espectaculos

Domingo, 10 de noviembre de 2013

TELEVISION › THE MENTALIST Y UN CURIOSO HOMENAJE AL EX FUTBOLISTA CORDOBES

¿Osvaldo Ardiles, asesino serial?

En la serie que emite Warner los domingos a las 22, el seudomentalista Patrick Jane ve a menudo sus investigaciones interrumpidas por un fiscal retorcido que lleva el mismo nombre que el otrora talentoso volante. Y nada es casualidad.

 Por Javier Aguirre

Seis años, o seis temporadas televisivas, lleva ya el seductor consultor policial Patrick Jane –ex psíquico/estafador televisivo recuperado, en funciones como asesor de las autoridades californianas– tratando de pescar al serial killer Red John. La verdadera identidad del asesino de la familia de Jane es el enigma mejor guardado de la serie The Mentalist (domingos a las 12.30, por Warner Channel). Pero ahora resulta que, mientras en cada episodio el círculo se cierra en torno de los distintos sospechosos, uno de los oscuros personajes de reparto que podrían terminar siendo el temible archivillano es enjuto, morocho, narigón y se llama... ¡Osvaldo Ardiles! Sí, igual que el ex futbolista cordobés que jugara en los ’70 en Instituto y Huracán, y que fuera campeón del mundo con la Selección Argentina en el Mundial ’78. El mismo volante ofensivo hábil, con buen pase y gol, que luego de su retiro fuera técnico de Huracán, de Racing y de clubes de Inglaterra, Croacia, México, Japón y Paraguay. ¿Puro azar patronímico? ¿Acaso hay algún hincha quemero suelto en Hollywood?

Parece ser, en todo caso, otro de los guiños humorísticos sueltos que aparecen en este policial blanco, cuyo personaje protagónico hace gala de cobardía y sonrisitas carilindas toda vez que hay persecuciones o tiroteos, y que tiene como fuerte la habilidad (psico)holmesiana del ex mentalista para “leer” información oculta en gestos, rasgos y modos de los sospechosos de cada crimen.

“No he seguido demasiado la serie The Mentalist, aunque la conozco, la he googleado y voy a verla para seguir las aventuras de mi ‘otro yo’”, dice el propio Osvaldo Ardiles a Página/12, consultado por el personaje homónimo de la televisión estadounidense. “Creo que es un lindo homenaje, ciertamente muy diferente, y ya es mi segundo éxito en Hollywood”, bromea Ardiles, quien alude así a Escape a la victoria, la película que protagonizó en 1981 –esa vez sí fue él, no un usurpador de nombres– junto a Sylvester Stallone, Michael Caine y varios ex futbolistas (Pelé, Bobby Moore). “Y, por supuesto, no me molestaría en absolute (sic) si resulto ser un asesino serial”, agrega el ex jugador, quien desde hace décadas reside en Inglaterra, donde se quedó a vivir luego de jugar en el popular club londinense Tottenham Hotspur, entre 1977 y 1988.

Atención, detectives: allí aparece la pista más segura. ¿Acaso hay algún hincha del Tottenham en la producción de la serie? El primer consultado tira la pelota afuera. Es David Norona, el actor neoyorquino de padres cubanos que encarna al “otro” Osvaldo Ardiles, el de la ficción, un retorcido fiscal de distrito que suele obstruir las investigaciones de Patrick Jane. “La verdad, es la primera vez que escucho hablar del ex futbolista Osvaldo Ardiles”, se excusa Norona, y añade: “Es gracioso lo que me pasa con los nombres de los personajes en la TV. La mayoría de los que he interpretado empiezan teniendo un nombre caucásico o judío, hasta que alguien se entera de mi origen cubano y deciden cambiar el nombre por uno hispano. Lo que sé es que todos los nombres pasan por el filtro de un equipo de abogados, porque hay ciertas reglas sobre qué nombres se pueden usar y cuáles no..., así que seguramente lo de Osvaldo Ardiles no es ningún accidente. Lo que puedo decir es que Chris Long –director y productor ejecutivo de The Mentalist– es ciudadano británico, aunque en siete años nunca hablé con él sobre deportes. Seguramente pensó que, como soy norteamericano, no sé nada de fútbol. Y tiene razón, apenas sigo un poco el béisbol, prefiero las artes...”

Atención al nuevo indicio, detectives: tanto el mencionado director y productor de la serie, como su creador, Bruno Heller, son ingleses. La pista promete. Es hora de preguntarle al propio Chris Long qué sabe de todo esto y si tiene coartada. “Por supuesto que sí, el personaje de Osvaldo Ardiles se llama así en honor al gran Ossie”, confiesa Long ante el interrogatorio de este diario. “Bruno Heller y yo somos, los dos, ingleses, y tenemos la misma edad, 53 años. Vimos jugar a Ardiles. Yo soy hincha del Fulham y Bruno es fan del Tottenham. A menudo, en The Mentalist, damos a los personajes los nombres de nuestros héroes futbolísticos de los ’70 y los ’80”, revela por fin. “Aunque no creo que vayamos a incorporar a ningún personaje que se llame Diego Maradona”, advierte, desafiante, a pesar de saberse atrapado.

El caso está resuelto. Sin embargo, las dudas sobre la identidad del huidizo asesino serial de The Mentalist siguen en pie. ¿Acaso aquel mediocampista que, por sus movimientos escurridizos, zigzagueantes y letales, como de ofidio, recibiera en las canchas el apodo de Pitón habrá dado su nombre al escurridizo, zigzagueante y letal asesino en serie que es buscado por Patrick Jane desde hace seis temporadas?

Compartir: 

Twitter
 

Osvaldo Ardiles conoce la serie The Mentalist y quiere saber si su homónimo será el asesino.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.