espectaculos

Miércoles, 2 de noviembre de 2005

CINE › UN FESTIVAL COMPETITIVO DE TEMATICA JUDIA EN EL ABASTO

Si va al Hoyts, lleve saquito

Integrado por una veintena de films –la mayoría inéditos en el país–, el Ficja propone, en palabras de su director, Luis Gutmann, “la posibilidad de celebrar la experiencia judía”.

 Por Oscar Ranzani

El público argentino tendrá la posibilidad de conocer con mayor profundidad la cultura judía expresada en una veintena de películas de diversos países –inéditos en el país en su mayoría– que se presentarán a partir de mañana y hasta el miércoles próximo en el Hoyts General Cinema del Sho- pping Abasto, durante la tercera edición del Festival Internacional de Cine Judío en la Argentina (Ficja). Según Luis Gutmann, fundador y director del Festival –que será presentado por AMIA–, los objetivos son “ofrecerle a la colectividad, y a la sociedad toda, la posibilidad de celebrar la experiencia judía a través de películas que son, en la mayoría de los casos, estrenos en el país”. Este dato no es menor si se tiene en cuenta que, probablemente, será la única posibilidad de que puedan ser vistas, ya que muchas de ellas no arribarán a los circuitos comerciales de exhibición. A través de este Festival, Gutmann sostiene que puede transmitirse “nuestra cultura, nuestras tradiciones y costumbres como un aporte desde la colectividad hacia la totalidad del espectro de público que se interesa no sólo por esta temática en particular, sino por el buen cine”.
Uno de los platos fuertes será el estreno mundial de El año que viene en... Argentina, un documental realizado por el periodista y documentalista Shlomo Slutzky –que vendrá a presentarlo en carácter de invitado– y el cineasta Jorge Gurvich. “Los dos hicieron este documental recién terminado y traído desde Israel, una crónica de los últimos seis años vividos por la comunidad judía en la Argentina”, subraya Gutmann. “Indaga –agrega– sobre aquellos que, por ejemplo, en los años de la crisis decidieron hacer aliá. ‘Aliá’ se puede entender como emigrar a Israel, pero el término también implica regresar a la tierra que supuestamente le corresponde a todo judío.” Gutmann comenta que el documental muestra “tanto a aquellos que decidieron emigrar a Israel en los años de la crisis como a aquellos que hubieran querido y no se decidieron a hacerlo, y a quienes ahora que el país está mejor están regresando desde Israel e instalándose nuevamente en la Argentina”. El año que viene en... Argentina forma parte de la programación central que no es competitiva.
Previamente a su lanzamiento comercial, se exhibirá Una vida iluminada, escrita y dirigida por Liev Schreiber y basada en la novela de Jonathan Safran Foer. La película, protagonizada por Elijah Wood (El señor de los anillos), Eugenne Hutz y Boris Leskin, relata el viaje que inicia un joven para ubicar a la mujer que salvó la vida de su abuelo en un pequeño pueblo de Ucrania que fue arrasado por los nazis. Otro de los invitados será el director Neil Hollander, que presentará el largometraje Dachau: La memoria, hoy, una producción francesa del 2004. La ciudad alemana de Dachau es conocida mundialmente porque la dictadura encabezada por Hitler instaló allí el primer campo de concentración del Tercer Reich y el único que funcionó dentro de Alemania. Hollander montó su cámara en esa ciudad para indagar qué papel jugó la sociedad alemana en la Segunda Guerra Mundial, entre otros debates que propone la película. También estará presente la realizadora Ann Coppel, quien presentará Un viaje del espíritu, una producción norteamericana del 2004. Coppel narra la historia de la cantante, compositora y guitarrista Debbie Friedman, un baluarte de la cultura judía que tuvo la particularidad de combinar melodías contemporáneas con la liturgia judía.
Una de las diferencias con respecto a las ediciones anteriores es que durante este Festival se realizará una muestra competitiva internacional de cortos de temática judía. Participarán producciones provenientes de ocho países, y cuatro de ellas son argentinas: El séptimo día, de Gabriel Lichtmann; La ira de Dios, de Marcelo Schapses; Szis, de Silvina Szperling, y Kosher, un musical, de Melina Cherro. En esta muestra se entregarán dos trofeos diseñados por Marta Minujín. Además, el martes 8 a las 20 se realizará un homenaje a Los gauchos judíos, la película de Juan José Jusid que relata la historia de los colonos judíos que se instalaron en Santa Fe y de la que se cumplen 30 años desde su estreno. Se proyectará una copia restaurada y estarán presentes el director, actores y técnicos que participaron en el largometraje.
“Hemos visto casi cien películas para elegir veintidós, incluyendo largos, medios y cortos, además de los quince que compiten”, relata Gutmann. En cuanto al criterio para seleccionarlas, el director del Festival destaca que, en principio, debe tratarse de buen cine, “ya sea de ficción o documental, que tenga que ver con algún aspecto de la temática judía: identidad, costumbres, raíces, el Holocausto. También incluimos películas israelíes que pueden no tener que ver necesariamente con una temática judía, cuya trama puede transcurrir en cualquier lugar del mundo... pero lo cierto es que Israel es el único Estado judío que hay en el mundo. Nos interesa reflejar su vida cotidiana, su problemática social, política”. Una de las producciones israelíes es Bonjour Monsieur Shlomi, una comedia escrita y dirigida por Shemi Zarhin (hablada en hebreo y con subtítulos en castellano) que está focalizada sobre la figura de Shlomi, un adolescente de 16 años que funciona como el mediador de los conflictos de su familia y que pronto comenzará su camino hacia su propia independencia.

La programación completa y los horarios del ciclo pueden consultarse en www.ficja.com.ar.

Compartir: 

Twitter
 

Bonjour Monsieur Shlomi, de Shemi Zarhin; arriba, Elijah Wood en Una vida iluminada.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.