espectaculos

Lunes, 3 de mayo de 2010

TELEVISION › AL CIERRE DE ESTA EDICIóN SE ENTREGABAN LOS PREMIOS MARTíN FIERRO

Autocelebración con ingredientes

La ceremonia que marcó “la vuelta de Adrián Suar”, también dejó espacio para la controversia político-mediática. Luis Majul y Liliana López Foresi fueron algunos de los que la reflejaron.

 Por Emanuel Respighi

En una ceremonia en la que cada vez con mayor esfuerzo se intenta emular a las premiaciones del primer mundo, al cierre de esta edición se llevaba a cabo la 40º entrega de los premios Martín Fierro, que reconoce a las producciones televisivas y radiofónicas del último año. Desde la mismísima “alfombra roja”, la transmisión televisiva de la velada a cargo de América se encargó de enaltecer la importancia de un premio del que la mayoría de las “celebridades” descree, pero al que se entregan como una manera de autocelebrarse cada año. Presentada como la ceremonia que marcaría “la vuelta de Adrián Suar” y en la que a Amalia Granata fue recibida como “una de las grandes figuras de la noche” , el equipo de Infama a cargo de la previa no ahorró adjetivos (“lujosa”, “espectacular”) para agregarle glamour a la fiesta. Un objetivo que mostraba sus hilos vernáculos cuando un paquete de pañales o detergente en mano Santiago Del Moro anunciaba las PNT’s, entre vestidos y sacos de Dolce & Gabbana, Benito Fernández y Las Oreiro. La ceremonia fue conducida por Alejandro Fantino y Karina Mazzocco.

Como no sucedía desde hace tiempo, la ceremonia estuvo signada por la puja periodístico-mediática que se originó desde la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisuales. El primero en tirar la piedra fue Luis Majul (cuyo programa La cornisa ganó el rubro periodístico televisivo) con un discurso encendido. “Agradezco –dijo el conductor– a los accionistas del grupo América, especialmente a Daniel Vila, porque nos supieron respetar, aun cuando en estos años tuvimos opiniones opuestas. Quiero pedirle respetuosamente a la presidente Cristina Fernández y al ex presidente Néstor Kirchner que tengan la generosidad de repudiar con energía suficiente los escraches que muchos periodistas recibimos.” Luego, Liliana López Foresi (cuyo Liliana en Del Plata fue elegido mejor periodístico en radio) le mandó un tiro por elevación a Majul. “Curiosamente o no tanto –recordó–, un día como hoy, pero 19 años atrás, Revista 13, periodismo con opinión (ciclo que conducía en Canal 13 y que fue levantado en 1991 por criticar las privatizaciones del menemismo) dejaba de tener opinión. Como sé que todos lo saben, me voy a regalar el privilegio de decirlo yo. Gracias a todos los que lo dijeron y a los que no: de todos aprendí mucho.”

Al cierre de esta edición, el contrapunto comenzaba a zanjarse a través de otros colegas. Fernando Bravo, elegido mejor conductor de radio, dedicó la estatuilla a “todos los periodistas que ponen su firma y juegan su opinión para que la democracia esté cada vez más fortalecida”. Luego sería el turno de Gabriela Rádice, ganadora del rubro labor periodística en TV por Visión Siete, la que pondría paños fríos. “Pido por el respeto entre colegas y por la unión en el país”, subrayó en su discurso.

Compartir: 

Twitter
 

López Foresi ganó por su programa en Radio Del Plata.
Imagen: Télam
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.