espectaculos

Lunes, 2 de julio de 2012

TELEVISION › KENNETH BRANAGH Y LA ADAPTACIóN DE LAS NOVELAS DE HENNING MANKELL

Un caballero británico en la piel de Kurt Wallander

El actor y director británico interpreta al famoso detective en una nueva serie de adaptaciones de la obra del escritor sueco, en este caso realizada por la BBC. El propio Mankell lo elogió: “Kenneth y el equipo han purificado las historias”.

 Por Gerard Gilbert *

“No, no quiero. Quiero que me llamen Ken.” Sir Kenneth Branagh contesta con cierta rapidez a la pregunta de si el flamante caballero desea ser llamado Sir Ken. Sólo han pasado unos días desde que se conoció la novedad de que Branagh pasará a formar parte del ilustre elenco de actores caballeros, que incluye a Sir Sean Connery, Sir Michael Caine, Sir Ben Kingsley y, por supuesto (porque la comparación se ha hecho a menudo, incluso a través de la emulación por el mismo Branagh), el fallecido Sir Laurence Olivier.

El actor está empezando a sentir el impacto de ese honor recién en estos días. “El hecho de que ya esté en conocimiento de todo el mundo hace que haya tomado estado real algo que, hasta el último minuto, se sintió bastante surrealista”, dice. “La invitación llegó en un gran, enorme, sobre con estampillas de la Cabinet Office, lo que en principio te preocupa bastante.” Eso sucedió siete semanas atrás, y Branagh agrega que “tenés que mantener silencio... ellos te dicen ‘usted no volverá a saber de nosotros hasta la mañana en la que se realice el anuncio’, con lo que te quedás preguntándote si tu carta de aceptación efectivamente llegó”. Como sea, la noticia ya se desaparramó y las reacciones, según el actor, “fueron maravillosas, incluso de gente a la que no veo desde hace un trillón de años... viejos compañeros de escuela, gente de todo el mundo”. Aunque puede preguntarse qué pensaría del título Kurt Wallander, el austero, dispéptico detective sueco de mediana edad de la BBC1: un personaje que ha hecho mucho por restablecer el alto perfil de Branagh ante la audiencia televisiva británica.

“Por supuesto, los suecos tienen su propia familia real”, dice Branagh. “Henning me ha tomado un poco el pelo por el asunto, que es algo que seguirá sucediendo por el resto de mis días. Así es el juego.” “Henning” es Henning Mankell, el sueco de 64 años que es autor de las fenomenalmente exitosas novelas de Wallander, y que también acaba de visitar Inglaterra para ayudar a promover una nueva serie de adaptaciones de sus libros realizada por la BBC. La actitud de Mankell –un hombre social y políticamente activo, un radical del estilo 1968 que es muy crítico del Estado de Israel– es que, si hay que dispensar honores a alguien, lo mejor es que vayan para alguien como Branagh. “Es que él es un tipo muy decente... no viene de las clases altas”, dice Mankell, refiriéndose a las raíces de Branagh en la Belfast de clase trabajadora: el padre del actor, plomero y jornalero, mudó a la familia a Inglaterra cuando Branagh tenía nueve años, para escapar de los “Troubles” irlandeses. “Lo puedo poner de otra manera”, continúa Mankell. “No es secreto que gané un montón de dinero, pero es mejor que yo acceda a ese dinero, porque suelo donarlo.”

Efectivamente, se han vendido en todo el mundo más de treinta millones de copias de las diez novelas de Wallander, desde que el autor empezó a escribir sobre su policía inspector en la ficción situada en Ystad, al sur de Suecia. Mankell dona buena parte de sus beneficios a varias ONG que se dedican a ayudar a víctimas del hiv y a proyectos para Africa, especialmente un teatro muy apreciado, el Avenido, en Maputo, capital de Mozambique. Las novelas ya fueron filmadas dos veces en Suecia, primero con Rolf Lassgard en el papel del irascible detective, y luego para la televisión sueca, con Krister Henriksson en el rol principal. Pero es la performance de Branagh la que más impresionó a Mankell, llevándolo a comparar las producciones de BBC1 con un drama de la antigua Grecia.

“Yo diría que Kenneth y el equipo han purificado las historias, que le quitaron todo lo que no fuera imprescindible, incluyendo más de un diálogo innecesario. Ellos trabajan en silencio sobre el hombre en el paisaje”, dice el escritor, y agrega que mientras John Le Carré (un modelo a seguir para Mankell) terminó dejando de escribir historias de George Smiley porque sintió que su jefe de espías había sido totalmente cooptado por Alec Guinness, para él la performance de Branagh es una inspiración a escribir nuevas aventuras.

Aunque no es lo que vaya a hacer ahora. “No, no más. Tengo muchas otras cosas para escribir”, argumenta. Aunque admite que si alguna vez se siente tentado a revisitar a su viejo amigo ficcional en Ystad, siempre tendrá a Linda Wallander en la manga. “Siempre tuve a la hija, que es también oficial de policía”, dice. “Con lo que ya veremos qué pasa en el futuro.” Hijo de un juez, Mankell fue criado en un piso sobre una sala de juicios. Su madre dejó a su padre cuando el tenía sólo dos años. Mankell asegura que le preguntó a cada una de sus cuatro esposas si podían ver al niño sin madre en su interior, y aparentemente todas le contestaron que no. Su cuarta esposa es la hija de Ingmar Bergman, y el legendario director de cine fue aparentemente un ávido lector de Wallander. Y fue en un festival de películas de Bergman que Mankell encontró por primera vez a Branagh, y donde el actor le preguntó si podía interpretar a Wallander.

El Wallander de la BBC se ve en el prime time del principal canal sueco, SVT1, lo que lleva a la extraña situación de que un drama situado en Suecia sea visto en Suecia con subtítulos en sueco. “Es gracioso, sí”, dice Mankell. “Fue muy interesante cuando se anunció el título de caballero para Kenneth, se vio muchísimo en los diarios suecos. Quiero decir, estaban un poquito orgullosos. Pero creo que también muestra que el público inglés puede sentirse en casa dentro de los paisajes suecos, porque no es inglés pero a la vez no es completamente extraño. Creo que es algo muy nuevo. La BBC y Kenneth fueron muy valientes cuando decidieron llevar todo el elenco y equipo a Suecia.”

Los tres nuevos episodios de Wallander empiezan con An Event in Autumn, en el que jóvenes prostitutas polacas son el blanco de un asesino serial, y que comienza con el detective encontrando cierta clase de satisfacción con una nueva casa junto al mar, y tranquilidad junto a Vanja Andersson (Saskia Reeves), la ex amante de una de las víctimas de asesinato en el episodio 2 de la serie, The fifth woman. El policía incluso tiene un perro, que pronto encontrará algo desagradable enterrado bajo los arbustos de grosella. Las otras dos adaptaciones de la serie son The Dogs of Riga, que fue parcialmente filmada en Lituania, y Before the frost, que se centra en la relación de Wallander con su hija policía, Linda, interpretada por Jeany Spark.

Sarah Smart vuelve en su rol como la detective Anne-Britt Hoglund, aunque en las nuevas aventuras no está Tom Hiddleston. “Se fue a trabajar en el equipo Vengadores”, dice Branagh, que dirigió a Hiddleston como el supervillano Loki en Thor, la predecesora de Los Vengadores en el universo Marvel. Hiddleston también está interpretando a Enrique V –el rol que le dio gran reputación a Branagh– en un nuevo ciclo sobre Shakespeare en la BBC. “Me encantaría trabajar con él otra vez”, dice el actor. “Nos mantenemos al tanto, de hecho nos estamos viendo mañana.” Una de las nuevas estrellas que llaman la atención es Soren Malling, un actor danés que ya ha hecho varios trabajos televisivos, incluyendo apariciones en The Killing. “Lo vi en The Killing, aunque no en otras cosas que hizo”, señala Branagh. “No nos sobra el tiempo... quiero decir, todo pasa por abarcar más, se trata de hacer tres, cuatro cosas en una noche. Pero habiendo visto eso y hecho lo otro, sería feliz de relajarme un poco.”

Branagh ha hecho esfuerzos para evitar las versiones de Wallander realizadas en Suecia. “Me llevaría a no hacerlo”, dice. “Sería muy deprimente ver cuán buenas son esas versiones. Las miraré una vez que haya hecho dos o tres más, lo que seguramente terminaremos haciendo. Y después ponerlo a dormir, a menos que de verdad Henning escriba algunas más.” Los tres últimos títulos de Wallander que Branagh realizará son The White Lioness y dos partes de lo que fue la última novela de la serie escrita por Mankell, The Troubled Man: “Una novela brillante, muy densa”, define el intérprete y realizador.

Mientras tanto, el más reciente actor-caballero estará ocupado dirigiendo a Chris Pine (el Capitán Kirk de las nuevas Star Trek) en la quinta película de la serie de Jack Ryan, aún sin título definitivo. “Es el personaje de Tom Clancy, en una especie de precuela”, explica. “Es el comienzo de la carrera de Jack en la CIA, y lo lleva de Wall Street, donde trabaja encubierto como un analista para la Agencia, a Moscú.” Otros dos proyectos están en lo que él llama “el carril paralelo”, incluyendo una película con Dame Judi Dench y Sir Anthony Hopkins en una novela también de Mankell pero no de Wallander, Italian shoes: “Todavía no pudimos conseguir reunirnos en un mismo lugar a la misma hora”, se ríe. También planea dirigir a Kate Winslet en The Guernsey Literary and Potato Peel Pie Society (reducido a Guernsey para el mercado estadounidense), una adaptación de la novela de 2008 que transcurre en la Islas del Canal ocupadas por los alemanes durante la guerra. “Ibamos a filmar esta primavera, pero al final no pudimos reunir al elenco... ni el presupuesto.”

Antes de dejar a Sir Kenneth Branagh, o simplemente a Ken, una pregunta final: no todos los que reciben la oferta de ser caballeros la han aceptado, y hay caso de repetidas negativas, como el pintor LS Lowry. ¿En algún momento se le cruzó por la cabeza esa idea? Y él dice que no, sin dudar un instante. “Cuando la gente dice que se siente humillada por algo como esto... así es como lo veo yo: ante esto, inmediatamente pensás en toda la gente que te cruzaste en una carrera de treinta años. Y que el reconocimiento a todo ese trabajo en colaboración, tal como lo veo yo, le llega a muy poca gente. Aceptar eso es también una manera de decirles a ellos ‘Muchas gracias’”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Kenneth Branagh ya puede ser llamado “Sir”, pero prefiere que le digan “Ken”.
Imagen: EFE
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.