espectaculos

Jueves, 8 de octubre de 2009

CINE › MI VIDA EN GRECIA, DIRIGIDA POR DANIEL PETRIE

Cómo ganar dracmas de modo vulgar

 Por Horacio Bernades

“Llámenme Poupi”, dice el chofer de un ómnibus turístico, y los pasajeros se miran entre risitas sofocadas, porque en inglés poupi suena a “caquita”. “¿Por qué mejor no lo llamamos por el apellido?”, pregunta uno, y la guía le consulta al chofer, que es griego. “No, prefiere que no”, traduce. “El apellido es Kakas.” Y todo el pasaje se descostilla de risa, como se supone deberían hacer los espectadores. Ese es el nivel (cómico, cinematográfico y hasta humano) en el que se mueve esta película, cuyo título original (Mi vida en ruinas) tal vez sea su único mérito. No está nada mal el título, teniendo en cuenta que la protagonista trabaja como guía turística en Grecia. Pero el título de distribución local se ocupa de anular ese único mérito.

Después de Mi gran casamiento griego, la actriz canadiense Nia Vardalos sigue intentando convertir las raíces familiares en dracmas. Vardalos es aquí Georgia, profesora de Historia Antigua que se gana la vida trabajando como guía turística. Ella lleva a los turistas a visitar el Agora, el Templo de Hefestos o Delfos y les habla de los diálogos entre Platón y Sócrates, el culto de Apolo o el Oráculo. Todo para nada. Los turistas sólo quieren souvenirs berretas, remeras con el Partenón, ruinas de cerámica. Si lo que se quiere es plantear alguna clase de conflicto entre la cultura clásica y la vulgaridad del mundo contemporáneo, la vulgaridad de la propia película preanuncia cómo se va a resolver el conflicto: con la intelectual bajando de su torre de cristal y dándole de comer al bajo vientre, al que desde hace demasiado tiempo tiene subalimentado. Que es el consejo que le dio un turista yanqui, que funciona como el Sabio de la película y al que interpreta, sin que se le caiga ningún Oscar, Richard Dreyfuss.

Coproducida por el matrimonio de Tom Hanks y Rita Wilson, escrita por un graduado de Los Simpson (Mike Reiss) y “dirigida” por ese talón de Aquiles cinematográfico que es Donald Petrie (el de Mystic Pizza, Dos viejos gruñones, Miss Simpatía), Mi vida en Grecia combina la comedia romántica en piloto automático con el más crudo catálogo de estereotipos. “Ahí vienen esa pila de vulgaridad que son los turistas yanquis, los ingleses paspados, las divorciadas en busca de sexo, los australianos a los que no se les entiende nada”, anuncia la protagonista, y lo que viene es exactamente lo que ella acaba de anunciar. Mi vida en Grecia, comedia tautológica.

4-MI VIDA EN GRECIA

My Life in Ruins, EE.UU., 2009.

Dirección: Daniel Petrie.

Guión: Mike Reiss.

Intérpretes: Nia Vardalos, Richard Dreyfuss, Alexis Georgoulis, Rachel Dratch y Caroline Goodall.

Compartir: 

Twitter

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.