espectaculos

Martes, 2 de junio de 2009

TELEVISION › HOY LLEGA EL PRIMER CAPíTULO DE MENTAL, OTRA SERIE CON TEMAS MéDICOS

Cuando Hollywood se hace en Bogotá

La serie producida por Fox transcurre en un hospital de Los Angeles, pero fue filmada en la capital colombiana.

 Por Roque Casciero

En el primer capítulo de Mental, que Fox emitirá hoy a las 22, los televidentes se encontrarán con el psiquiatra Jack Gallagher (Chris Vance), que se convierte en director de salud mental del hospital Wharton Memorial de Los Angeles y que enseguida pone en práctica sus métodos poco ortodoxos: antes de presentarse ante sus nuevos subordinados, se desnuda en pleno hall para convencer a un paciente de que no se resista a ser tratado. Pero, más allá de la historia que se verá en la pantalla, hay otra que involucra al programa y que tiene que ver con un modo diferente de hacer televisión para el mercado estadounidense, ya que Mental es la primera serie en inglés producida en América latina. Los trece episodios fueron filmados en Bogotá, Colombia, con la idea de reducir costos de producción sin que ese recorte se note en la calidad de la serie. Otra novedad tiene que ver con que Fox Television Studios (FTS) hizo toda la temporada sin tener firmado contrato con ninguna cadena de Estados Unidos, algo poco frecuente en un mercado en el que por lo general se depende de que un canal encargue los episodios basándose en el piloto.

En este nuevo modelo empresarial emprendido por FTS mucho tiene que ver su presidente, el argentino Emiliano Calemzuk, quien trabajó durante varios años para Fox International Channels y a menudo debía sufrir, igual que los televidentes de esta parte del mundo, la cancelación de una serie de parte de la cadena madre cuando apenas iban dos o tres episodios. Eso, además de la idea de reducir costos (producir en Colombia, aparentemente, cuesta entre un 50 y un 70 por ciento menos que hacerlo en Hollywood), lo llevó a pensar esta nueva forma de encarar la producción de programas. “La intención fue que recién se saliera a venderlo cuando estuvieran listos todos los capítulos”, le dice a Página/12 Iain Paterson, productor de Mental. “Hablamos con muchas cadenas de Estados Unidos antes de que Fox Broadcasting la tomara y la convirtiera en una serie de prime time en la señal de Fox.” México y Canadá son otros dos países donde FTS planea hacer sendas series con un modelo empresarial similar.

Durante la conversación telefónica, Paterson recuerda que pasó diez meses de 2008 en Bogotá, de los cuales los primeros fueron destinados a adiestrar a la crew local acerca de los métodos de producción usuales en Estados Unidos. “Ese fue uno de los aspectos más excitantes de esta experiencia, porque tuvimos que explicarles a los técnicos colombianos de qué modo manejamos el set y los ensayos, cómo establecemos los horarios y demás. Tuvimos un grupo de gente fantástico y al final trabajamos exactamente igual que si hubiéramos estado en Hollywood.” Pero, claro, quedaba por superar un escollo: el programa se desarrolla en Los Angeles, una ciudad “con una arquitectura residencial muy diferente de Bogotá, igual que los automóviles y la forma en que se viste la gente”, según el productor. “Hay algunas tomas de exteriores que fueron hechas en Los Angeles, pero las que tienen actores involucrados son todas de Bogotá. Debíamos ser muy cuidadosos cada vez que salíamos del set principal, que es el interior del hospital, y elegir bien nuestra selección de ángulos.”

–El primer episodio de Mental no cosechó las mejores críticas de los medios norteamericanos, pero nadie culpó al hecho de que la producción hubiera sido hecha fuera de Estados Unidos.

–Es cierto, creo que hicimos un buen trabajo al entregar una producción de alta calidad al estilo norteamericano. Los problemas que marcan los críticos tienen que ver con el guión y en algunos casos con la actuación, pero esos temas no tienen nada que ver con la experiencia latinoamericana del programa. De todos modos, el rating del programa la semana pasada fue muy bueno, así que hay mucho optimismo acerca de que este programa realmente funcione. Además, si los programas en los que trabajé antes hubieran sido tan exitosos como los críticos pensaban que deberían ser, ya me habría jubilado hace rato (risas). Desafortunadamente, estuve involucrado con películas que tuvieron excelentes críticas y el público simplemente no fue a verlas. La crítica de televisión es algo útil, pero no es lo único que cuenta para crear un público.

–Muchos críticos compararon negativamente a la serie con Dr. House.

–Bueno, creo que nuestro programa es muy diferente, aunque algunos aspectos son obviamente parecidos a todos los programas médicos. En ese sentido, no me parece una crítica justa. Si el programa llega a tener una segunda temporada podremos trabajar con la fuerza de esos personajes y podremos tener incluso mejores guiones, porque ya sabemos hacia dónde vamos. En los primeros episodios de cualquier programa uno debe buscar el camino, nada emerge en su forma definitiva: hay que descubrir la fuerza actoral, por ejemplo, y adecuarla a un programa que la gente descubra y disfrute.

Compartir: 

Twitter
 

Mental transcurre en el área de salud mental del hospital Wharton Memorial.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.