espectaculos

Sábado, 26 de enero de 2008

CINE › REPERCUSIONES POR EL FALLECIMIENTO DE HEATH LEDGER

Qué hacer con un cadáver caliente

La Warner no sabe cómo encarar la campaña de Batman, The Dark Night, en la que Ledger interpreta al Guasón, mientras que Terry Gilliam se pregunta cómo reemplazarlo en su próximo film.

En un gesto que la memoria de Hollywood asocia con la conmoción pública causada por la muerte de Rodolfo Valentino, la policía de Nueva York debió colocar ayer barricadas en el exterior de la funeraria en la que familiares y allegados velaban a Heath Ledger, porque se esperaba que muchas personas se congregaran en el exterior para darle el último adiós al actor. Kim y Sally Ledger, los padres de Heath Ledger, viajaron desde la ciudad australiana de Perth para repatriar el cadáver del actor y tienen previsto que sea enterrado en esa ciudad, aunque también habrá un funeral en su memoria en Los Angeles. Según varios medios, el padre del actor asistiría a ese evento, lo mismo que Gemma Ward, la modelo australiana con la que supuestamente Ledger vivió un romance hace poco tiempo.

Ledger, uno de los protagonistas de Secreto en la montaña, por la que fue nominado a los premios Oscar en 2006, fue hallado muerto en su apartamento del Soho, en el centro de Manhattan, el 22 de enero, en lo que podría haber sido una sobredosis de algún medicamento. Su familia publicó ayer dos columnas en tributo al actor en el periódico The West Australian de la ciudad de Perth, donde nació Ledger. Los familiares indicaron que su legado “vive en la preciosa pequeña Matilda”, la hija que Ledger tuvo con Michelle Williams y que ahora tiene dos años.

Las autoridades forenses neoyorquinas ya señalaron que los resultados definitivos de la autopsia del joven actor no se conocerán hasta fines de enero. La policía encontró el cuerpo desnudo de Ledger en su dormitorio, en donde también hallaron varios envases de medicamentos para dormir y antidepresivos, así como seis recetas para adquirir esos fármacos que habían sido emitidas por médicos europeos. Ledger presuntamente pasaba por una fase depresiva después de los agotadores rodajes de dos de sus últimas películas, I’m Not There y Batman, The Dark Knight, así como por su separación de Michelle Williams y el alejamiento de su hija Matilda.

La súbita muerte de Ledger dejó en una situación delicada a los gigantescos estudios Warner Bros., en plena promoción de la secuela de Batman. Incluso antes de que Ledger fuera encontrado muerto en su departamento de Nueva York corrían rumores sobre el desempeño del actor australiano, de 28 años, en la película, donde encarnó a El Guasón, archienemigo del Hombre Murciélago. Los afiches promocionales y avances de la película muestran a un truculento Ledger, sugiriendo que el joven actor llevó al personaje de historieta en una nueva dirección. Según los analistas del sector, la expectativa en torno de la película –cuyo estreno mundial está previsto para julio– probablemente se intensifique por la morbosa curiosidad del público, deseoso de ver la última actuación de Ledger.

Pero la muerte del actor plantea a Warner el desafío de cómo comercializar una película de un presupuesto de 150 millones de dólares, sin que parezca que está aprovechando la tragedia. “Los ejecutivos de Warner están en una situación difícil. Antes querían capitalizar el boca a boca sobre la actuación de Heath”, explicó a la prensa neoyorquina Jeff Bock, de Exhibitor Relations, que analiza cada semana la taquilla norteamericana. “Ahora tendrán que efectuar un giro de 180 grados. Por un lado, tienen que rendir tributo a Heath y su actuación, pero por el otro ésta será una de las mayores películas del verano (boreal)”, dijo Bock. Batman es una de las principales marcas de Hollywood, que con sus primeras cinco películas recaudó 1600 millones de dólares en todo el mundo.

Hay pocos antecedentes de la muerte de un actor antes del estreno de una película: ocurrió con El cuervo, en 1994, protagonizada por el fallecido Brandon Lee, y la más famosa Gigante, en 1956, estrenada un año después de la muerte de James Dean. Para Lew Harris, director editorial del sitio especializado Movies.com, probablemente Warner retire la imagen de Ledger de los afiches de la película y la reemplace por la de Christian Bale, que retoma el papel del superhéroe luego de Batman inicia (2005). “Creo que el estudio será muy prudente y no querrá que parezca que quiere beneficiarse de la tragedia de una u otra forma”, dijo Harris. “Sería atroz comenzar a ver afiches del Guasón de Heath Ledger en carteleras o las paradas de autobús.” Por ahora Warner no indicó cuál será su estrategia.

Pero Stuart Levine, de la influyente Variety, estima que eliminar a Ledger de la campaña de promoción sería un error: “Si ésta fuera la primera película de Batman, a uno le interesaría ver cómo representa Christian Bale a Batman, pero en ésta todos quieren ver cómo Heath Ledger hace de El Guasón”. Un responsable de un estudio rival a Warner estimó también que cambiar la estrategia de comercialización no sería bueno. “Lo mejor que podría pasar es que continúe este marketing y que la campaña no se convierta en una extraña ceremonia fúnebre”, declaró pidiendo reserva de indentidad al Wall Street Journal. Bock cree que de todas formas The Dark Knight quedará marcado para siempre por un “sentimiento de melancolía”, todo lo contrario de lo que debería ser una película veraniega de gran presupuesto.

Por otra parte, el director británico Terry Gilliam suspendió el rodaje de The Imaginarium of Doctor Parnassus, la película en la que trabajaba Ledger antes de morir. “Terry y los productores pensaron que es lo mejor que pueden hacer, dadas las circunstancias”, señaló el equipo de producción en un comunicado, en el que también expresó su “profunda conmoción, tristeza y pesar” por el fallecimiento del actor. Ledger había estado filmando en la capital británica antes de volar a Estados Unidos el domingo pasado. El equipo de producción, que había terminado ya el primer tercio de la película, se disponía a volar a Vancouver (Canadá) para seguir rodando cuando recibió la noticia de la muerte del actor en su departamento de Manhattan. En The Imaginarium of Doctor Parnassus, Ledger encarnaba a un misterioso miembro de la compañía de un mago, una especie de Doctor Fausto que llega a un pacto con el diablo para desarrollar poderes extraordinarios a cambio de la vida de su hija adolescente. El equipo tiene ahora que elegir entre sustituir a Ledger en el papel que interpretaba, modificar el guión para que su personaje no vuelva a aparecer en pantalla o renunciar enteramente a la producción. Esto último es lo que se vio ya obligado a hacer Gilliam con su película El hombre que mató a Don Quijote, a cuyo rodaje tuvo que renunciar después de que enfermase gravemente el actor Jean Rochefort, que era el protagonista.

Compartir: 

Twitter
 

Ledger en el último film que estrenó en vida, I’m Not There (2007), de Todd Haynes.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.