espectaculos

Miércoles, 2 de febrero de 2011

DISCOS

Lanzamientos

7-New Bla-Bla

L. Camorra. Bultaco/EMI, 2010.

Este músico adepto al pop, la maquinaria y lo sintético entrega, tal vez sin quererlo, un disco de tono documental que reúne a casi todo su círculo de pertenencia: varios Babasónicos, la voz de Noelia Mourier (Coco) y los Banda de Turistas enteros. El track “Importante”, además de una pieza de relojería pop, fue una de las últimas grabaciones de Gabo Manelli, el fallecido bajista babasónico. Pero más allá de lo anecdótico, Camorra tiene otros diez pedacitos de malfunción armónica y de error pop, puntos de fuga para su propia y sofisticada falta de sofisticación. L. P.

7-Daft Punk

Tron, el legado. Walt Disney Records

¿Quiénes mejor que Thomas Bangalter y Guy-Manuel de Homem-Christo para darles forma a los sonidos de una fábula retrofuturista? Si estos dos franceses que revolucionaron la electrónica recibieron inspiración de la Tron original, ahora devuelven la gentileza con una banda sonora que cuadra a la perfección con la historia. Aunque en buena medida lo hace a costa de su propia personalidad: hay más de la orquesta –sutil o épica, según se la requiera– que del típico sonido Daft Punk. Cuando el ritmo copa la parada, como en “End of Line” y “Derezzed”, todo mejora. R. C.

8-Los pasos labrados

Tonolec Folk. independiente

El grupo chaqueño sorprende con un disco de versiones del repertorio popular argentino: desde la intimidad de “Zamba para olvidar”, pasando por la alegría del chamamé “Cacique Catán”, la oscuridad de “Qué he sacado con quererte” hasta la curiosa versión de “Cinco siglos igual” de León Gieco en lengua toba, siempre atravesados por la voz enérgica y atmosférica de Charo Bogarín y las guitarras refinadas de Diego Pérez. La dupla logra un trabajo novedoso que mantiene una armoniosa fusión entre los sonidos electrónicos y la música folclórica. S. S.

7-I Feel Like Playing

Ronnie Wood. Leader Music

Es cierto que Ronnie tuvo algunos problemas en los últimos tiempos, pero se tomó casi diez años para grabar el CD sucesor de Not for Begginers. La espera fue fructífera, en función de las (muchas, pocas o ninguna, según) expectativas. Porque el guitarrista de los Stones despliega aquí lo que sabe hacer: ponerles groove rocanrolero a un puñado de canciones que bordean el rhythm’n’blues sin caer en la burda imitación del arquetipo. Además, el muchacho tiene buenos contactos y se agenció la participación de Slash, Flea, Billy Gi-bbons y siguen las firmas. F. D.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.