espectaculos

Viernes, 1 de septiembre de 2006

PLASTICA › EL CERTAMEN ORGANIZADO POR LA FUNDACION OSDE

Un recorrido por las nuevas caras en las artes visuales

Silvana Lacarra, Juan Di Girolamo, Hugo Aveta y Mariano Vilela exponen sus obras.

 Por Oscar Ranzani

La nueva edición del certamen destinado a las artes visuales que organiza la Fundación Osde convocó a siete mil artistas de todo el país: su carácter federal es el que le da personalidad a este concurso que apunta a favorecer la integración regional a través de la participación artística. Tanto la competencia nacional como la regional estuvieron divididas en cuatro categorías: Pintura, Escultura y Objeto, Fotografía y Grabado y Dibujo. A nivel nacional, un jurado integrado por Sara Facio, Justo Pastor Mellado y Alredo Prior seleccionó los doce ganadores del Premio Argentino de Artes Visuales 2006. Los trabajos galardonados a nivel nacional y regional (dividido en Metropolitana, Bonaerense, Noroeste, Noreste, Cuyo, Central, Córdoba y Patagónica) y otras doscientas obras seleccionadas componen la muestra que se inaugurará hoy a las 19 en Imago Espacio de Arte (Suipacha 658): la exposición permanecerá abierta hasta el 6 de octubre y podrá visitarse de martes a viernes de 12 a 20 y los fines de semana de 11 a 18.

Silvana Lacarra es la ganadora del primer premio en Pintura por su trabajo plástico sin título que es “una estructura de madera revestida en fórmica. Es roja y tiene largas incisiones en la fórmica que van lastimando el material”, subraya la artista que estudió en el Instituto Saint Joseph de Bragado, localidad de la que es oriunda. “Soy una artista abstracta, lo que hago es alejarme de la representación y de la figuración”, reconoce en diálogo con Página/12. Esta artista, que recibió una beca de perfeccionamiento dirigida por Guillermo Kuitca, tiene la particularidad de trabajar con materiales industriales. “Cuando trabajo no trato de desdecir la cualidad del laminado plástico o fórmica, sino que me gusta la belleza propia del material. Lo contrario a disimularlo. Lo que busco es ‘exponerlo’”, dice Lacarra, quien asegura que la relación que establece con la fórmica “está basada fundamentalmente en sus propiedades físicas: su grosor, su peso, su falta de flexibilidad, su color, características que todas ellas inducen y provocan mi trabajo. La ‘falta de docilidad’ de la fórmica inspira las operaciones que realizo sobre ella. Diría que su resistencia es lo que me conduce”. Lacarra subraya que “el color de la fórmica es el color de la obra. Cuando yo elijo una fórmica sé que estoy eligiendo el color de la obra”.

Juan Martín Di Girolamo es el ganador del primer premio por su escultura Sola 9. Se trata de una obra realizada con masilla epoxi que representa a una chica reclinada en una cama (realizada con acolchado en tela) que está llorando. Sola 9 forma parte de una serie que presentó en San Pablo este egresado de la vieja Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón. “Yo venía trabajando con la imagen femenina, una imagen bastante contemporánea que tiene que ver con la belleza. Ahora le agregué este llanto porque me parece que se generaba una tensión interesante entre el dolor, la tristeza o la soledad contrastada con la belleza”, comenta Di Girolamo. “Socialmente –argumenta– es una chica que tiene todo como para ser ‘feliz’ y, sin embargo, así y todo llora. No se escapa de la condición humana.” A la “belleza” con la que habitualmente trabajaba, Di Girolamo le incorporó “el condimento que tiene que ver con la emotividad. Esto fue a raíz de una situación personal en que me tocó llorar. Y necesité trasladar el costado emotivo a esas imágenes”, asegura el artista, que desde 1999 participó en ferias internacionales como ArteBA y ARCO (Madrid), entre otras.

Un cuadro abstracto sin título, trabajado con grafito sobre papel, es el ganador del primer premio en Grabado y Dibujo. Su autor es Mariano Vilela, un artista que estudió en los talleres de Jorge Macchi y Ahuva Slimowickz y en la Escuela Nacional de Bellas Artes. Vilela afirma que utilizó un procedimiento no habitual en el trabajo con lápiz. “El trabajo es casi negro, pero cuando te acercás el negro no es una capa uniforme, sino que se ve como el gesto de la mano y, por lo tanto, hay como una idea del cuerpo metido en el trabajo”, sostiene Vilela. “Este dibujo es el fruto de muchos trabajos previos. Pero aparte, la imagen es muy minimalista, muy simple. A punto tal que la imagen es la reescritura de una obra del artista norteamericano Frank Stella, que era uno de los bastiones del arte minimalista.” Vilela encuentra en su obra una combinación de arte conceptual e informalismo: “Arte conceptual, porque al estar reescribiendo un cuadro preexistente estoy haciendo un giro conceptual acerca de cuán autor es Frank Stella de su obra, o cuán autor puedo ser yo de mi propia obra, aunque la imagen sea igual a la de Frank Stella. Informalista porque, de alguna manera, hay un diálogo íntimo con un material en particular. En este caso, el lápiz sobre el papel”, dice Vilela.

El fotógrafo cordobés Hugo Aveta obtuvo el primer premio por Morfología de un vacío. Se trata de una toma directa de una maqueta, intervenida digitalmente y que integra la serie Espacios Sustraíbles. En este caso, la maqueta representa a un espacio inventado por el fotógrafo. “Es una búsqueda del vacío dentro de los espacios. Digamos que hasta el vacío es un lugar: hay una forma de representarlo porque el vacío se entiende también a través de la forma”, comenta Aveta que, a su vez, reconoce el sentido metafórico de su idea porque “sería como un vacío mío, personal”. La modalidad de trabajo con maquetas se debe a que puede imaginar el espacio tal como lo quiere.

Compartir: 

Twitter
 

Sola 9, de Juan Martín Di Girolamo, ganador del primer premio en “Escultura y objeto”.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.