espectaculos

Martes, 15 de diciembre de 2015

CINE › RICARDO DARíN Y EL CLAN CANDIDATOS A LOS PREMIOS GOYA DEL CINE ESPAñOL

Toreando al destino en tierra española

La superestrella del cine argentino competirá por el Goya al Mejor Actor Protagónico por su trabajo en Truman, que a su vez es una de las favoritas del premio, con cinco candidaturas. Por su parte, El clan concursa en el rubro Mejor Película Iberoamericana.

 Por Oscar Ranzani

El cine argentino tuvo ayer dos buenas noticias: El clan, octavo largometraje de Pablo Trapero, y Ricardo Darín, por Truman, fueron nominados en los rubros Película Iberoamericana y Actor Protagónico, respectivamente, para los premios Goya que otorgará la Academia de Cine de España el 6 de febrero de 2016, en Madrid. El film que narra los secuestros extorsivos y asesinatos que cometió el clan Puccio entre 1982 y 1985 está cerrando un año exitoso, luego de “reventar” las boleterías de la Argentina y de obtener una destacada performance en distintos festivales internacionales y de estrenos exitosos en el extranjero como, por ejemplo, España, entre otros países. Trapero llegará a Madrid con un premio de peso ya conquistado: el León de Plata al Mejor Director en el Festival de Venecia de este año. Y mientras El clan dará pelea en tierra española –no sin polémica (ver aparte)– hay que recordar que también está preseleccionada como la película representante por el cine nacional para lograr una candidatura en la categoría Mejor Película Extranjera para los Oscar que otorgará la Academia de Hollywood también en febrero de 2016. Darín, en tanto, tiene ya la Concha de Plata al Mejor Actor otorgada por el Festival de San Sebastián, premio compartido con su compañero de trabajo en Truman, Javier Cámara, dirigidos por el catalán Cesc Gay.

Darín ya había sido seleccionado en el rubro actoral para los Goya cuando El secreto de sus ojos, de Juan José Campanella, obtuvo el galardón por el que ahora compite El clan, pero en aquel momento el actor más requerido del cine argentino no pudo llevarse el Goya. Tampoco lo logró con El baile de la victoria ni con Relatos salvajes. ¿La cuarta será la vencida? Al margen de esta miniestadística, el cine nacional juega prácticamente de local en los Goya. Obtuvo el premio en el rubro Película Iberoamericana en quince de las 29 ediciones que hubo hasta el momento. Lo ganaron: La película del rey e Historias mínimas (Carlos Sorín), Un lugar en el mundo (Adolfo Aristaráin), Gatica, el mono (Leonardo Favio), Sol de otoño, El faro y La fuga (Eduardo Mignogna), Cenizas del paraíso y Plata quemada (Marcelo Piñeyro), Iluminados por el fuego (Tristán Bauer), Las manos (Alejandro Doria), XXY (Lucía Puenzo), El secreto de sus ojos (Campanella), Un cuento chino (Sebastián Borensztein) y Relatos salvajes (Damián Szifron). Hubo dos Goya más: el que obtuvo Soledad Villamil como Actriz Revelación (por El secreto de sus ojos) y el de Metegol, de Campanella, en el rubro Película de Animación.

Cesc Gay ya había dirigido a Darín en el film episódico Una pistola en cada mano. Ahora, lo hizo con una historia muy intimista en el que el actor de El aura y El hijo de la novia compuso a un enfermo terminal cuya mayor preocupación es con quién quedará su perro, Truman, cuando él muera. Lejos de los golpes bajos, Truman es una película conmovedora. “Una de las líneas que más me gustaron del guión es que un tipo esté colocado en esa situación tan extrema y que su preocupación más elevada sea a quién le va a dejar su perro. No es una cosa menor. Yo me lo podría plantear tranquilamente si viviera solo y con mis perros: ¿Qué haría con ellos? ¿En quién confiaría? Porque es una cuestión emocional, no física. No es cuidarlo, sacarlo sino a quién le dejás algo que vos querés tanto. Y ése es el mensaje de la película que no vamos a develar pero que de eso se trata”, comentó Darín a Página/12 antes del estreno del film.

Truman es una firme candidata y tiene cinco nominaciones, además de la categoría Película: Dirección, Actor (Darín), Actor de Reparto (Cámara), Guión Original y Montaje. Pero no le resultará fácil. Enfrente tendrá a una poderosa contrincante: La novia, de Paula Ortiz, acapara doce nominaciones. Basada en Bodas de sangre, de Federico García Lorca, el triángulo amoroso de dolor, sufrimiento, amor y pasiones desenfrenadas que Ortiz logró condensar en una historia cinematográfica es candidata al Goya a la Mejor Película, Dirección, Actor (Asier Etxeandia), Actriz (Inma Cuesta), Actriz Secundaria (Luisa Gavasa), Actor Revelación (Alex García), Guión Adaptado, Fotografía, Música Original, Dirección Artística y Maquillaje y Peluquería.

Otra de las candidatas es Un día perfecto, dirigida por Fernando León de Aranoa y protagonizada por Benicio del Toro y Tim Robbins, que acapara ocho candidaturas. También compite Nadie quiere la noche, de Isabel Coixet. El viaje al Artico de la directora catalana abrió la pasada edición de Berlín y ahora compite en los Goya por Película, Dirección, Actriz, (Juliette Binoche), Fotografía, Música Original, Dirección Artística, Diseño de Vestuario, Maquillaje y Peluquería, y Dirección de Producción. Y finalmente completa el quinteto A cambio de nada, largometraje de Daniel Guzmán, con seis nominaciones.

En cuanto a las películas iberoamericanas, El clan expone con crudeza a través de la máscara de Guillermo Francella el tema de los secuestros extorsivos de una familia adinerada que aun hoy se la recuerda por su perversidad: “Es que es un caso que hasta hoy sigue siendo importante. Hoy, treinta años después, estamos haciendo una película sobre el tema. En esa época, porque no se sabía si esos secuestros eran un negocio privado o si, en realidad, los secuestrados eran víctimas de la violencia de Estado”, señaló Trapero a Página/12 días antes del estreno.

El clan compite con La once, Magallanes y Vestido de novia. De nacionalidad chilena, Maite Alberdi aborda en su documental La once la historia de cinco mujeres de avanzada edad, quienes desde hace sesenta años, se juntan, casi como un ritual, a tomar el té una vez al mes. En esas reuniones interpretan y comentan la actualidad, evocan el pasado común y se proponen demostrar que aun tienen la suficiente fortaleza para vivir más allá de los problemas que padecen. La peruana Magallanes es un thriller dirigido por Salvador del Solar: La vida del hombre que le da título a la película toma un giro espectacular el día en que una mujer que conoció en los violentos años en que fue soldado del Ejército peruano y luchaba contra Sendero Luminoso, se sube a su taxi en plena calle de Lima. Se trata de un reencuentro después de 25 años. Vestido de novia, en tanto, es la ópera prima de la cubana Marilyn Solaya. Inspirada en hechos reales, la historia transcurre en La Habana de 1994, durante el Período Especial. Rosa Elena es una mujer cuarentona, asistente de enfermería que cuida a su padre enfermo. Está casada con Ernesto, un ingeniero que tiene una jefatura en una Brigada Constructora. Rosa no se siente conforme con la vida que está llevando y, entonces, retorna a cantar en un coro, donde trabajaba antes de conocer a su marido. Al revelarse un secreto de ese pasado, ambos quedan bajo la mira de un contexto machista y patriarcal en el que vive.

Compartir: 

Twitter
 

Javier Cámara y Ricardo Darín en Truman, de Cesc Gay, candidata a cinco premios Goya.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.