espectaculos

Lunes, 28 de mayo de 2012

TELEVISION › EL PUNTERO SE LLEVó EL ORO EN UN FINAL POLéMICO

El Trece hizo valer la localía en la fiesta de los Martín Fierro

En una ceremonia en la que Telefe venía llevándose la mayoría de los premios y El hombre de tu vida se perfilaba como posible ganador de la noche, finalmente el galardón principal fue para la ficción de Pol-Ka. El elegido se llevó seis estatuillas.

 Por Emanuel Respighi

En una fiesta interminable, El Puntero se alzó sorpresivamente con el Martín Fierro de Oro. No porque la ficción de Pol-Ka no haya hecho méritos artísticos para alzarse con el máximo galardón, sino porque El hombre de tu vida se había impuesto en las categorías autor, director, participación especial, actriz de reparto y cortina musical. Esas cinco distinciones, además, se las había ganado directamente a El Puntero, que sólo había obtenido en los rubros actor y miniserie (este logro ya era inexplicable, desde el punto de vista de los reconocimientos a El hombre...). Así, la 42 ceremonia de entrega del premio organizado por la Asociación de Periodistas de Televisión y Radio de Argentina (Aptra) puso en escena nuevamente todos los vicios, torpezas, omisiones, hipocresías y sin sentidos que acostumbra. Sin embargo, a diferencia del año pasado, esta vez la pantalla más premiada fue la de Telefe, con un total de 17 distinciones, contra las 10 de su competidora. El Martín Fierro de Platino, que el público elige entre los que alguna vez ganaron el Oro, fue para Antonio Gasalla, ausente sin aviso. En radio, Continental fue la emisora más premiada, con dos distinciones. Lo más jugoso de la ceremonia fue el intercambio de opiniones que distintos periodistas ofrecieron sobre su rol y la actualidad de la profesión.

Si el año pasado el Martín Fierro había sido una suerte de autopremiación de El Trece desde la cantidad de estatuillas obtenidas, esta edición no resultó tan diferente, ya que si bien obtuvo menos premios que Telefe, le arrebató la estatuilla de Oro, la más importante. La conducción de la ceremonia estuvo a cargo de Mariana Fabbiani y Roberto Pettinato, que pese a sus ácidos y para nada protocolares comentarios, no pudo evitar el tedio generado por las casi cinco horas de transmisión. La sorpresa llegó con ese final inesperado, sospechoso, por propios y extraños.

Fiel a una historia que hace que los premios pierdan credibilidad, el canal emisor de la ceremonia se alzó con el premio como mejor noticiero. Ese inexplicable absurdo que perdura en los miembros de Aptra le dio la oportunidad a parte del equipo de Telenoche (llamó la atención que no estuvieran ninguno de sus conductores) para que se explayaran con privilegiada comodidad. “Se lo queremos dedicar a toda la gente que desde hace años espera para ver Telenoche y sigue esperando que sigamos preguntando todas las veces que sea necesario. Preguntar, preguntar y preguntar a todos y todas. Y, además, que los funcionarios respondan: desde los funcionarios, los ministros y la presidenta. Vamos a seguir preguntando porque son quienes definen la vida de los argentinos de todos los días”, arrancó Mario Massaccesi.

Inmediatamente, Edgardo Alfano copó el micrófono para subrayar que “como periodistas de Telenoche queremos reflejar la realidad de esta Argentina y defender a las instituciones de nuestros país. Y que haya justicia para todos y no sólo para los amigos del poder”. El último en mostrar su disgusto fue Julio Bazán: “Que escuchen los funcionarios que mucha gente no tiene para comer, y si no tienen para comer no puede haber justicia”. Extrañamente, las música de fondo que indica que se les había acabado largamente su tiempo de discurso recién apareció cuando Bebe Contepomi dedicó el premio al fallecido Luis Alberto Spinetta y otras figuras del rock nacional.

La respuesta iba a llegar un rato después, a través de Reynaldo Sietecase, reconocido por su labor periodística en radio, que no se ahorró eufemismos para dejar sentada su postura. “Escuché hoy a mucha gente hablar de las preguntas. El periodismo tiene como función esencial preguntar. Pero no sólo hay que preguntarle al poder político, sino también al poder económico, porque en una democracia como la que tenemos ambos poderes tienen a veces el mismo poder”, comenzó su discurso. “Quiero dedicarle este premio –desarrolló– a todos los periodistas que no se creen fiscales de la patria, a los que se levantan sin creerse que el periodismo tiene como función aplaudir al funcionario tal o cual. Pero también quiero dedicarle este premio a los periodistas que creen que hay que se funcional a los grupos de poder, incluso a los que nos contratan. El periodismo es un compromiso ético de contar lo que pasa y explicar lo que pasa, y eso nos genera problemas, a veces con el poder económico, a veces con el político y a también con el que nos contrata. De eso se trata el periodismo, amigos.”

El momento más emotivo de la noche fue cuando Juan Alberto Badía fue reconocido por su extensa trayectoria en radio y TV. Ovacionado de a pie por todos los presentes, el locutor se mostró feliz. “Este reconocimiento me llega en un momento alegre, donde no tengo la carga de tener que decir 20 palabras que salven a la humanidad. Pero sí hay algo que quiero decirles a los que comienzan este cada vez más comprometido camino de los medios: la trayectoria no se hace de un día a otro. Es tramo a tramo, es remar contra la corriente. Cada tramo de esa vida forma una trayectoria. Revisando mis recuerdos se me viene una nota que me hicieron cuando comencé, donde me preguntaron qué esperaba de mi futuro. Y yo respondí tener una trayectoria en lo que más amo en la vida, que es este trabajo”, confesó, en el único pasaje de la noche en el que todos los presentes dejaron de lado sus propios egos para escuchar al otro, con el debido respeto y en silencio.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.