espectaculos

Jueves, 7 de septiembre de 2006

MUSICA › UN PASEO POR LAS CANCIONES DE “ENCAJE”, SU NUEVO DISCO

A buscar bajo la alfombra

 Por K. M.

Adriana Varela eligió llamar a su nuevo disco Encaje porque, dice, “remite al tango, a lo nocturno, a lo femenino y a lo sensual”. El título alude también al encaje posible entre diferentes épocas de la música ciudadana, las anteriores al ’40 y las posteriores al ’80. En Encaje hay dos “clásicos de clásicos” (“Sur” y “Malevaje”), dos temas de Jaime Roos (“Milonga de Gauna” y “La hermana de la coneja”, que suena de este lado del Río de la Plata, cruzado por un bandoneón), algo más campero como “Lejana tierra mía”, en forma de valsecito criollo. El resto, dice Varela, son “descubrimientos”: “Lo mío es levantar la alfombra y ver qué hay abajo”, grafica la cantante. “Eso es lo que hago cada vez que busco el repertorio: busco dónde está lo que no se canta, por qué. Soy una mina que va mirando por abajo, no en la superficie. Busco lo oscuro, lo que no está iluminado, lo que no sale a la luz porque no es elegido”. Hay una última síntesis del repertorio Varela: “A mí me gustan los tangos que son cracks que no llegaron, como dice el tema de Jaime Roos. También grabo cracks que llegaron, pero los otros son lo mío”.

Los “descubrimientos” de la Varela pueden detenerse en varones vencidos, engrupidos y traicionados o en el bacán rana bancado por la mina. En ese rubro ella ubica “Pero yo sé” (“un tema con letra y música de Azucena Maizani, la visión de una mujer. Me encanta, de chiquita se lo escuchaba cantar a mi tía abuela”, cuenta Varela). O “En un feca” (“un tango oscurito, pintoresco pero oscurito, riveriano”). Y un poema inédito: “Chau”, de Judith Gómez Bas. “Es la hermana de Joaquín Gómez Bas y madre de una amiga mía, una mujer de 91 años que a los 80 y pico se puso a escribir”, cuenta la cantante. “Ella escribió una serie de libros de poemas interesantísimos. Yo me copé con ese poema y le pedí a mi hijo Rafael que le pusiera música. Para mí es un nuevo tango. De una pendeja de 91 años de Avellaneda. Ella va a estar el 15 de septiembre en primera fila, cuando lo estrene.”

En esa “búsqueda debajo de la alfombra” los temas del repertorio pueden llegar de formas variadas. “El morocho y el oriental” (que pinta el ambiente y los personajes de un café de La Boca) apareció gracias a la nuera de Varela. “Yo no lo conocía. Estábamos con Marcelo Marci, director musical, y mi hijo Rafael buscando el tema que faltaba para completar el disco. Mi hijo llamó a su novia y le dijo: ‘Tirame un tango para mi vieja’. Ella, que escuchaba mucho tango con sus abuelos, se lo sugirió. Cuando lo buscamos en Internet, vimos que estaba buenísimo. Ahora es uno de mis preferidos. Así están las cosas hoy en el tango: una chica de 26 años puede tirarme un tema que termina definiendo mi disco. Diez años atrás, eso difícilmente hubiera pasado.”

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.