futuro

Sábado, 28 de abril de 2007

BIOLOGIA: CAMUFLAJE Y MIMETISMO EN EL MUNDO ANIMAL

Grandes maestros del disfraz

 Por Raul A. Alzogaray

Los primeros uniformes camuflados, concebidos para disimular a los soldados en el campo de batalla, fueron introducidos en el ejército inglés a mediados del siglo XIX. El camuflaje se extendió luego a los armamentos, los barcos, los aviones y otros materiales bélicos. A partir de la Segunda Guerra Mundial se convirtió en un verdadero arte, cuando los militares lo dejaron en manos de profesionales del diseño y la publicidad.

Como el radar, las plantas transgénicas y tantos otros desarrollos de la ciencia y la tecnología, el camuflaje no es una idea original de la inventiva humana: la naturaleza lo hizo primero.

Para engañarte mejor

En el reino animal, el camuflaje suele impedir que algunos individuos sean almorzados (o cenados) por otros. El bicho palo, por ejemplo, tiene el aspecto de una ramita. El bicho hoja, en cambio, presenta la forma y el color de la estructura vegetal que le da nombre. A los ojos de sus cazadores, estos insectos son indistinguibles del paisaje que los rodea.

Otras veces es el cazador quien se encuentra camuflado y entonces le resulta más fácil conseguir su almuerzo (o cena), porque sus víctimas no lo ven y se le acercan, o dejan que él se acerque a ellas, sin sospechar lo que les espera.

El mimetismo, una forma más sofisticada de disfraz natural, ocurre cuando un animal totalmente inofensivo tiene el aspecto de uno peligroso: moscas que parecen abejas o avispas, mariposas con grandes ojos de lechuza dibujados en las alas, pacíficas serpientes y ranas que presentan los colores de sus parientes venenosos. Gracias a estos disfraces amenazantes, los cazadores se abstienen de molestar a criaturas que en otras circunstancias se transformarían rápidamente en un buen banquete.

El “pulpo mimético” de Indonesia es un simulador nato. Con el cuerpo cubierto de rayas blancas y marrones, adopta posturas y movimientos que le dan la apariencia de una serpiente marina, una gran estrella de mar o distintos peces.

Polilla gris, polilla negra

El caso de la polilla del abedul, estudiada inicialmente en los bosques ingleses, ilustra muy bien la forma en que la selección natural favorece a los individuos camuflados. Estas polillas, que durante el día acostumbran descansar sobre los troncos de los árboles, son uno de los platos favoritos de los pájaros de la región.

Aunque las alas de las polillas pueden ser grises o negras, hace doscientos años eran casi todas grises. En aquella época, los árboles estaban cubiertos por líquenes grisáceos. Las polillas negras se destacaban claramente sobre el fondo gris y eran presa fácil de los pájaros. Las grises, en cambio, pasaban inadvertidas y constituían la gran mayoría de la población.

A mediados del siglo XIX, la creciente contaminación industrial mató a los líquenes y el hollín oscureció la superficie desnuda de los árboles. Ahora las polillas grises se destacaban sobre el fondo oscuro. Los pájaros las veían y se las comían, pero dejaron de distinguir a las polillas negras, que en poco tiempo se convirtieron en mayoría.

Segun la ocasion

La capacidad de cambiar de color es un atributo que poseen unos pocos animales. Durante el invierno, el pelaje de los armiños de las regiones frías es blanco como la nieve que cubre el suelo, pero al comienzo del verano es reemplazado por un pelo tan marrón como la tierra.

La presencia de pigmentos en la piel les permite a ciertos pulpos y camaleones cambiar de color en forma casi instantánea. Sin embargo, la difundida creencia de que el camaleón lo hace a propósito para que no lo vean es errónea. Sus cambios de color reflejan variaciones en la temperatura corporal o estados de ánimo (furia o susto durante una pelea). A veces, el color de un camaleón coincide con el del medio que lo rodea, pero es una casualidad.

Surgidos como resultado de diversas interacciones biológicas, el camuflaje y el mimetismo son dos de los muchos caminos que originaron la enorme variedad de seres que habitan nuestro planeta.

Compartir: 

Twitter
 

 
FUTURO
 indice
  • Nota de tapa> nota de tapa
    El imperio...
    Desde la época de Kant y Laplace a los actuales astrónomos con sus supertelescopios, el origen...
    Por Mariano Ribas
  • BIOLOGIA: CAMUFLAJE Y MIMETISMO EN EL MUNDO ANIMAL
    Grandes maestros del disfraz
    Por Raul A. Alzogaray
  • LIBROS Y PUBLICACIONES
    La venganza de la Tierra
    Por Federico Kukso
  • LA IMAGEN DE LA SEMANA
    Blogósfera
  • AGENDA CIENTíFICA
    Experimentos y matemática

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.