espectaculos

Domingo, 6 de abril de 2014

TELEVISION › TELEFE ESTRENA ESTA NOCHE MASTERCHEF

En busca del mejor cocinero amateur

 Por Emanuel Respighi

Es el anhelo de muchos y muchas. Ser chef es una de las profesiones que tienen más adeptos entre los argentinos. La buena prensa que tienen los magos gastronómicos, sobre todo a partir de la proliferación de señales dedicadas exclusivamente a mostrar su talento, llevó a que buena parte de la sociedad argentina vea en los cocineros una vocación llena de glamour, esteticismo, alegría y seducción. Una percepción edulcorada, claro, que omite la compleja tarea que se esconde detrás de cualquier plato exquisito. El mundo real de los chef no es todo lo glamoroso que la pantalla chica refleja. Bajo el sentimiento aspiracional que despierta en el ciudadano de a pie y la realidad de un oficio conflictivo como cualquier otro, Telefe estrena hoy, a las 22.15, MasterChef, el concurso culinario que se propone encontrar al mejor cocinero amateur del país.

En sintonía con el fenómeno de la cocina televisada que se desarrolló en los últimos años en todo el mundo, la TV argentina pondrá al aire un formato internacional que tuvo sus versiones en más de 120 países. Producido por Eyeworks Argentina, la adaptación local contará con un jurado compuesto por tres reconocidos profesionales de la cocina: Donato De Santis, German Martitegui y Christophe Krywonis, quienes decidirán, en cada programa, qué concursante será expulsado. De los 5500 participantes que se presentaron al casting, finalmente serán dieciséis los que competirán por el título de MasterChef, enfrentándose a retos individuales en la cocina, y también a pruebas por equipos fuera del estudio. El ganador de MasterChef recibirá un premio de 250 mil pesos y la edición de un libro con sus propias recetas.

MasterChef no se limitará al típico juego de recetas puestas en práctica por los cocineros amateurs, en donde el único interrogante es cuál de todos los platos está mejor presentado y es más sabroso. Sin llegar a la crueldad y la arrogancia del escocés Gordon Ramsay (Hell’s Kitchen, Ramsay: pesadillas de cocina), el programa profundizará la veta reality show, poniendo buena parte del eje en las historias de vida detrás de cada estudiante profesional y en las duras devoluciones que los cocineros les dan. El conflicto, se sabe, no sólo es parte de la esencia de MasterChef, sino del género en general. “Somos tres cocineros –un francés, un italiano y un argentino–, con nuestras culturas y personalidades, evaluando a los que están cocinando de la misma manera que lo hacemos a quienes cocinan en nuestros restaurantes. Tenemos en cuenta que son cocineros amateurs, pero no nos tiembla el pulso a la hora de hacer una devolución dura de un plato que no salió bien. Pero no actuamos. Tenemos tres personalidades interesantes de por sí como para tener que hacer un show extra”, explicó Martitegui a Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.