espectaculos

Jueves, 24 de abril de 2014

CINE › FERMíN, LA PELíCULA, CON HéCTOR ALTERIO

La canción de Buenos Aires

 Por Ezequiel Boetti

Surgida durante la estadía de Oliver Kolker en Estados Unidos, la idea germinal de Fermín, la película era, según afirmó el propio director en Pantalla Pinamar, reflejar los cambios de las implicancias del tango a lo largo de los últimos años, desde las estrictamente musicales hasta el ideario de vida subyacente a esas letras poéticas, desgarradas y melancólicas. El objetivo es tan ambicioso como válido: al fin y al cabo, hay antecedentes de películas que se apropian con éxito del arraigo cultural para luego maximilizarlo en una pantalla. En todo caso, la discusión debe darse sobre la forma elegida por Kolker y su codirector Hernán Findling para canalizar el objetivo inicial. Y es allí donde Fermín pierde, convirtiéndose en la enésima muestra de que la sumatoria de buenas intenciones no constituye necesariamente una buena película.

El film está centrado en Fermín Turdera (Héctor Alterio), un milonguero de la vieja guardia cuya ancianidad lo encuentra empastillado hasta la médula en un neuropsiquiátrico público. La situación cambia con la llegada del doctor Kaufman (Gastón Pauls), quien no sólo descubrirá que el vocabulario del paciente está compuesto únicamente por frases de distintos tangos, sino que le arrastrará el ala a su nieta y única visita, la también tanguera Eva (Antonella Costa). Dos razones más que suficientes para que comience una investigación sobre el ritmo rioplatense. Investigación que incluirá visitas a distintos clubes, la presencia de personalidades del ambiente (por allí anda, entre otros, Carlos Copello) y una visita a la vieja colección materna de LP. Pero Fermín, la película también es –o quiere ser– el retrato de un hombre que atravesó la segunda mitad del siglo pasado, por lo que también habrá tiempo para una serie de flashbacks reveladores de las distintas facetas del pasado, referencias a Perón y los desaparecidos incluidas.

El problema principal está en la imposibilidad de cuajar la totalidad de las partes. Más allá de la certeza de sus creadores, el film nunca define exactamente qué quiere ser, oscilando así entre la hagiografía tanguera, una crítica velada al sistema de salud, el drama histórico de consecuencias presentes (hay una disputa amorosa no saldada) e incluso una comedia romántica. Sincera aunque previsible en su primera faceta, endeble y descuidada en su segunda, el film suma un par de porotos gracias al aplomo de Pauls en plan de personaje digno de Ben Stiller, con su hombre buenazo superado por las circunstancias y dispuesto a todo con tal de quedarse con la chica. Incluso a tomar clases de baile y poner sus labios a centímetros del bigote postizo de Emilio Disi.

5-FERMIN, LA PELICULA

Argentina, 2013

Dirección: Hernán Findling y Oliver Kolker.

Guión: Oliver Kolker.

Duración: 109 minutos.

Intérpretes: Héctor Alterio, Gastón Pauls, Luciano Cáceres, Emilio Disi, Luis Ziembrowski, Antonella Costa y Dalma Maradona.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.