espectaculos

Domingo, 6 de febrero de 2011

TELEVISION › SHIT MY DAD SAYS, LA SERIE ORIGINADA EN UNA CUENTA DE TWITTER

Viaje a las estrellas en 140 caracteres

Aunque la comedia sobre situaciones cotidianas (o “sobre nada”, como definió Seinfeld) ya fue explotada lo suficiente como para suponer que algo nuevo se podía hacer en el género, ahora William “Captain Kirk” Shatner le aporta sus “tweets”.

 Por Leonardo Ferri

Se veía venir. Desde hace tiempo las industrias cinematográfica y televisiva tienen puestos sus ojos en la web, a la que no sólo explotan como medio publicitario viral o como complemento de sus propias historias, sino que también utilizan como fuente de nuevas ideas. Según parece, detrás de cada computadora puede haber un guionista en potencia, y los blogs, canales de YouTube y –ahora– cuentas de Twitter son rastrillados hasta el cansancio en busca de “la” novedad. Como una pepita de oro perdida en un río de tweets, apareció @shitmydadsays, la cuenta de Twitter en la que un tal Justin Halpern –un joven desocupado de 29 años– escribe aquello que su padre –Sam, 72 años, incontinente verbal– dice, sin más limitaciones que los 140 caracteres permitidos por la red social. Shit My Dad Says (Mierda, dice mi padre) es el nombre de la serie que Warner Channel estrena mañana en la Argentina.

Aunque la comedia sobre situaciones cotidianas (o “sobre nada”, descripción suprema establecida por Seinfeld) ya fue explotada lo suficiente como para poder pensar en que nada nuevo se puede hacer en ese género, Shit... incorpora algunos elementos interesantes. En principio, el origen 2.0 de la serie y que el propio Halpern participe de manera activa en los guiones y en la producción ejecutiva de la serie le aseguran cierto nivel de verosimilitud, dado que los capítulos están basados en las verdaderas máximas de Sam. De esta manera, parece poco probable que la historia resbale de su línea original. La otra novedad viene del mundo trekkie: el ex Capitán Kirk de Viaje a las estrellas, William Shatner, es quien interpreta a Sam (que en la serie se llama Ed), un doctor retirado del ejército, ex marido de tres mujeres y padre de dos hijos. El malhumorado y sarcástico Ed parece tener una opinión para cada tema: la homosexualidad, los blogs, los horarios, el orden de la casa, el dinero, la familia, las mujeres y cada tópico que se le presente. Shatner se vuelca a la comedia después de su paso por series de abogados, como Boston Legal y The Practice, y a juzgar por lo visto hasta ahora el personaje de Ed le sienta a la perfección, sobre todo con el transcurrir de los capítulos.

El papel de Justin (que en la serie se llama Henry) es interpretado por Jonathan Sadowski, quizá recordado por sus participaciones en Dr. House, Chuck y la cuarta entrega de Duro de matar. Cuando Henry es despedido –en la vida real, y por ende, en la serie– de su trabajo en una revista, se ve obligado a recurrir a la opción menos deseada: volver a la casa de su padre, con plena conciencia de que no será una convivencia fácil. Pero lo que en principio complica su vida es lo que le trae suerte, cuando Ed lo llama en medio de una reunión de trabajo. Después de escuchar la conversación, su editor le pide que escriba una columna sobre cómo es volver a la casa de los padres en plena crisis económica. Así cada charla se transforma en una fuente de material, de la que Ed no disfruta ser parte. Basta un ejemplo:

–¿Ves, papá? Puedo girar las fotos con mi dedo índice...

–Henry, a nadie le interesan las cosas que puede hacer tu teléfono. Lo compraste, no lo inventaste. Cualquier idiota puede hacer eso.

–... (Sonrisa.)

–Uh, ahora vas a escribir sobre eso, ¿no?

Si bien Shit My Dad Says no se trata de una puesta revolucionaria en la TV, cumple con su obligada cuota de risas y emoción, no mucho más de lo que el público suele buscar en este tipo de programas. El aporte de elementos del reality show, del stand-up y de la típica sitcom estadounidense le dan un toque extra de interés que, entre tanta oferta de programas importados, no es un dato menor. Los 12 millones de espectadores que vieron el primer capítulo en Estados Unidos por ahora parecen darle la razón. Y con el objetivo de viralizar la serie –o quizá de estar a tono con la misma– cada uno de los actores tiene su propia cuenta (empezando por @WilliamShatner), en la que opinan sobre lo que ya pasó o adelantan lo que está por pasar.

Compartir: 

Twitter
 

Shatner y Jonathan Sadowski: padre e hijo en la era de las redes sociales.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.