espectaculos

Domingo, 7 de diciembre de 2008

CINE › FESTIVAL PANTALLAS MUSICALES, EN LOS JARDINES DE SAN ISIDRO.

Imágenes y sonidos al aire libre

Inspirado en el Cinema Ritrovato de Bologna, la primera edición de este festival local que comenzó ayer rescata films poco conocidos del período mudo y, junto a clásicos consagrados, los proyecta con acompañamiento musical en vivo.

 Por Oscar Ranzani

Una buena oportunidad de ver películas del cine mudo tanto extranjeras como argentinas, con acompañamiento musical en vivo. Esta es la propuesta del Festival Pantallas Musicales que comenzó ayer en San Isidro y que está inspirado en el Cinema Ritrovato de Bologna (con 22 años de existencia) y en el Cine Mudo de Pordenone, que tiene 26 años de historia. Organizado por la Dirección General de Cultura de la Municipalidad de San Isidro, la Fundación Cinemateca Argentina y Festpiele (productora del Festival Internacional de Música de Ushuaia), el ciclo se de-sarrollará hasta el próximo viernes en distintos ámbitos como los jardines del Museo Pueyrredón, la Catedral de San Isidro, la Plaza Mitre, los jardines de Villa Ocampo, el Paseo de los Tres Ombúes, la Plaza 9 de Julio y el Cine Atlas del Tren de la Costa, con entrada gratuita. “La idea es redescubrir y revalorizar películas que hace tiempo no se ven porque no se conocen, porque desaparecieron las copias, o por distintas motivos. Y unir el cine y la música”, señala Marcela Cassinelli, vicepresidenta de la Fundación Cinemateca Argentina, y agrega que como se trata de films exhibidos en ámbitos no tradicionales y con música en vivo se genera “todo un clima que va más allá del evento cinematográfico”.

Una película argentina abrió el festival: Expedición Argentina Stoessel, de los hermanos Andrés y Adán Stoessel. Otra de las producciones nacionales es Dos basuras, dirigida por Kurt Land y estrenada en 1958. Esta es la única película del período sonoro del ciclo. El film se proyectará como un homenaje a Astor Piazzolla. Cassinelli recuerda que el creador de “Adiós Nonino” hizo la música “de más de cincuenta películas y algunos de sus tangos más importantes los escribió originalmente para el cine, dato que prácticamente no se conoce”. Y recuerda que Dos basuras, en su momento, “quedó olvidada, no fue entendida. Fue una película muy moderna y el director Kurt Land decía que era su mejor película pero que había sido su mayor fracaso. Está filmada con los preceptos del neorrealismo italiano, en la calle, por La Boca y la Isla Maciel. Amelia Bence interpreta a una prostituta que se enamora de un obrero de las cloacas. El la lleva a vivir al conventillo y le dice ‘Yo tengo un solo disco’. Es ‘Lo que vendrá’. Y esa música tiene una incidencia muy dramática en la historia”, analiza.

La tercera película argentina del festival es Perdón, viejita, de José Agustín Ferreyra (1928). Cassinelli señala que “Perdón, viejita” es también el título de un tango. En ese sentido, la película misma es como una pieza del 2 x 4: “La chica a la que la vida la llevó por el mal camino pero que se redime y va a vivir a la casa del muchacho. La hermana se pone de novia con un tipo que es un desgraciado que le regala una joya robada y a la otra la acusan injustamente”, explica Cassinelli. Ferreyra la había sincronizado con discos de tango ya que los distintos actos tenían diversas canciones. La proyección contará con acompañamiento musical de Vale Tango, dirigido por Andrés Linetzky, y con el solista Esteban Riera. Entre los clásicos extranjeros se encuentra La pasión de Juana de Arco, de Carl Theodor Dreyer. Es un drama histórico sobre esta figura también histórica que se enfrenta a una condena a muerte por un tribunal eclesiástico. Considerado uno de los más grandes realizadores del cine mudo, el danés Dreyer estrenó La pasión... el 21 de abril de 1928 en Copenhague y, según se estima, fue la única vez que se proyectó íntegramente. La pasión... será acompañada musicalmente por orquesta y coros dirigidos por Santiago Chotsourian.

Una perla de la muestra será Erotikon (1929), del checo Gustav Machaty. Un grupo de cámara dirigido por Santiago Chotsourian interpretará la partitura original de Jan Klusák. “Es la joya del cine checo y no se vio nunca en la Argentina. Y creo que no se vio nunca en Sudamérica”, afirma Cassinelli. A su vez, las vanguardias estarán presentes a través de cuatro cortos: el clásico Un perro andaluz, de Luis Buñuel y Salvador Dalí; La estrella de mar, de Man Ray; Rebelión matutina, de Hans Richter, y Entreacto, de René Clair. Todas contarán con el acompañamiento musical del trío de Marcelo Katz. Rebelión... “es una animación donde los objetos cotidianos cobran vida”, explica Cassinelli. La estrella... está basada en un poema y “es una película muy etérea, muy poética, con unas imágenes preciosas”. Entreacto se presenta con la partitura original de Eric Satie que “es completamente distinto a verla muda, es la música que se escribió especialmente para cuando se presentó Entreacto, que era un complemento de un ballet. Entreacto la hizo René Clair con todo el grupo de los surrealistas”, explica Cassinelli.

Si de cine mudo se trata es infaltable, entonces, la figura de Charles Chaplin. En este caso, se presentarán los cortos Carlitos cambalachero (1916), Carlitos vagabundo (1916) y Carlitos inmigrante (1916), con la presencia de Ernesto Jodos que interpretará un repertorio de jazz.

Q La programación completa, sedes y horarios pueden consultarse en www.pantallasmusicales.com

Compartir: 

Twitter
 

Dos basuras, con Amelia Bence, único film sonoro del ciclo, tiene música original de Piazzolla.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.