espectaculos

Miércoles, 29 de agosto de 2007

DISCOS

LANZAMIENTOS

10-Muchas gracias Mastropiero

Varios. Pulso 70

¿Cómo es que esta idea se llevó a cabo recién ahora? Catorce coros y grupos vocales se decidieron a demostrar hasta qué punto Les Luthiers es un grupo de músicos notables antes que meros humoristas. Y así, “Lazy Daisy” (Cabernet), “Oi Gadoñaya” (Grupo Vocal de Difusión), “El explicado” (Santaires), “La bella y graciosa moza” (Cantabile), “Teorema de Thales” (Extramuros) o “Epopeya de Edipo de Tebas” (Coro de la Facultad de Ingeniería) ofrecen una nueva manera de disfrutar a LL, y de descubrir que sí, es posible seguir riéndose con esas que sabemos todos. E. F.

8-Baby 81

Black Rebel Motorcycle Club. Sony BMG

“El suicidio es fácil / ¿qué pasó con la revolución?”, desafía el trío de San Francisco, que en su cuarto disco retorna a los guitarrazos electrizantes. Ojo, los muchachos no han olvidado las lecciones del magnífico Howl: “Took out a Loan” y “666 Conducer” mezclan aquel blues acústico con aceite garagero bien viscoso. En “Weapon of Choice”, en cambio, hacen pensar en Supergrass y Foo Fighters (vaya dupla). También hay gospel, oscuridad sónica y camperas de cuero: como para poner en el estéreo y salir a la ruta en busca de una road movie privada. R. C.

8-Forever cool

Dean Martin. Capitol

Fue, sin dudas, el más encantador de los integrantes del Clan Sinatra. Y la idea de rescatar su voz y ponerla en un nuevo contexto podría haber derivado en uno de esos pastiches clásico/moderno de resultado poco feliz. Pero la participación de Charles Aznavour, el actor Kevin Spacey, Robbie Williams y Joss Stone –entre otros– es sólo un matiz: con una orquesta que reproduce el swing de los ’60 con precisión y excelente pulso, Dean Martin vuelve a brillar con perlas como “Ain’t that a kick in the head”, “Baby-O” y “I can’t believe that you’re in love with me”. Como si lo hubiera grabado ayer. E. F.

7-Antidiótico

Orishas. EMI

Apenas (o “ya”) han pasado ocho años del hit “A lo cubano”, que depositó de prepo a los Orishas en el mapa afrolatino de Europa. Un lapso que el grupo (y la discográfica) consideró prudente para lanzar un grandes éxitos. La iniciativa revela de algún modo el desgaste sufrido por el atractivo cóctel rap & son patentado por la banda. La sensación se potencia cuando se advierte que los únicos temas nuevos (el que abre, “Hay un son”, y el que cierra, “Una página doblada”) no alcanzan la intensidad de “aquéllos”. Pero los “temas viejos” los redimen. F. D.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.