espectaculos

Jueves, 2 de octubre de 2008

CINE › EL REINO PROHIBIDO, CON JACKIE CHAN Y JET LI

Duelo de titanes en el ring

Homenaje a un género heterogéneo como pocos, El reino prohibido no desaprovecha la posibilidad que significa reunir por primera vez a los dos iconos más grandes que ha dado el cine de artes marciales desde la muerte de Bruce Lee.

 Por Juan Pablo Cinelli

Alcanzan las primeras escenas y la secuencia de los títulos para darse cuenta cuál es el imaginario al que le gustaría pertenecer a El reino prohibido –coproducción chino-estadounidense a cargo de Rob Minkoff, director de pocos títulos entre los que se destaca El rey León– y cuál es su intención. Homenaje a un género heterogéneo como pocos, El reino prohibido no desaprovecha la posibilidad (económica) que significa reunir por primera vez a los dos iconos más grandes que ha dado el cine de artes marciales de China y Hong Kong desde la muerte de Bruce Lee: Jackie Chan y Jet Li. Aunque ambos ya dijeron que El reino prohibido no los terminó de convencer por demasiado norteamericana, la verdad es que la película, sin ser una de sus mejores, tampoco es la peor y no merece el repudio.

El comienzo muestra a un personaje mítico despachando a un ejército de soldados imperiales, mientras salta entre nubes del pico de una montaña a otra. Si bien la escena (y en gran medida toda la película) remeda a la visual estilizada de Héroe, La casa de las dagas voladoras o El tigre y el dragón, las características del personaje recuerdan –más como caricatura que como reversión– a las películas que hasta hace poco repetía el ciclo Karate for ever: inocente, fantasioso e invencible. Que todo aquello sea un sueño de Jason, un adolescente norteamericano fanático de las artes marciales que se durmió viendo Monkey Goes West, clásico de los legendarios estudios Shaw, y que tiene el cuarto empapelado con afiches de Bruce Lee, no hace más que confirmar ese homenaje que de forma explícita redondean los créditos iniciales.

Jason mantiene una relación amistosa con Hop, un viejo que atiende una casa de empeños en el Barrio Chino, donde descubrirá entre el revoltijo de cosas que se apiñan ahí un antiguo bastón que Hop insiste en guardar como una reliquia que ha atravesado generaciones a la espera de que un hombre venga por ella. La escena avisa que tal vez el héroe sea el menos pensado (o no tanto). Cuando Jason sea acosado en la escuela por una banda de chicos que se burlan de él, regalándole una paliza, será inevitable no recordar la saga del Karate Kid. Obligado por los otros a engañar al viejo para robarlo, Hop es baleado al tratar de defenderse; y herido le entregará a Jason el bastón en custodia. En su huida, empujado por una fuerza extraña, el chico caerá desde un techo... a la China medieval, ambiente clásico del género. Ya en un tono que va de la comedia a lo épico, entre inmortales y monjes, generales y emperadores, Jason deberá cumplir una misión para poder volver a su tiempo.

El reino prohibido cumple el sueño de enfrentar a los inigualables Jackie Chan y Jet Li. Coreografiados por Woo-Ping Yuen, responsable de ese mismo trabajo en todos los grandes hitos del kung fu cinematográfico de los últimos años (Matrix, El tigre y el dragón, Kill Bill, Kung fusión), aunque sin sorprender a nadie, sus peleas no defraudarán. Y si tienen algún favorito, que seguro lo tienen, por las dudas no apuesten.

6-EL REINO PROHIBIDO

The Forbidden Kingdom, EE.UU./China, 2008.

Dirección: Rob Minkoff.

Guión: John Fusco.

Fotografía: Peter Pau.

Música: David Buckley.

Intérpretes: Jackie Chan, Jet Li, Collin Chou, Lu Yifei, Li Bing Bing y Michael Angarano.

Compartir: 

Twitter
 

Las coreografías son de Woo-Ping Yuen, maestro del kung fu cinematográfico de los últimos años.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.