espectaculos

Sábado, 4 de febrero de 2006

MUSICA › EL DISCO SEGUN WILLY QUIROGA

“Una obra así es difícil de superar”

Por C. V.

–¿Cuál es la clave de la inmortalidad de La Biblia?

–Lostextos fueron inspirados en pasajes bíblicos. Sería como preguntarse por qué ellos mismos no han perdido vigencia. Lírica y musicalmente fue algo adelantado a su época y a lo que conceptualmente se tenía en términos musicales aquí en la Argentina, y es posible que mundialmente. Además, creo que sacudió a nuestro país por la osadía de encarar un tema tan profundo, un terreno prohibido para una banda de rock. Un atrevimiento que muchos denostaron y otros apoyaron sin vacilar, pero que implicó un hito innegable en la música popular.

–¿Han podido superarla? Se dice de la relación entre ustedes y La Biblia algo similar a lo que se opina sobre Pink Floyd con Dark Side of the Moon o de The Who con Tommy. ¿Es acertado?

–Sí, porque obras de semejante envergadura son difíciles de superar. Lo intentamos con El profeta Elías, pero el destino dijo... no.

–¿Cuál fue la opinión de la comunidad religiosa ante la obra, siendo que los sectores reaccionarios de la Iglesia no veían con buenos ojos al rock?

–Se tomó como algo inaudito. Fuimos citados por la curia, nos recibió monseñor Graselli con un dejo de reconvención en su mirada. Algo así como “bueno, bueno a ver qué es lo que se han atrevido a hacer estos chicos con la Santa Biblia”. Aún recuerdo la cara de sorpresa de monseñor y el gesto de satisfacción de Ricardo (autor de la lírica) cuando después de leer las primeras líneas de Génesis –“Cuando todo era nada / era nada el principio”–, el prelado nos miró y dijo que se sentía impactado por la profundidad y el poder de síntesis de dichas líneas. Y que a él le hubiera tomado muchas más palabras poder relatar el Génesis. Satisfacción compartida, porque la obra había sido encarada con respeto y seriedad. También debo agregar que tiempo despuésun teólogo deslizó: “El espíritu sopla donde quiere”.

–¿Cómo recuerda la presentación en vivo?

–Fue maravillosa, porque fueron tres lunes consecutivos en el Teatro Alvear. La capacidad fue superada, porque estaban unidos distintas congregaciones religiosas y público en general de todas las edades. El tráfico de Corrientes estaba cortado por la multitud que se encontraba en las aceras y sobre la calzada. Increíble por las sensaciones que nos sacudían, ya que éramos un grupo relativamente nuevo, que de pronto se encontraba con semejante repercusión ante la première de su segundo álbum. También algo traumática porque la obra, concebida para cuarteto, fue presentada con un integrante nuevo, Nacho Smilari, ya que uno de nosotros se había ido.

–¿Qué significa el hombre-árbol tratando de despegar de la tierra, que figura en la lámina interna del vinilo original?

–Es un dibujo mío. Fue concebido especialmente para La Biblia e inspirado en un poema de Ricardo Soulé que según yo vi -.no sé si necesariamente fue su criterio– era una especie de extensión del “conócete a ti mismo”. La imagen explicita la titánica lucha humana captada en el momento supremo de elevarse hacia un plano superior, en un esfuerzo para vencer las ataduras de su condición terrenal. El poema sintetiza el deseo de acercarse a Dios, y la búsqueda milenaria de su yo, para reconocerse como imagen y semejanza de su creador. Este es el sentido antropológico y profundo que alimenta el alma de la obra.

–¿Cómo fue recibida en ese momento por la prensa?

–Algunos medios, después de haber conversado muy amablemente con nosotros y regalarnos sonrisas y café, enunciaron su posición al comentar que nosotros nos habíamos mostrado muy contentos mientras contábamos sobre nuestro engendro. Otros, como Clarín, se mostraron reflexivamente a favor. Y la Pelo sentenció: “La Biblia de Vox Dei es un hito fundamental en la música rock”. Otros –músicos en este caso– grabaron una versión y cuandose les preguntó por la nuestra, respondieron: “la usamos como un cuaderno borrador”. Quisieron mejorar la sonrisa de La Gioconda y le pintaron unos bigotes tipo D’Artagnan (Quiroga se refiere a La Biblia del Ensamble Musical de Buenos Aires, con producción de Billy Bond y Jorge Alvarez).

–Uno de los logros de la reedición son las cintas originales que se conservaron, y la inclusión de dos temas que no fueron editados: Mandamientos y Base. ¿Por qué los sacaron?

–Y... es algo así como el Anthology de Los Beatles. Así se ve que somos tan solo hombres.

–¿Cómo fue el cambio de sello en plena grabación?

–El esfuerzo fue enorme y se plantearon mil y un problemas. El costo de la grabación fue grande para la época, y hablar de 150 horas de grabación era una empresa faraónica. Mandioca tenía problemas. Había presentado la quiebra y las cintas fueron sustraídas de TNT y sólo fueron devueltas ante la presión policial. La gente de Disc Jockey, que era el lugar donde ensayábamos y que fue la que finalmente se quedó con toda la obra, en vez de regresarlas al estudio para que pudiéramos concluir con la grabación, mandó a imprimir los discos, cometiendo dos errores imperdonables: que no se concluyera la grabación de Apocalipsis y que en la portada y la etiqueta del disco se confundiera Libros sapienciales con Profecías. Errores que finalmente fueron corregidos en la grabación en vivo en el Opera de 1986.

Compartir: 

Twitter
 

En 1971, Vox Dei era una banda aún en busca de su lugar en el rock local.
SUBNOTAS
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.