futuro

Sábado, 25 de febrero de 2006

FINAL DEL JUEGO

Donde el Comisario Inspector se vuelve a meter con el calor, los fractales y el dinero

 Por Leonardo Moledo

–La verdad –dijo el Comisario Inspector– es que me encanta cuando los lectores discuten estas cuestiones teóricas, que son las que le interesan a la policía y no andar persiguiendo a ladrones de bancos o haciendo boletas de tránsito. Paso a contestar las cartas recibidas.

Orlando Affini, esencialmente, pone como ejemplo el calor, que desciende en el termómetro de manera continua. Eso, naturalmente, es falso, ya que la energía que el termómetro entrega al ambiente sólo se puede efectuar en cuantos de energía, según queda bien establecido por la teoría cuántica. Ningún intercambio de energía se puede producir en forma continua, aunque macroscópicamente lo parezca. Y el otro ejemplo que pone, el de la dilatación, es exactamente igual, ya que las moléculas sólo pueden recibir energía en forma discreta y moverse discretamente en consecuencia. En cuanto a los fractales... bueno, son objetos matemáticos que no existen en la empiria.

Carlos Alvarez pone, por su parte, una objeción respecto del dinero, que considera que no puede guardarse en una cuenta de manera que el monto sea un número irracional.

Recordemos, en todo caso, que el interés se rige por la función e elevada a la t, que toma valores tanto racionales como irracionales, y que si un banco ofreciera, por ejemplo, pagar el pi por ciento anual, podría hacerlo sin dificultades, siempre que el dinero quedara depositado; lo que no podría es pagarlo.

Yo no dije, por otra parte, que lo continuo no existiera, sino que no existe en la empiria.

¿Qué piensan nuestros lectores? ¿Se les ocurre alguna otra objeción?

Correo de lectores

CONTINUO O DISCRETO

Me resulta extraño leer que “lo continuo” no existe. Lo primero que pienso es en la temperatura de un cuerpo que va perdiendo calor (como el agua del mate que estaba tomando); en cada pequeña unidad de tiempo (microsegundo, nanosegundo) tiene una temperatura menor a la anterior y esa disminución es continua, aunque necesitemos “escalones” para medir tanto el tiempo como la temperatura. Creo que mi edad también puede ser una magnitud continua, como otro ejemplo de “tiempo”. Sería muy largo empezar a hablar de los “fractales” que tanto le gustan a mi hija Candela, para discutir sobre la “realización” de “lo infinito”; así que finalizo aquí. Hasta la próxima.

Orlando Affini

48 años, 169 días y algunos

nanosegundos más.

Dinero discreto

Leía la analogía del Comisario Inspector y creo (sólo creo) que no estoy de acuerdo. Para comenzar, un depósito es un movimiento contable, y no estoy seguro de que la contabilidad maneje números irracionales. Suponiendo que sí sea factible un movimiento contable con valores racionales, entonces se podría pagar una suma irracional, por medio de una transferencia. Creo que en este caso, al menos, la intuición quedó a salvo de las inmoralidades esas que uno no se puede imaginar.

Saludos.

Carlos Alvárez

Compartir: 

Twitter
 

 
FUTURO
 indice
  • Nota de tapa> Nota de tapa > Medicina tropical
    Los latidos del paraíso
    De las profundidades de los paraísos tropicales del mundo, conquistados y sojuzgados por el...
    Por Enrique Garabetyan
  • LOS EMBATES DE LA DERECHA FUNDAMENTALISTA NORTEAMERICANA CONTRA LA CIENCIA
    La involución de la razón
    Por Sergio Di Nucci
  • LA NUEVA CAMPAÑA DEL LELOIR
    La condición heroica
    Por Federico Kukso
  • FINAL DEL JUEGO
    Donde el Comisario Inspector se vuelve a meter con el calor, los fractales y el dinero
    Por Leonardo Moledo

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.