espectaculos

Viernes, 13 de julio de 2007

CINE › ESTUDIANTES SECUNDARIOS FRANCESES VERAN PELICULAS ARGENTINAS

Una buena nota para el cine nacional

 Por Oscar Ranzani

A través de un acuerdo entre el Centro Nacional de Cinematografía de Francia (CNC) y el Ministerio de Educación de la Nación, el cine argentino comenzará a ser visto por alumnos de escuelas secundarias francesas. Esto fue posible debido a que ambos países desarrollan el programa “La escuela al cine” que tienen aspectos en común. En Francia este programa permite que anualmente 500 mil estudiantes puedan toparse con producciones propias, asiáticas, africanas y norteamericanas clásicas; es decir, con material que pocas veces podrían ver en las salas comerciales. En Argentina, en tanto, el programa apunta a que los adolescentes que nunca fueron al cine puedan disfrutar su primera experiencia como espectadores de la pantalla grande viendo largometrajes y después reflexionar en clase. Hasta ahora, el cine argentino nunca había sido incluido en las listas de cien films que confecciona el CNC y que apunta a dos niveles secundarios: College (alumnos de 13 a 15 años) y Lycée (estudiantes de 16 y 17 años).

Para la lista de 2008 destinada al nivel College, el CNC eligió Kamchatka, largometraje de Marcelo Piñeyro que focaliza en la historia de una familia que decide esconderse en una casa con sus hijos pequeños ante el acecho de los militares en plena época de la dictadura. Nueve reinas, celebrada opera prima del recordado Fabián Bielinsky, está entre las candidatas a exhibirse para el nivel Lycée y cuenta con grandes probabilidades de integrar la lista, según confiaron fuentes del Ministerio de Educación durante el anuncio en el Palacio Pizzurno. Allí estuvieron presentes los artistas Ricardo Darín, Gastón Pauls, Cecilia Roth, el realizador Marcelo Piñeyro, el ministro de Educación, Daniel Filmus, y el embajador de Francia, Frederic Du Laurens, que expusieron sus apreciaciones sobre esta propuesta que vincula el cine con la escuela. En la presentación se proyectó un video donde miembros del CNC argumentaron los aspectos destacables de ambas películas.

Piñeyro señaló que su deseo “cuando encaré Kamchatka, y creo que el de todos los que la hicimos, era que sirviera para ser el punto de partida para reflexionar sobre un momento negro de la historia argentina y que, por otro lado, no es único de la historia argentina”. Además, el director de Plata quemada recordó que cuando Kamchatka fue incluida en el programa “La escuela y el cine” de nuestro país “fue una de las alegrías más grandes, porque acercaba a los chicos a lo que contaba la película. Ojalá ahora en Francia suceda lo mismo, que también estudiantes franceses puedan acercarse a la película y, por otro lado, conocer otra cara de lo que se vivió en la dictadura: no solamente lo más violento, lo más terrible sino cómo afecta la vida cotidiana”. Luego Cecilia Roth –protagonista de la película– recordó una anécdota personal “que tiene que ver con esto de que la vean chicos”, señaló. “Mi hijo nunca vio una película mía por razones obvias, –comentó– ya que son películas para adultos en general. “Cuando se exhibió Kamchatka en la televisión, Martín me pidió verme por primera vez. Esto fue hace un año, tenía siete años. En la mitad de la proyección me dijo: ‘Ah, ¿por eso ustedes se tuvieron que ir a España? ¿Por eso los abuelos viven en España?’. Hizo inmediatamente una reflexión de una enorme profundidad en la que yo no quería entrar todavía, me parecía que era muy chico todavía como para explicar lo que la película pudo explicar de una manera absolutamente sensorial.”

Gastón Pauls –que en Nueve reinas encarnó a un delincuente de baja escala–, destacó que “a partir de películas hechas en Argentina (con lo que cuesta hacer cine en Argentina) haya chicos en Francia que puedan entender por qué quizás el compañero que tienen sentado al lado es hijo de un argentino que se tuvo que ir en el ’76, o por qué pasó lo que pasó. O por qué está pasando lo que pasa. Además, por la inevitable relación de lo que ocurre entre los países. No es casualidad que Argentina haya aceptado franceses, españoles e italianos en un determinado un momento de la historia y que también Francia, España e Italia hayan aceptado muchos argentinos en otro. Entonces, esas relaciones que se dan entre países me parece fundamental afianzarlas a través de la cultura. A nosotros nos toca poner nuestro grano de arena en el cine”.

Posteriormente, Darín señaló a Página/12 que le parece interesante que el programa de acercar el cine a las escuelas se aplique en Francia, pero subrayó que, por una cuestión social, “lo que más me impacta es que se aplica en nuestro país. En este caso, lo importante es el intercambio al que hicieron mención, que de la mano del cine aparezcan a lo mejor oportunidades de conexión y de interacción”.

Compartir: 

Twitter

Artistas y funcionarios en el Palacio Pizzurno.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.