ’50, cuando la perseguía la salvaje represión de la “Libertadora”–, se cargó a unos cuantos más. Nada menos que cien en total, mujeres y hombres por igual, incluido al editor Jorge Herralde y escritores como Eloy Tizón, María Tena y Rafael Reig, entre otros miembros del jurado, integrado también por periodistas, críticos, editores, libreros y agentes literarios. Esa escritora genial –compañera de juergas, durante su exilio en París, del grupo de Sartre y Simone de Beauvoir– que hace tres años salió del “closet” literario cuando obtuvo el premio Nueva Novela de Página/12, festejó sus inmaculados 88 años con un regalo muy especial. Aurora Venturini ganó ayer –el mismo día de su cumpleaños– el Premio de Narrativa Otras voces, otros ámbitos, concedido por el Hotel Kafka y el Ambito Cultural de El Corte Inglés, con Las primas, publicada por Caballo de Troya (España) en 2009.

Sin dotación económica, Otras voces, otros ámbitos pretende dar una segunda oportunidad a un buen libro que haya pasado desapercibido en el mercado. La obra ganadora será distribuida a través de la red de 83 librerías de El Corte Inglés y estará bien a la vista en las estanterías de estos centros comerciales. “Yo no sabía que existía ese premio”, admitió, muy campante, Venturini en el video que filmó el domingo para agradecer este galardón. “Yo sé que mi novela es espléndida. Empecé a creer en los concursos con el jurado de Página/12”, agregó la autora de Las primas, novela ambientada en los años cuarenta que explora “el mundo tortuoso de una familia disfuncional” de clase media baja de la ciudad de La Plata. “A mí me han perseguido mucho”, recordó la escritora. “Abrían las réplicas y cuando veían que era yo, decían: ‘a esta peronista no le damos el premio’. Yo fui amiga de Evita, trabajé en la Fundación, y eso lo tuve que pagar muy caro”, resumió la flamante ganadora de la segunda edición de este premio, una especie de Goncourt a la española, al menos en su espíritu, que el año pasado obtuvo el mexicano Yuri Herrera con su novela Trabajos del reino, editada por Periférica.

Vila-Matas, el primero en caerse de culo cuando leyó la novela, integrante del jurado de Otras voces, otros ámbitos, escribió que quizá, tras el manuscrito de Las primas, “pudiera ocultarse el prolífico César Aira disfrazado de loca faulkneriana”. Si los españoles aún tenían dudas respecto de las “equivalencias” entre la historia de la novela y parte de la vida de su autora, la osada escritora las despejó. “Soy una minusválida manual, para lo único que sirvo es para escribir. No sé pelar una papa, no sé barrer, no sé abrir un frasco. Soy una inútil y en mi familia hay esas minusvalías, pero no manuales, sino de otro tipo”, aseguró Venturini, que escribió la novela premiada en sólo dos meses. “Ahora me parece mentira que la haya escrito yo y que le guste tanto a la gente.”

Las primas y su autora han recorrido un largo y lindo camino desde que ambas, tan jóvenes, radicales y vanguardistas, salieron del “closet”. Venturini escribe ocho horas diarias sin fatigarse. Quizá como Yuna Riglos con la pintura, ese personaje que ha trascendido a su creadora, Venturini encuentre en la escritura un modo de redención. “Yo escribo bien, no hay duda; es lo único que hago. Tengo que escribir todos los días, si no estoy robando tiempo. ¡Si no sé hacer nada!”, explicó la escritora que tiene 46 libros publicados y arrancó escribiendo poemas. “El que viene de la poesía puede hacer cualquier cosa. La poesía es lo más puro que hay.” Para multiplicar “el boom de la Venturini” se viene otra molotov de la narradora platense. En marzo Mondadori publicará Nosotros, los Caserta, una novela sobre la familia de la abuela paterna de la escritora. “Chela, la protagonista, es una Yuna más elaborada, social –anticipó–. El escritor escribe siempre sobre lo mismo.”

Compartir: 

Twitter
 

“Yo no sabía que existía ese premio”, admitió, muy campante, Venturini.
Imagen: Leandro Teyssiere
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared