espectaculos

Viernes, 2 de noviembre de 2012

CINE › EN TV HOY A LA MEDIANOCHE ARRANCA UN ESPECTACULAR ANI.MES EN I.SAT

Un ciclo para atarse al televisor

En el casi medio centenar de cortos a exhibirse abundan nombres claves del cine de animación, del inmenso Bill Plympton al loado PES, pasando por Lev Yilmaz y el recién llegado David O’Reilly.

 Por Horacio Bernades

Tomando el relevo del recordado Caloi en su tinta, pero yendo incluso más allá, el ciclo Cortos I.Sat, que ese canal de cable pone al aire desde hace un lustro, se recarga en noviembre con una programación especial, a la que sus responsables tuvieron la ocurrencia de poner por nombre Ani.Mes. ¿Qué es lo especial de la programación de este mes? Los nombres convocados, entre los cuales figura buena parte de los creadores de punta del rubro. Los títulos que se emitirán, que incluyen favoritos absolutos, ganadores de festivales y hasta del Oscar. El hecho de que varios de ellos –entre los que se cuentan algunos producidos el año pasado o este mismo año– se exhibirán en carácter de estreno absoluto en Argentina. A buscarse el sillón más cómodo, entonces, e instalarse frente al televisor durante una hora, hoy y los cuatro próximos viernes a la medianoche, esperando lo inesperado: ninguno de estos cortos responde a lo que hasta hace poco se entendía por “dibujitos”, fueran éstos para niños o de qualité europea.

Esa es, sin ir más lejos, una de las diferencias más notorias que Cortos I.Sat mantiene con la línea de programación de Caloi en su tinta, más inclinada a ciertas formas del lirismo, la poesía visual, la belleza plástica entendida en sentido tradicional. Los cortos que emite el canal de cable del grupo Turner suelen ser más crudos, más extremos, más zarpados, y desde ya que los programados para este Ani.Mes son un claro ejemplo de todo ello. Abundan, en el casi medio centenar de cortos a exhibirse, nombres claves del género, del inmenso Bill Plympton al loado PES, pasando por el extraordinario Lev Yilmaz y el recién llegado David O’Reilly, además de incluirse varios del colectivo francés Autour de Minuit, actualmente en primera línea del género. Visitante del Festival de Mar del Plata unos años atrás, el enchufadísimo Plympton (Portland, Oregon, 1946) no se fija ninguna clase de límites en sus trabajos. Ni plásticos ni estilísticos, ni éticos, ni morales ni nada. Nominado al Oscar un par de veces, en Ani.Mes se verán, de su autoría, la recontraexplícita More Sex and Violence (viernes 9), la increíble Santa: The Fascist Years, la reciente The Cow Who Wanted To Be an Hamburger (ambas el viernes 16), la demencial Guard Dog Global Jam (convocados por el propio autor, 70 artistas visuales recrean, en 5 minutos, un famoso corto de Plympton) y Eat (viernes 23).

Adam Pesapane para el registro civil, los trabajos en stop motion del artista que firma como PES se basan en un principio esencial del surrealismo: sacar un objeto de su contexto habitual y ponerlo en otro inimaginable. Esto puede advertirse en su genial ópera prima de 2001 Roof Sex, donde dos sillones practican furiosamente lo que el título anuncia (viernes 2), tanto como en Fireworks (viernes 9), Western Spaghetti y la increíble guerra aérea con fósforos, chiches y bolas de Navidad de KaBoom (viernes 16), así como en Game Over (viernes 30). Nacido en Boston de familia turca, el cuerpo de obra esencial de Lev Yilmaz es la serie Cuentos de la mera existencia, de la cual se emitirán seis episodios, a razón de uno o dos por semana. Autor también de historietas, en cada uno de ellos Yilmaz narra, en off, pequeños fragmentos de su vida (de la vida de cualquier solitario bicho hiperurbano, por extensión), entre ácidos y absurdos: una típica conversación de hijo con madre que no escucha, un intento de levante no concretado, una fase de extrema neurosis, unos días de insomnio. En términos visuales, se trata de simples bocetos en blanco y negro, que por truca van tomando cuerpo ante los ojos del espectador. Algo así como monólogos de Seinfeld dibujados por Copi, pongamos.

Irlandés afincado en Los Angeles, a los 27 años el culto de David O’Reilly no para de crecer. De él se verán The External World (viernes 23), suerte de Aleph animado que contiene los fragmentos más heterogéneos que (no) puedan concebirse: pedazos de videogames, de sitcoms y películas (todo ello inventado, por supuesto), un asilo para caricaturas chochas, un Mickey Mouse viajando en el subte, una orgía de teletubbies, una breve historia protagonizada por soretes vivientes... Todo ello animado con las técnicas y estilos más diversos, y “pegado” entre sí con inauditos carteles de “Mientras tanto”, “Unos minutos antes”, “Intermedio” y así. Si hubiera que elegir el más loco de los cuarenta y tres cortos de Ani.Mes, he allí la candidata del firmante. Las aventuras de Octocat (viernes 30) reproduce todas las fases de un cuento de iniciación tradicional, pero protagonizado por un gato-pulpo, dibujado de modo deliberadamente infantil y surrealizado. O’Reilly lo subió a YouTube bajo el nombre de un niño apócrifo, Randy Peters. Hasta que se supo que Randy Peters era él.

Pero no todo es animación anglosajona en Ani.Mes. La programación incluye varias gemas francesas. Berni’s Doll (hoy, viernes 2) es una historia negrísima, sobre un solitario que arma una muñeca sexual de a pedazos. Premiada el año pasado en el festival de Annecy, Pixels imagina una fuga apocalíptica de las unidades de video del título. En la cautivante Le petit dragon, un muñequito de Bruce Lee cobra vida, y Madagascar, carnet de voyage –nominada al Oscar el año pasado– es un trabajo de enorme ambición estética, que funciona como álbum de viaje desplegable, enteramente trabajado a la manera de la pintura naïf africana. En Dog Days, un tipo despreciable cita a su mujer en un restorán, para anunciarle que la deja. El pequeño detalle es que él es un perro salchicha de anteojos y ella una mastina gigantesca (todas éstas se emiten el viernes 9). Babioles (viernes 30) es una maravilla absoluta, con dos inolvidables muñequitos huyendo de un basural e intentando conseguir quien los adopte en la ciudad.

Los cortos argentinos se reducen a un par. Hoy se verá Gong, de María Antolini, joya producida por la compañía de Juan José Campanella, 100 Bares. La desoladora Empleo, de Santiago Bou Grasso (viernes 16) ganó nada menos que 40 premios internacionales. En ella la gente funciona como herramientas, objetos útiles, percheros y felpudos. Tampoco pueden dejar de recomendarse The Man in the Blue Gordini, Muzorama, The Lost Thing, Red Rabbitt, Rubika... Bah, lo mejor que puede hacerse es suspender todas las salidas de viernes durante un mes y convertirse en potato couch por una hora.

* Programación completa de Ani.Mes en http://isat.sur.amoelcine.com/home

Compartir: 

Twitter
 

La desoladora Empleo, de Santiago Bou Grasso, ganó nada menos que cuarenta premios internacionales.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.