espectaculos

Viernes, 16 de enero de 2009

CINE › BOLT, PRIMERA EXPERIENCIA DE DISNEY EN 3-D DIGITAL

El prisionero de un gigantesco simulacro

 Por Horacio Bernades

6

BOLT (EE.UU., 2008)

Dirección: Chris Williams y Byron Howard.
Guión: Dan Fogelman y Chris Williams.
Supervisor de animación: Doug Bennett.
Estreno en versión 3-D en Hoyts Abasto y Cinemark Palermo. En el resto de las salas se estrena en 2-D.
Versión subtitulada, sólo en Village Recoleta.

Primera experiencia de Disney en 3-D digital, Bolt es también el producto inicial de la división de animación de la compañía bajo dirección de John Lasseter, cerebro y motor de Pixar. La propia película deja ver esa doble marca de origen. Como las creaciones Pixar, Bolt cuenta con un asombroso estándar técnico y un detallismo maniático, además de apostar por una historia y personajes autosuficientes, asumir ciertos riesgos intelectuales y desarrollar líneas temáticas y narrativas presentes en Toy Story, Buscando a Nemo y Cars. Pero algunos truquitos marketineros y una falta de consecuencia con sus temas suenan a masividad Disney. El resultado es agradable y de primera, pero no está a la altura de los propios planteos.

Cruce de Buzz Lightyear con el protagonista de The Truman Show, Bolt, prisionero de un gigantesco simulacro, cree ser lo que no es. Se supone un can con superpoderes e ignora ser sólo la estrella de una serie de acción, en la que hace de superperro. Para dotar de verosimilitud a su actuación, todos, en la cadena para la que trabaja, actúan a su vez haciendo pasar artificio por realidad. Incluida su dueña y coequiper, Penny, ante cuya responsabilidad en el plot de la película se hace la distraída. Aun así, la primera parte de Bolt no deja de emitir siniestras reverberaciones, que el resto del film se ocupará de dejar atrás. Lanzado al mundo exterior por accidente, el rehén descubrirá su condición de perro-actor, pero sin angustiarse como lo haría su antecesor, el astronauta de Toy Story: aquí todo es más liviano y pasajero. Junto con dos amigos, el pichicho terminará atravesando América de costa a costa (todo un clásico de la cultura estadounidense), al reencuentro de Penny. Reencuentro que borra la tristeza, calma la amargura.

La película, de la que en Argentina se presenta una única copia subtitulada (en una sala del Village Recoleta), está dividida en tercios. En los dos últimos Bolt se hace amigo de la gata Mittens, bicho realista que lo pone al tanto de su condición, y de su opuesto, el hamster Rhino, suerte de niño con pelos que, siendo su fan número uno, no está dispuesto a aceptar que el perro no sea el héroe de acción que él quiere creer que es. Detalle interesante, la esfera de cristal en la que Rhino está atrapado lo convierte en reflejo del protagonista. Creyéndose más de lo que es, este gordito simpático y dientudo es el Timón y Pumba de Bolt: uno de los más notorios trucos-Disney. En términos visuales, esta ópera prima del tándem Chris Williams & Byron Howard es deslumbrante. Tanto en la secuencia inicial, corto de superacción que deja al más imponente tecnothriller como productito de décima, como en la sofisticada reproducción del más mínimo gesto de los tres animalitos protagónicos. Expresiones que son producto de una observación maniática de la realidad: otra tradición más Disney que Pixar.

Detalle bastante inusual, que apunta a mantener cierto marco de realismo y juega sutilmente con el punto de vista, todos los animales de la película hablan hasta por los codos entre sí, pero en presencia de humanos se mantienen mudos. Es característica de esos avanzados de la computación animada que son Lasseter & Cía. la funcionalidad con la que está utilizado el 3-D. Hasta el punto de que Bolt puede verse perfectamente en 2-D, sin que pierda mucho. ¿Y el tema de la manipulación corporativa, las cuestiones de identidad, el mundo como simulacro, el encierro en una realidad paralela, la fusión de lo artificial y lo real, en qué quedaron? En nada. Habrá que esperar a la nueva de Pixar para seguir pensando en ellos.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.