espectaculos

Jueves, 10 de diciembre de 2015

CINE › AGITADO BAILE DE NOMBRES ALREDEDOR DE LA SUCESION EN EL INCAA

El juego de la silla en su esplendor

A pesar de que el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales es un organismo autárquico, y que su actual presidenta, Lucrecia Cardoso, tiene mandato por dos años más, todo tipo de rumores circulan acerca de quién será su sucesor.

 Por Oscar Ranzani

Desde el día siguiente al que Mauricio Macri ganó el ballottage que lo catapultó a la presidencia de la Nación que asume hoy, los responsables de la mayoría de los puestos clave de los ministerios y organismos culturales ya fueron anunciados, tanto en la ciudad y en la provincia de Buenos Aires como en la Nación, todas teñidas ahora de color amarillo. Sin embargo, todavía no está confirmado el hombre –a esta altura es casi un hecho que no será mujer– que ocupará la presidencia del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), que viene ejerciendo desde enero de 2014 Lucrecia Cardoso. Aunque el Incaa es un organismo autárquico (dependiente del Ministerio de Cultura) y de hecho Cardoso tiene todavía dos años más de mandato, la danza de nombres a sucederla en lo inmediato se viene bailando a un ritmo frenético.

Según insistentes versiones, Mauricio Macri le habría ofrecido personalmente ese puesto a Juan José Campanella, destacado realizador y ganador del Oscar de la Academia de Hollywood por El secreto de sus ojos. La confianza construida no habría sido solamente por sus películas que, desde El hijo de la novia hasta Metegol, convocaron a millones de espectadores, sino por los muchos tuits que Campanella escribió contra el kirchnerismo hasta que decidió hacer público que votaría a Macri. También presidente de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina –entidad encargada de elegir a la representante argentina por el cine nacional para el Oscar y el Goya–, Campanella habría declinado el ofrecimiento pero, ante la presión, se habría comprometido a llevar adelante una convocatoria destinada a la industria cinematográfica para consensuar un posible sucesor para Cardoso.

Desde el radicalismo habrían propuesto al guionista, director y productor Ricardo Wullicher, miembro del directorio del Fondo Nacional de las Artes. También sonaron el documentalista Andrés Di Tella (primer director del Bafici y autor de una importante filmografía documental), el productor Diego Dubcovsky y el cineasta Daniel Burman. Con el correr de los días, estos nombres fueron perdiendo fuerza y otros, en cambio, empezaron a cobrar nuevos bríos. Entre ellos están el histórico distribuidor Bernardo Zupnik, que fue director adjunto del Incaa en 1995, y el ejecutivo de la productora Patagonik Film Group, Alejandro Cacetta.

Sin embargo, el hombre que acapara en estos momentos todas las miradas es el actor Martín Seefeld, asiduo tuitero macrista, aunque con menor intensidad que Campanella. Amigo personal de Macri, Seefeld tuvo un programa en el Canal de la Ciudad, mientras Pablo Avelluto (hoy flamante ministro de Cultura nacional) fue el responsable del Sistema de Medios Públicos de la Ciudad, una dependencia de la Jefatura de Gobierno porteño.

Ante el creciente rumor de que Seefeld sería designado en el Incaa, un grupo de cineastas y trabajadores de la industria audiovisual emitieron un comunicado cuestionando que la convocatoria que habría efectuado Campanella no incluyó, según manifiestan, a sus asociaciones de cine y televisión. Por otro lado, se mostraron “enormemente preocupados por la sorpresiva aparición del nombre de Martín Seefeld, actor sin ninguna experiencia en el campo de la producción cinematográfica ni en la gestión del sector público, cuyo mayor antecedente es su íntima relación con el presidente electo”. Lo firman, entre más de cuatrocientos profesionales, los cineastas Alejo Hoijman, Benjamín Naishtat, Iván Fund, Cecilia Fiel, Alberto Masliah y Adrián Jaime, además del historiador y programador Fernando Martín Peña, que fue también director artístico de la última edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, organizado por el Incaa.

Otro de los comunicados en que se menciona que “no ha participado en reunión alguna donde se haya tratado la elección del nuevo presidente/a del Incaa, sean estas convocadas por personas u organizaciones ligadas a la actividad cinematográfica” es el efectuado por la Asociación Argentina de Actores, cuya presidenta es la actriz Alejandra Darín. Pero el comunicado de AAA también señala: “Aclaramos que la Asociación Argentina de Actores integra el Consejo Asesor del Incaa y dentro del mismo cumple con las funciones que la Ley de Cine le confiere, y no es de su incumbencia ni la elección, ni el nombramiento del presidente de dicho Instituto Nacional”.

La AAA señala: “Mal podríamos estar a favor o en contra de alguien, cuando aún no se han explicitado claramente esas políticas (N de la R: culturales y de fomento a la industria audiovisual) y no se ha conocido ningún pronunciamiento con respecto al mantenimiento, o a la implementación de medidas superadoras de las políticas culturales y de fomento que nos han beneficiado hasta el presente”. El otro comunicado, el difundido por más de cuatrocientos profesionales de la industria audiovisual, tiene mayor vehemencia y expresa: “Rechazamos de plano una posible designación de personas sin idoneidad para asumir el Incaa y con antecedentes negativos en sus gestiones privadas, y en donde se debería privilegiar la experiencia en el campo de la Producción Cinematográfica y/o de la Gestión Cultural Audiovisual, garantizando así, que quien esté frente al organismo defienda todas las conquistas logradas en estos últimos años en materia audiovisual, las que posicionaron a nuestro país en lo más alto de la cinematografía mundial”.

Compartir: 

Twitter
 

Juan José Campanella habría sido tentado por Macri, pero el actor Martín Seefeld suena fuerte.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.