espectaculos

Martes, 31 de julio de 2007

PLASTICA › FERNANDO CANOVAS EN EL INSTITUTO VALENCIANO DE ARTE MODERNO

Arte argentino, otro escalón

Un pintor argentino de la diáspora expone en uno de los principales museos de España, el IVAM, que a su vez exhibe y colecciona obras de artistas de estas pampas. Detalles.

 Por Fabian Lebenglik
desde Valencia

El Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) fue fundado en 1989 y depende de la Generalitat Valenciana. Con 18 años de historia, se ha transformado en un centro neurálgico del arte moderno y contemporáneo a nivel mundial. El IVAM organiza grandes exposiciones temporales, con un enorme despliegue, que incluye la producción de catálogos y documentación que luego se vuelven referenciales para el estudio de artistas, períodos, tendencias o temas puntuales. En muchos casos las exposiciones temporarias establecen un antes y un después en la carrera de los artistas allí exhibidos. A lo largo de estos años el IVAM ha adquirido o logrado donaciones que conforman un patrimonio de alrededor de 11.000 piezas. En el caso de algunos artistas y etapas del arte regional y nacional, se ha transformado en el principal coleccionista. Este museo posee una gran cantidad de obras de artistas argentinos: alrededor de 350 obras de 16 argentinos, entre las que sobresale la colección de fotografías del gran Horacio Coppola. Desde su fundación, aquí se han organizado muestras de 6 argentinos: Coppola, Grete Stern, Guillermo Kuitca, Alejandro Corujeira, Carlos Alonso y la presente, de Fernando Canovas, el primero en entrar a las enormes salas principales del museo.

Las colecciones también son exhibidas a través de lecturas y recorridos elaborados por especialistas, curadores y críticos internacionales. Y tanto como utiliza sus salas y demás espacios institucionales, también organiza muestras de sus colecciones por todo el mundo. En estos días, por ejemplo, aquí hay una gran exposición patrimonial del celebrado Equipo Crónica (del cual este museo posee la mayor colección del mundo). Se trata de una versión ampliada (con 16 piezas nuevas) de una muestra itinerante que también pasó por el porteño Centro Cultural Recoleta en la primavera de 2005.

La cuarta parte del patrimonio artístico de este museo está constituida por fotografías: son más de 2500 piezas. Es una carta fuerte que el museo ha jugado desde su fundación. Según su directora, la influyente Consuelo Císcar, “la colección fotográfica del IVAM se inicia con el mismo espíritu de la colección principal, que sigue un criterio fundamentalmente histórico, orientado a expresar y subrayar las características del arte moderno y contemporáneo, así como las aportaciones específicas de su desarrollo en la situación cultural española y muy concretamente la valenciana. Aquí hay obras realizadas por las figuras más emblemáticas de las vanguardias artísticas y también de una serie de autores muy poco estudiados, que dotan a esta colección de un carácter diferente y exclusivo y que son de una gran ayuda para comprender la situación actual del arte contemporáneo. Autores situados desde el inicio de la modernidad, alargando el período de actuación, sobre aquellos autores que tienen una conexión directa con el concepto principal de la colección, basado en el cambio profundo que aportan, en la búsqueda de la forma, juntamente con el compromiso que mantienen frente a los acontecimientos que se desarrollan en la sociedad en la que viven”.

El IVAM será ampliado entre 2009 y 2011 a un costo de setenta millones de euros. De sus actuales 17.000 m2 pasará a tener 40.000: una apuesta muy fuerte por parte de un museo público.

En estos días y hasta el 2 de septiembre, el IVAM presenta una gran muestra antológica del arista argentino Fernando Canovas (Buenos Aires, 1960), quien reside desde comienzos de la década del ochenta en París y ahora se ha mudado a Nueva York. Para dar una idea del contexto en el que aquí se exhibe a Canovas, al mismo tiempo se presentan las exposiciones Fervor de Buenos Aires, dibujos de arquitectos argentinos –Mario Roberto Alvarez, Jacques Bedel, Roberto Converti y Roberto Frangella, entre otros–. También se exhibe una impactante muestra de Plessi; una selección de retratos de las colecciones del Museo del Prado, que va de Goya a Sorolla. Una muestra sobre el artista faro de este museo: Julio González (el IVAM está conformado también por el Centro Julio González); una exhibición de retratos infantiles del pintor valenciano Ignacio Pinazo, de quien se cumplieron 90 años de su muerte en 2006, y una muestra del diseñador local Pepe Canya. Entre todas hablan de un equilibrio combinado entre localización e internacionalización.

La antología de Fernando Canovas, curada por el norteamericano Lyle Rexer y por Consuelo Císcar, incluye 39 grandes obras de sus principales series, distribuidas en tres salas gigantescas, con un excelente montaje, visualmente impactante. Los distintos grupos pictóricos se dividen según los períodos elaborados por el propio artista a lo largo de su trayectoria. Así, las salas muestran conjuntos bien diferenciados: período gris, arqueologías urbanas, andamios y paisajes orgánicos, serie de las repisas y pinturas conectadas.

Compartir: 

Twitter
 

Tres acrílicos de 2x2 m, a modo de tríptico, realizados por Canovas en 2000 y 2001.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.