espectaculos

Martes, 27 de octubre de 2009

CINE › PABLO TESORIERE HABLA DE PACTO ENTRE DIRIGENCIA Y BARRAS EN FúTBOL VIOLENCIA S.A.

Cuando golpear es parte del negocio

El documentalista es miembro de la ONG Salvemos Al Fútbol y ya había hecho una película sobre los trágicos sucesos de Puerta 12. Ahora se mete a investigar el porqué del accionar patotero de las hinchadas y habla de “ausencia de Estado”.

 Por Leonardo Ferri

Muchas cosas se han dicho sobre la violencia en el fútbol: que es un problema social, que es culpa de la policía, que los estadios son una trampa en sí mismos, que los barrabravas son protegidos por policías y autoridades. El documental Fútbol Violencia S.A., que se verá en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, va un poco más allá de la simple opinión del hincha y, en base a la investigación desarrollada y a los testimonios recogidos, arriesga su hipótesis: la violencia es fruto de una sociedad anónima entre barrabravas y dirigentes, y que no sólo se limita a los partidos de fútbol, sino que también alcanza a los eventos musicales y actos políticos. Bajo esa premisa, los golpes, las corridas, el pago a los cuidacoches, los baños asquerosos y los accesos quiméricos son y generan violencia, más allá del lugar donde sucedan. “Lo que hace el documental es demostrar la ausencia de Estado que hay, no sólo en el fútbol, sino en general –asegura ante Página/12 su director, Pablo Tesoriere–. No es un documental sobre fútbol en sí, sino que muestra el aspecto violento de una sociedad anónima vinculada con el fútbol, de la que nadie se hace cargo mientras las muertes siguen acumulándose sin ser resueltas.”

Tesoriere, que es director y profesor de cine, viene de una familia futbolera, y forma parte de la ONG Salvemos Al Fútbol. Como documentalista se interesó e investigó el caso de la fatídica Puerta 12 –su anterior trabajo– porque había muchas versiones y no estaba claro qué había pasado. Fútbol... es consecuencia de su contacto con el lado violento de este deporte, abordado desde un costado sociológico. Con mucho trabajo de archivo y numerosos entrevistados, entre los que se destacan Víctor Hugo Morales, Eduardo Galeano, Alejandro Fabbri, Carlos Avila, Mariano Bergés, Roberto Fontanarrosa, Enrique Macaya Márquez y Felipe Solá, entre otros, el documental indaga sobre los motivos y reflexiona acerca de las posibles soluciones para este problema. Si bien Fútbol... todavía no fue estrenado de manera comercial, sí participó de varios festivales y proyecciones independientes. Por tratarse de un trabajo sin plazos, la financiación corrió por cuenta del propio director. El interés que despertó hizo que fuera declarado de Interés Cultural y Deportivo por la Legislatura porteña y por la Cámara de Diputados de la Nación; de Interés Provincial, Legislativo y Cultural por el Senado bonaerense; y honores similares en las ciudades de Córdoba, Rosario y Morón.

–Desde hace tiempo se habla de la futbolización del rock, o la rockerización del fútbol para hablar de un problema que no sólo rodea al deporte...

–Tal cual. En el documental Puerta 12 había un paralelismo entre lo que pasó en ese lugar hace cuarenta años y lo que sucedió en Cromañón en 2004, en lo que respecta a puertas cerradas y personas con la necesidad de entrar y salir de lugares destinados a espectáculos. Las imágenes simbólicas de Puerta 12 y de Cromañón son muy similares: en una había zapatos y en la otra, zapatillas. La situación fue la misma, cambió la moda. También queda demostrado en este documental, cuando en el traslado de los restos de Perón se genera un tipo de violencia de cancha, porque había dirigentes y barrabravas. Y esto también pasa en el interior del país, donde este mismo tipo de situaciones violentas se vive en las inferiores, con los padres que presionan a sus hijos y se pelean entre ellos.

–Debe haber costado que los entrevistados no se pusieran el cassette, algo muy habitual en el mundo del fútbol.

–Sí, es muy común que eso pase. Es muy complicado que los que trabajan en la televisión digan lo que piensan porque muchas veces se pueden jugar su laburo. Hay una especie de temor y es poca la gente independiente que puede hablar y expresar su ideología hoy en día. Víctor Hugo es uno de los pocos periodistas que dicen sinceramente lo que piensa.

–En Fútbol... no hay voces de dirigentes –salvo las de Raúl Gámez (ex Vélez) y Horacio Usandizaga (Central)– ni de jugadores. ¿Fue intencional o no quisieron hablar?

–En realidad los dirigentes no hablan de violencia en el fútbol porque están involucrados, de manera directa o indirecta, por eso no denuncian: porque van a tener aprietes. Por eso elegí a las dos personas que sé que no se van a poner el cassette: Usandizaga es una persona que siempre se caracterizó por decir lo que siente y denunciar las amenazas; y Gámez igual. Los jugadores son complicados, no se animan a hablar o hablan sin la cámara de por medio. Y tampoco los vincularía directamente con la violencia, son la última escala, e incluso muchas veces, víctimas. Igualmente fue imposible entrevistarlos.

–Al tratarse de imágenes reales, ¿cómo trabajó para que la violencia que aparece en la película no fuera tan chocante?

–Hubo un gran trabajo en la edición de sonido y en la musicalización, que está basada en la electrónica, pero tiene varias cosas, incluso tango. Se trató de hacer una música empática, es decir, que con imágenes violentas se escuche una música que baje un cambio, que no aturda al espectador.

–Si bien en Fútbol... queda claro que la mayor parte de la responsabilidad es de los dirigentes, ¿no existe una contradicción o un doble discurso en que el documental sea declarado de interés por las Legislaturas?

–A mí me sorprendió mucho. La idea era que la película fuera presentada en lugares donde la gente se haga cargo. Que la presentación de Fútbol... haya sido en el Congreso de la Nación es bueno, porque quiere decir que hay políticos, aunque no sean todos, que se están haciendo cargo del problema y hablan del tema. Con la ONG Salvemos Al Fútbol queremos presentar un proyecto de ley contra la violencia en el fútbol, ahí veremos si el compromiso es verdadero. El mismo Senado pidió que se haga una edición más corta para ser proyectada en escuelas, para generar educación y conciencia.

Compartir: 

Twitter
 

Fútbol Violencia S.A. va más allá de la opinión del hincha.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.