espectaculos

Lunes, 18 de septiembre de 2006

TELEVISION › AGORA TV TRANSMITE A TRAVES DE LA WEB

Experiencias de un canal comunitario y alternativo

Es una iniciativa del grupo Alavío. Quieren generar “espectadores críticos”.

Medios alternativos han existido siempre, y la cantidad depende usualmente de la coyuntura. Uno de los momentos cumbre de la alternatividad mediática se dio en los años ’70; el otro gran boom fue a partir de diciembre del 2001. Agora TV (www.agoratv.org) es televisión comunitaria alternativa; por el momento, realiza su transmisión a través de la web. El proyecto es una iniciativa del grupo Alavío que, formado hace quince años, se dedica a hacer documentales sociales y políticos. El grupo no sólo prioriza la realización de materiales sino también su exhibición y difusión como parte integral de la producción. Para ellos, el trabajo está completo cuando genera una reflexión o un debate.

La base del emprendimiento es la apropiación de tecnología para darle un uso comunitario, sin dejar de lado la socialización de los conocimientos necesarios para la realización integral, transformando a los espectadores pasivos (consumidores) en espectadores críticos, en productores de un nuevo imaginario. Según cuenta Fabián Pierucci a Página/12 en representación del grupo, el objetivo es que la audiencia se apropie del medio y lo use como herramienta.

–¿Cómo surgió el grupo Alavío?

–Veníamos haciendo desde la década del ’80 montaje audiovisual, y en el año ’92 surgió una película llamada Viejos son los trapos, sobre la marcha de los jubilados. Nació como una necesidad de generar nuevos puntos comunicacionales. Nosotros nos definimos como un grupo de afinidad; la puerta de entrada de alguien que aspira a entrar al grupo no necesariamente es que sea un especialista en comunicación. Como reivindicamos que todos puedan expresarse tenemos una práctica permanente de autoformación, no es una ciencia.

–¿Qué otras actividades realizan?

–Otro aspecto de la práctica del grupo Alavío, aparte de producir y de tener los proyectos de televisión abierta sosteniendo la página Agora TV, es que consideramos indispensable que los compañeros tengan la posibilidad de armar sus propios imaginarios, es decir, empezar a tener producción de imágenes y que no sea necesario que el grupo este ahí, que ellos mismos tengan la posibilidad de producir sus registros, sus imágenes, sus testimonios sonoros. Para eso nos parece sumamente importante la transferencia tecnológica que dan los talleres de formación permanente. La expectativa es que estas prácticas nutran también los contenidos de un posible canal de aire que en algún momento va a caer de maduro y se va a poder concretar.

–¿De qué forma trabajan, cuál es la metodología en comparación con las prácticas tradicionales?

–En la escuela de cine te enseñan que hasta que no terminás el proyecto no se pueden mostrar los materiales, no se pueden visualizar, como si estuvieran en una especie de incubadora. Nosotros tenemos metodologías de trabajo que rompen con esta tradición, no tenemos prejuicios con los materiales que van siendo avances de la películas, fragmentos, pequeños cortes parciales. Pensamos al cine y al video como una herramienta, esto significa que la producción puede ser utilizada en el sentido que los compañeros y las compañeras de las organizaciones sociales, quienes están en lucha, quieran hacerlo para apropiárselo y usarlo. Por ejemplo, mucho material se usó en educación popular o para denunciar represiones del Estado.

–¿En qué forma se articula Agora TV en las prácticas que venían realizando?

–Agora TV es un canal de televisión por Internet que tiene contenidos que se pueden ver en el momento de la transmisión o acceder a ellos a través del archivo estable de la página. Esto permite a los más de mil visitantes diarios elegir dentro del menú su propia programación. En principio fue concebido como una opción de retransmitir contenidos. Como consideramos que está en proceso de maduración la constitución de un canal de aire, lo pusimos en práctica este año. Pero resulta que nos llevamos la sorpresa de que se convierte rápidamente en un medio masivo, mundial, con características distintas del trabajo de un canal de aire, y con una posibilidad de participación de quienes recepcionan la señal muy activa, porque cualquier canal de aire, aun los grandes canales comerciales, tienen un radio limitado. El mundo es redondo, entonces la señal viaja con un determinado ángulo por más potencia y altura que tenga. Estamos formados en pensar la televisión como algo territorial y que se convierta en algo mundial no deja de sorprendernos. Agora TV funciona con materiales propios del grupo Alavío, con material que pedimos, y además empezó a llegar una cantidad de material de toda América latina de gente con la que no teníamos vínculo.

–Agora remite rápidamente a las asambleas griegas. Pero, ¿por qué Alavío?

–Avío en español se llamaba la mochilita que usaban los trabajadores libres del campo, “los crotos”, que se trasladaban de cultivo en cultivo, de zafra en zafra. Para esos trabajadores, la opción de trabajar en ese tipo de tareas, en contacto directo con la naturaleza, tenía que ver con resistir a incorporarse al mercado industrial de principios del siglo XX. Y dentro del avío llevaba no solamente el tachito para el mate cocido y una mantita sino el periódico o un volante por la libertad de los presos de Bragado, depende la época. “Al Avío” significa prepararse para caminar. Nosotros lo unimos y decimos “Alavío”, y la metáfora es pensar que ahora nosotros además de poner el volante también ponemos un VHS, un DVD o un proyector. En el mismo sentido que aquel trabajador del campo.

Informe: Suyay Benedetti.

Compartir: 

Twitter
 

El grupo Alavío se dedica a hacer documentales sociales y políticos.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.