espectaculos

Lunes, 9 de diciembre de 2013

LITERATURA › TERMINO LA 28ª EDICION DE LA FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE GUADALAJARA

Fin de fiesta con cifras para celebrar

La presencia de 656 escritores de 28 países atrajo 750 mil visitantes, un 7 por ciento más que en 2012. En el acto de cierre se produjo el “cambio de estafeta” con el cual Israel pasó el protagonismo a la Argentina, país invitado de honor el año próximo.

 Por Silvina Friera

Desde Guadalajara

“Un libro, al igual que un viaje, se comienza con inquietud y se termina con melancolía.” Esta frase del escritor mexicano José Vasconcelos, mencionada por Patricia Vaca Narvaja, embajadora argentina en México, resume el sentimiento que embarga a muchos cuando la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) termina. Luego de nueve días, 750 mil visitantes, un 7 por ciento más que el año pasado, pasaron por el predio ferial con sus curiosidades a cuestas y sus pasiones no sólo por los clásicos sino atentos a fisgonear qué hay de nuevo en el panorama de la literatura latinoamericana. En el acto de cambio de estafeta se despidió Israel como invitado de honor de este año y se dio la bienvenida a Argentina, invitado a la 28ª edición que se realizará del 29 de noviembre al 7 de diciembre en 2014, que pondrá el foco en la obra de Julio Cortázar en coincidencia con el centenario del nacimiento del autor de Rayuela. Rodica Radian Gordon, embajadora de Israel en México, le entregó un talismán de la buena suerte –obra basada en un diseño antiguo y creada por un artista contemporáneo– a Vaca Narvaja, quien a su vez le dio un set de mate con arreglos de plata, diseñado artesanalmente, a su par israelí. “Estamos recibiendo de Israel la antorcha olímpica de esta feria, la más maravillosa que yo he conocido”, ponderó Magdalena Faillace, directora de Asuntos Culturales de la Cancillería. “Vamos a traer como eje la identidad argentina en la diversidad. No queremos ser más el país europeo de América latina. Hace rato que nos esforzamos por dejar la mirada eurocéntrica. Somos orgullosamente latinoamericanos. Nuestro tema va a ser Latinoamérica y su lugar en el mundo.”

La FIL es la madre de todas las ferias del libro en Latinoamérica, la segunda más importante del mundo después de Frankfurt. El programa literario de esta edición contó con la participación de 656 escritores provenientes de 28 países. Cómo olvidar la voz del entrañable poeta francés Yves Bonnefoy, quien recibió el Premio FIL de Literatura durante la inauguración. El diálogo entre Mario Vargas Llosa y el israelí David Grossman, en el marco de la apertura del Salón Literario Carlos Fuentes, fue otro de los platos picantes y polémicos. Otros escritores que estuvieron en diversas actividades fueron Alessandro Baricco y la narradora mexicana Elena Poniatowska, reciente Premio Cervantes. Varios escritores argentinos desfilaron por la FIL: Leopoldo Brizuela, María Teresa Andruetto, Claudia Piñeiro, Eduardo Sacheri, Selva Almada, Leonardo Oyola y Ana María Shua, entre otros. El mundo editorial se hizo presente con 20.386 profesionales del libro y 1932 editoriales provenientes de 43 países. Faillace prometió llevar “nuestra cultura como estandarte de soberanía”. “Si hay alguien en Latinoamérica que tiene claro que la cultura es un eje de la soberanía, son los mexicanos, no solamente los intelectuales sino el pueblo, y nosotros les vamos a rendir un homenaje en esta feria”, aseguró la directora de Asuntos Culturales. “El compromiso es renovar esta antorcha con el fuego sagrado de la palabra que se expresa y queda en la literatura. El compromiso es traer la identidad argentina a través de la pujanza de su industria editorial, la segunda de la comunidad iberoamericana después de España”, comentó y anticipó que se organizarán muchos foros en torno a Cortázar, “que no sólo ha pasado a ser el autor más traducido del programa Sur, de subsidio a las traducciones, sino que es el más amado por la gente de todo el mundo y de todas las generaciones”.

Vaca Narvaja celebró el “nuevo horizonte” que se abre para el país con esta invitación. “Hay una recordada anécdota del encuentro entre Juan José Arreola y Borges en los Estados Unidos. Cuentan que Arreola se acerca a saludar a Borges y, estrechándole la mano, le dice: ‘Le entrego aquí 30 años de admiración’. Borges, irónico como era, responde: ‘Pero señor, qué manera de perder el tiempo’”, evocó la embajadora. “Pondremos todo, desde nuestro espacio, para que la presencia argentina en la FIL 2014 cristalice el afecto, el respeto; la hermandad histórica, política y literaria que por siempre nos ha unido. Vaca Narvaja propuso pensar la próxima edición como una creación literaria, “como un texto que fuéramos a escribir y construir juntos”. Entonces afirmó que “la literatura es trama y desenlace”, y citó los versos de una canción de Jorge Drexler en la que el cantante uruguayo plantea “amar la trama más que el desenlace”. La embajadora auguró “un tiempo maravilloso de construcción colectiva y de aprendizaje”.

El presidente de la FIL, Raúl Padilla, despidió a Israel y dio la bienvenida a la Argentina –“nuestro pariente cercano, un hermano del sur que ya conoce el camino de nuestra casa”–, que fue país invitado de honor en 1997. Además de la relectura de Cortázar que reavivará la coincidencia con el centenario de su nacimiento, Padilla aventuró un puñado de nombres de la constelación literaria argentina que seguramente visitará la FIL: Ricardo Piglia, Luisa Valenzuela, Ana María Shua y Alan Pauls. “Argentina cuenta con una industria editorial pionera en nuestro continente. En los libros y revistas argentinos, en las traducciones argentinas, se formaron generaciones de mexicanos y latinoamericanos”, reconoció el presidente de la FIL. “Ya es hora de que Argentina vuelva a la fiesta de los libros de Guadalajara, trayendo lo mejor de su literatura, su teatro, sus artes plásticas, su cine, su música y su baile, sin faltar, por supuesto, el tango, que compartirán de fiesta en fiesta por las noches tapatías.” Radian Gordon subrayó que la FIL es “la máxima fiesta mundial de las letras en español” y destacó la presencia de los manuscritos del Mar Muerto y los textos del científico Albert Einstein, así como la participación del Premio Nobel de Química 2009, Ada Yonath, entre otras de las actividades que programaron. La embajadora de Israel en México dijo que “la historia de nuestro pueblo está ligada al ‘libro de los libros’ y a la lengua hebrea de manera indisoluble”. Como una muestra de afecto entre México, Israel y la Argentina, el rector general de la Universidad de Guadalajara, Tonatiuh Bravo Padilla, obsequió a las embajadoras Rodica Radian y Vaca Narvaja artesanías de Tonalá y de la región huichola del estado.

En el final de esta edición, las certeras palabras de Vaca Narvaja rebotaron en el músculo del porvenir: “Amar la trama más que el desenlace es la clave para llegar con éxito al epílogo”.

Compartir: 

Twitter
 

La embajadora argentina Patricia Vaca Narvaja, en la ceremonia de cierre de la feria.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.