espectaculos

Domingo, 20 de enero de 2008

LA FICHA

La máscara de Roberto Carnaghi es versátil y hace tiempo que viene des plegando un amplio repertorio gestual como partenaire perfecto de Tato Bores en ciclos emblemáticos como Good Show, Tato en busca de la vereda del sol y Tato de América. No teme ni rechaza los géneros populares ni los masivos; la prueba está en su CV cargado de tiras y unitarios a cargo de los popes de la industria televisiva, desde Disputas de Ideas del Sur a Soy gitano de Pol-ka. En cine, recientemente, se lo pudo ver en Elsa y Fred, Ay Juancito, y también en Cohen vs Rosi o Dibu 2, otra vez dispuesto al entretenimiento como parte central del espectáculo, sin aferrarse a lo culto. Actor frecuente del Teatro San Martín (donde lo último que hizo fue La resistible ascensión de Arturo Ui, por la que ganó el premio ACE de Oro), intérprete probado de títulos de Shakespeare como Rey Lear, Hamlet, Ricardo III, pero también cara visible de programas populares a su tiempo, como La niñera o Montecristo, hizo de su personaje Lisandro, en esta última tira, una apertura a una nueva representación de represores en pantalla, sin estereotipos ni villanías fáciles, más cerca de la vida real.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.