espectaculos

Sábado, 6 de marzo de 2010

VIDEO

Lanzamientos

8-Criatura de la noche,

de Tomas Alfredson.

Con Käre Hedebrant, Lina Leandersson y Per Ragnar. 2008, 115 min. AVH.

Los inadmisibles vampiros abstemios-chic de la serie Crepúsculo pedían a gritos una urgente transfusión de sangre, y eso es lo que esta notable película sueca representa. Basada en una novela, Criatura de la noche (Let the Right One In, para su distribución internacional), cruza el mito vampírico con el drama de soledad adolescente, dándose el lujo de renovar ambas vertientes. Imbuida de un clima lúgubre y ominoso, con un frío nórdico que da la sensación de calar hasta los huesos y una cerrazón de pueblo chico que invita a la rebelión, la película de Tomas Alfredson transcribe la angustia adolescente con revulsivo humor negro y furibundos ramalazos de gore. Sin duda, una de las grandes sorpresas del cine reciente.

4-Boogie, el aceitoso,

de Gustavo Cova. Con las voces de Pablo Echarri y Nancy Duplaá.

2009, 82 min. AVH.

Si algo hacía la célebre historieta de Roberto Fontanarrosa era parodiar al héroe yanqui de acción, barriendo de paso con los productos culturales que lo ensalzaban. Esa parodia se basaba en una detallada reproducción de los modismos de las series dobladas y en la exacerbación de la violencia, dando por resultado una de las más gozables denuncias setentistas del colonialismo político y cultural. Todo eso se perdió en esta versión cinematográfica, que, vaciada de su condición de sátira feroz, es apenas una comedia negra del montón, en la que el grandote rubio no sabe si hablar en mexicano o en porteño. La versión 3-D que presenta esta edición –con anteojitos de cartón, a la antigua– tiene más fantasmas que una película japonesa.

8-Goodbye Solo,

de Ramin Bahrani. Con Souleymane Sy Savane y Red West.

2008, 91 min. Transeuropa.

Dirigida por el nativo de Carolina del Norte Ramin Bahrani, he aquí un perfecto ejemplo de cómo trascender fórmulas dramáticas. En nueve de cada diez películas, la relación entre un inmigrante senegalés, que se gana la vida manejando un taxi en la helada Minneapolis, y un veterano resuelto a suicidarse, daría por resultado una progresiva comunión entre ambos, rematada en happy end aleccionador. No es lo que sucede aquí. Interpretado por el durísimo Red West (ex guardaespaldas de Elvis en la vida real), el viejo termina siendo tan hosco como al comienzo. Y al morocho, el american dream se le presenta esquivo. Lo notable de Goodbye Solo es que siendo dura y tendiendo a la negrura, no cultiva derrotismos ni miserabilismos.

6-Los señores de la guerra,

de Peter Chan y Wai Man Yip. Con Jet Li, Andy Lau y T. Kaneshiro.

2007, 126 min. SBP.

Dirigida por el experimentado Peter Chan, esta superproducción reúne a tres superestrellas asiáticas: Jet Li, Andy Lau (Fulltime Killer, Infernal Affairs) y el nipón Takeshi Kaneshiro (Héroe, La casa de las dagas voladoras). Los señores de la guerra reconvierte al formato superproducción un episodio bélico sucedido en el siglo XIX. Esto es: mucho despliegue, interminables batallas y una cantidad de extras como sólo en China. Un desertor del ejército (Jet Li) se alía con dos bandidos (Lau y Kaneshiro), integrándose a una milicia profesional y firmando un pacto de sangre que tendrá consecuencias. Filmada con profesionalismo, dramáticamente convencional, por momentos parece un llamado del gobierno chino al reclutamiento masivo.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.