espectaculos

Domingo, 6 de octubre de 2013

TELEVISION › MERRITT WEVER SE ALZO CON UN PREMIO POR SU PAPEL EN NURSE JACKIE

“Ganar el Emmy fue un poco abrumador”

A los 33 años, acaba de llevarse la estatuilla a la mejor actriz de reparto en una comedia. En la serie, cuya quinta temporada termina hoy por Studio Universal, encarna a Zoey Barkow, la asistente de la enfermera adicta protagonizada por Edie Falco.

 Por Federico Lisica

Fueron exactamente diez segundos. Merritt Wever acababa de ganar su primer Emmy como mejor actriz secundaria en una comedia, gracias a su enfermera inexperta e ingeniosa muy propicia al descoloque verbal y corporal de Nurse Jackie. Tras dejar sin premio a otras actrices con más punch mediático como Sofía Vergara o Jane Lynch, se subió al escenario. Millones la observaban y escuchaban en todo el mundo. Y ella dijo: “Les agradezco un montón, les agradezco un montón. Tengo que irme, chau”. Seguramente desde ahora Weber sea la santa patrona de los productores de este tipo de entregas y seguida con mucho más fervor por el gran público al que le sacó una sincera carcajada. El momento es hilarante (puede verse en YouTube) por el manejo de tiempo y espacio; inesperado, sí, pero la actriz es completamente autoconsciente de su gracia. “Estaba nerviosa porque no lo imaginaba, así que no había preparado nada. No tenía un discurso, entonces los nervios hicieron que la mente se me pusiera en blanco. Los actores deberían estar preparados para ese tipo de actos y yo opté por lo contrario”, asegura Weber a Página/12 durante una teleconferencia.

–Pasaron algunos días desde la entrega del Emmy. ¿Pensó en el impacto que puede tener en su carrera y sobre Nurse Jackie?

–Espero que no impacte de manera indeseada. El domingo fueron los premios y al día siguiente estaba viajando para el rodaje, el martes, de los capítulos de la nueva temporada. Así que trataba de no pensar demasiado para no perder el foco. Fue raro tener que volver al trabajo después de semejante hecho. Fue abrumador en un punto. No me gustaría que lo condicionara.

–¿Cómo definiría el programa? ¿Es un drama o una comedia?

–Hay aspectos de los dos tipos, es una mezcla que lo hace más interesante. Al menos para mí, no es muy bueno pensar en esos términos por separado. Sólo sabemos que dura media hora... Diría que es una comedia negra.

Weber tiene 33 años y ha trabajado en el medio desde adolescente (“lo único que no me gustaba eran las audiciones, me ponían nerviosa; todavía lo hacen”), tuvo papeles menores en películas de alto rango (Signos, Michael Clayton, Into The Wild), lo mismo en tevé (The Wire, Law & Order) hasta que en la pantalla chica tuvo la chance de actuar junto a Edie Falco, que venía del hitazo de Los Soprano (era la esposa de Tony). Hoy podrá verse el último capítulo de la quinta temporada de Nurse Jackie (a las 23, por Studio Universal), donde Weber interpreta a Zoey Barkow, la asistenta de quien le da nombre a la serie, una enfermera adicta que hace malabares entre su trabajo en un hospital de Nueva York y su hogar. Justamente hacia el lado más amable, algo naïf, pero con cuotas de desparpajo tira Zoey. “El complemento ideal para los ángulos afilados de Jackie”, escribieron en el The New York Post. “Es tan hermoso el último capítulo de la quinta temporada, abre muchos caminos posibles para lo que se verá el año que viene, algo sorpresivo”, adelanta sobre la serie cuyo personaje va ocupando un rol cada vez más decisivo. La actriz también tiene un papel secundario en el envío de Fox New Girl, donde hace de una tercera en discordia.

–¿Cómo fue el desarrollo de su personaje en Nurse Jackie? ¿La ayudó pensarse como enfermera?

–Nunca tuve un plan. Es un programa de tevé, no disponés de esa clase de tiempo, dependés muchísimo de que los guionistas hagan creíble tu personaje y de los días en los que hay rodaje. No me preocupé por nada, salvo por hacerle caso a lo que me pedían que hiciera. Y por suerte fue gracioso hacerlo.

–¿Y sobre la relación entre su personaje y el de Edie Falco?

–No diría que son amigas. Se aprecian mucho, eso sí. También es importante la relación con el doctor Cooper. Definitivamente, no se ven como pares. Lo bueno es que no son todos amigos, eso lo hace bastante verosímil a lo que es el ámbito de trabajo.

–En la trastienda de los Emmy, usted dijo que más que nada quería agradecerle a Edie Falco. ¿Cómo es trabajar con ella?

–Es simplemente la mejor. Nunca había trabajado con alguien de ese modo. Es todo lo contrario a lo pesado o el divismo. Es simple. No te das cuenta de que está actuando. Y es una trabajadora muy generosa.

–En muchos países de América latina no existe una tradición de comediantes mujeres o se tiene el prejuicio de que las mujeres no son graciosas. Usted ha trabajado con Lena Dunham en Tiny Furniture, también ha aparecido la figura de Melissa McCarthy. ¿Hay una especie de surgimiento de humor femenino, un cambio en el público?

–No lo sé. Creo sí que hay cambios. En principio, son todas actrices talentosas. También ayudan el desarrollo las nuevas plataformas y que haya más canales de ficción, con más y mejores series. Eso permite que aparezcan personajes femeninos más interesantes, tanto en el drama como en la comedia. Ves las nominaciones de los Emmy y esos géneros parecen cada vez más extraños. Por otro lado, no me definiría como una comediante, antes de Zoey he tenido mis papeles de amargada rabiosa. Muy amargada y muy rabiosa (risas).

Compartir: 

Twitter
 

“Ahora aparecen personajes femeninos más interesantes”, dice Merritt Wever (derecha).
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.