espectaculos

Domingo, 27 de mayo de 2007

CINE

Carreras atípicas

–¿En qué momento decidieron dedicarse al porno?

Víctor Maytland: –Yo hacía comedias y programas cómicos, era productor de Feliz Domingo, de Calabró. Y me aburría; el porno me divierte. Me gusta el cine, no el porno. En mis películas hay mucho cine.

Nissim Mbaz Mbaz: –Siempre me gustó el sexo y estaba sin trabajo. Busqué en Internet, hice el casting y tuve la suerte de pasarla bárbaro. No vivo de esto, si lo tengo que hacer gratis lo hago.

- ¿Hay puntos de contacto entre lo que Maytland hacía en TV y el porno?

V. M.: –Todavía no se les puede pedir a las chicas que les encante lo que hacen, porque no ven el plafón de vedette...

Marco Torino: –No trabajo con nadie que no conozca. Así se produce una relación de confianza. Pago el casting para evitar el sentirse usado. Trabajo con gente que lo toma como un trabajo actoral.

Martina: –No pretendo adoptarlo como medio de vida. Lo hago porque me genera dinero. Yo soy bailarina stripper. No voy buscando a alguien que me contrate; si surge, lo hago. Y trabajo con quien me sienta cómoda.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.