espectaculos

Martes, 3 de diciembre de 2013

PLASTICA › RETROSPECTIVA DE BERNI EN EL MUSEO DE BELLAS ARTES NORTEAMERICANO

Houston celebra al arte argentino

El gran museo estadounidense presenta en estos días la más importante exposición de Antonio Berni fuera de la Argentina, enfocada en las series Juanito Laguna y Ramona Montiel, desde los años ’50 hasta 1980.

 Por Julio César Crivelli *

Una gran retrospectiva de Antonio Berni, la más importante realizada hasta el momento fuera de la Argentina, se inauguró en Houston en el marco de la Gala 2013 Latin American Experience, que el MFAH (Museo de Bellas Artes de Houston) realiza cada dos años para celebrar el arte y la cultura de América latina y rendir homenaje a una figura emblemática de la región.

La inauguración de la muestra Antonio Berni: Juanito y Ramona –que podrá verse hasta el próximo 26 de enero en el Caroline Wiess Law Building del MFAH, para luego viajar a Phoenix, Arizona, después a México DF y finalmente a Buenos Aires, en octubre del año próximo– fue sin dudas una gran vidriera para el arte de la Argentina, siempre atenta a los espacios que le den la oportunidad de alcanzar una posición más destacada.

Antonio Berni fue, sin dudas, uno de nuestros grandes artistas del último siglo, ampliamente reconocido desde los inicios de su carrera como pintor líder y promotor de su propia marca: el “nuevo realismo” en América latina.

Pero el descontento social, una pobreza creciente y los conflictos y protestas que generaba la industrialización del país, con sus ganadores y perdedores, alejaron hacia mediados de la década de 1950 al artista rosarino de la pintura, para introducirlo en el uso de técnicas innovadoras, como el ensamblaje. Este viraje sorprendió a los expertos en arte y al público en general por su mensaje directo y claro en torno a la cuestión social.

Los curadores de la muestra, organizada conjuntamente entre el MFAH y el Malba Fundación Costantini, enfocaron su trabajo en este período –que va de 1956 hasta 1980– en que Berni dio vida a sus dos personajes de ficción más emblemáticos: Juanito, un niño de los barrios pobres, y Ramona, una mujer de clase trabajadora obligada a prostituirse. Estos seres de ficción y sus mundos se construyen a partir de la basura, de piezas descartables de un proceso de industrialización desordenado, y de otros desechos de la vida cotidiana como trapos, latas, alambres, cartones.

Obras como Juanito va a la ciudad; Las vacaciones de Juanito, La familia de Juanito emigra, Juanito yendo a la fábrica, Juanito pescando entre latas, Ramona con guantes violetas, El sueño de Ramona o Ramona modelo, entre otras obras de gran porte, expresan las tensiones subyacentes en la periferia de la sociedad argentina de la época, no demasiado diferente a la realidad de otras grandes ciudades de América latina.

Las 150 obras expuestas en esta impactante retrospectiva dejan para la reflexión otra lacerante realidad: que en más de medio siglo transcurrido desde que Antonio Berni quiso llamar la atención de sus contemporáneos sobre la exclusión y el desencanto de los menos favorecidos, no se logró saltar la valla del arte y traducir la denuncia en avances concretos.

Antonio Berni: Juanito y Ramona no sólo es la primera exposición que se centra en la icónica serie sino que es la primera organizada por un museo de Estados Unidos en casi 50 años. En 1965, el Instituto Di Tella hizo una muestra que se vio en el New Jersey State Museum y en The Huntington Hartford Gallery of Modern Art, de Nueva York. Desde entonces, si bien el arte de Berni tuvo gran influencia en Europa y en América latina, era virtualmente desconocido en los Estados Unidos.

Lo que se exhibe ahora en el MFAH es el resultado de una exhaustiva investigación, que dio lugar además a un libro de 400 páginas que ofrece estudios de sus obras, el contexto histórico en que se produjeron, sus pensamientos y el análisis de especialistas.

Este año, los honores fueron para Nelly Arrieta de Blaquier, de quien Gary Tinterow (director del MFAH) destacó los logros, inteligencia, pasión y generosidad desplegados a lo largo de su vida para apoyar el arte en la Argentina, Estados Unidos y Europa, de manera sostenida.

Como sucesor de Nelly Arrieta de Blaquier, al frente de la Asociación Amigos del Museo Nacional de Bellas Artes, fue un honor acompañarla en este merecido reconocimiento, junto con los integrantes de la Comisión Directiva, Eduardo Grüneisen, quien además fue el chairman de la Gala junto a su mujer, Eugenia, Andrés von Buch, María Irene Herrero, Verónica Nutting.

El arte argentino vivió días importantes en Houston, no sólo por la cantidad de coleccionistas, artistas y galeristas que viajaron especialmente para la comida homenaje y para la subasta de arte latinoamericano que la precedió sino por el interés despertado por obras argentinas, una de las cuales, Calavera12, del grupo Mondongo (Juliana Lafitte y Manuel Mendanha), alcanzó el mayor precio de la noche: 155 mil dólares.

Entre lo obtenido en la subasta –comandada por James Niven, de Sotheby’s Estados Unidos– y la venta de las mesas para los 375 asistentes se recaudaron 1.300.850 dólares, según informó la dirección del MFAH.

La gran exposición Antonio Berni: Juanito y Ramona no sólo corona la colaboración entablada entre el MFA de Houston y el Malba Fundación Costantini a partir del año 2005 sino que es un excelente ejemplo de modos de trabajo en red que tanto necesita el arte argentino para proyectarse a nivel internacional. Pero además abre un camino para explorar nuevas vías de entendimiento y colaboración entre Houston y Buenos Aires, del que todos podremos sin duda beneficiarnos.

* Presidente de la Asociación Amigos del Museo Nacional de Bellas Artes.

Compartir: 

Twitter
 

Las vacaciones de Juanito, de Berni.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.