espectaculos

Miércoles, 13 de noviembre de 2013

CINE › ALBERTO LECCHI HABLA DE SOLA CONTIGO, SU NUEVA PELíCULA, CON ARIADNA GIL

“Es muy difícil escapar de la neurosis”

En su nueva película, el director de Nueces para el amor toma una historia de sesgo policial para hablar de la imposibilidad de escapar a la locura de las grandes ciudades y de las presiones a las que se ven sometidas las mujeres para abrirse paso en la sociedad.

 Por Oscar Ranzani

Hace cuatro años, al pensar ideas para su nuevo largometraje, Alberto Lecchi imaginó un personaje complejo que no tuviera la fuerza suficiente para hacer determinadas cosas en la vida: ese personaje necesitaría sí o sí una ayuda externa para lograr sus anhelos. Esa idea germinal se combinó con otra complementaria cuando un día el director de Operación Fangio y El juego de Arcibel navegó por Internet y se encontró con algo que desconocía: dos personas que ofrecían realizar cualquier tipo de trabajo. Uno señalaba: “Trabajos especiales”. Y el otro indicaba: “Para todo tipo de trabajo sea cual fuere”. Al cineasta le resultó rarísimo y, a partir de ese momento, construyó Sola contigo, que se estrena mañana y que tiene como protagonistas a la española Ariadna Gil –que ya trabajó a las órdenes de Lecchi en Nueces para el amor y Una estrella y dos cafés–, Leonardo Sbaraglia, Sabrina Garciarena, Gonzalo Valenzuela, Antonio Birabent y Carlos Hugo Astar. En la primera versión del guión que Lecchi escribió con Leandro Siciliano, el protagonista era un hombre. “Cuando terminé el texto, que era realmente duro como la película, pensé (tal vez por esa cosa machista que tenemos de creer que la mujer sufre más la tenencia de los hijos que un hombre) que era mejor cambiar y que la protagonista fuera una mujer”, indica el cineasta a Página/12.

Sola contigo presenta a María (Gil), una mujer española que es muy exitosa en su mundo profesional con un puesto de jerarquía en el área de Recursos Humanos de una empresa argentina, pero que tiene un pasado complejo: en su historia hubo momentos difíciles de depresión y de alcoholismo. María se divorció de Daniel, a quien conoció en Barcelona. Allí se casaron y vivieron juntos hasta el nacimiento de su segunda hija. Daniel obtuvo el divorcio y regresó a la Argentina junto con sus dos hijas, ya que María perdió la tenencia. A los pocos meses, María arribó también al país de su ex para estar cerca de las niñas. Pero una orden judicial indica que debe mantenerse lejos de ellas. Cree, entonces, que es el momento de planear algo con lo que pueda redimirse, pero al poco tiempo empieza a recibir llamadas de una voz difusa que le dice que en cinco días la va a matar. Y le obliga a pedir perdón por hechos del pasado en los que María, según el acosador, provocó daños en ciertas personas. Desde ese momento, el comisario Esteban Fuster (Leonardo Sbaraglia) investigará las amenazas... pero María no colabora mucho.

–¿Sola contigo es un drama envuelto en un thriller?

–Yo creo que es un drama mentido con un thriller, porque, en realidad, de lo que habla es de esta mujer, de lo que vivió, de lo que vive en un momento muy especial. Y es una mujer con una patología muy particular. El thriller sirve como excusa para contar el drama de esta mujer.

–¿El personaje de Ariadna Gil busca mostrar que el éxito profesional puede ser una cáscara que encierra un sentimiento de culpa y autodestrucción?

–Sí, es el caso de este personaje. No es el común denominador que una mujer si sufre lo que sufre María tome la resolución que ella toma. Por eso digo que es una patología muy particular. Pero de todos modos, creo que el vértigo de la sociedad, por cómo se vive hoy y el cambio que ha tenido la mujer en los últimos veinte años ante la sociedad, puede hacer que uno olvide un poco las cosas que más aprecia por el éxito. Hay como una cosa de ser el número uno en todo cuando, de golpe, si sos el número cien da lo mismo. Depende de tu autoestima, de lo que creas que la felicidad puede dar. El personaje de Ariadna también responde a una época que tiene que ver con los años ’80 o un poquito más, cuando empezó en España esa cosa de liberación, donde había que probar de todo. Y más allá de la personalidad del personaje de Ariadna, creo que esto es lo que desencadena un caos en su vida, en su separación, en perder sus hijas.

–Teniendo en cuenta que ésta es una historia que se puede leer en los diarios, ¿cuánto incide el contexto social a la hora de pensar una ficción?

–En parte te condiciona. Igual, hay historias e historias. Hay algunas que son mucho más frontales frente a eso y hay otras que son mucho más subliminales. Sola contigo es una historia muy contemporánea que puede ocurrir en cualquier lado. Y tiene que ver con la locura con que alguien con un poquito de debilidad psicológica puede caer. Eso es muy contemporáneo: vivimos en un estado de locura y de hipertensión, especialmente en las grandes ciudades. A veces te peleás con alguien en el subte y después pensás y decís: “¡Qué locura!”, porque eso por ahí genera que un tipo que está más loco que vos saque un palo y te quiera pegar en la cabeza. Y uno lo sabe porque conoce que el grado de violencia es grande y, sin embargo, de golpe salís un día apurado y nervioso y cometés un disparate. Y eso tiene mucho que ver con el estado de neurosis en el que se vive, del cual es muy difícil escapar.

Compartir: 

Twitter
 

“Vivimos en un estado de locura y de hipertensión, especialmente en las grandes ciudades”, dice Lecchi.
Imagen: Pablo Piovano
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.