futuro

Sábado, 24 de septiembre de 2011

Carol Raymond, “Nº 2” de la misión Dawn

En una entrevista exclusiva, Futuro conversó con Carol Raymond, investigadora principal adjunta de la misión Dawn en Vesta, sobre sus primeras impresiones acerca de los nuevos datos que llegan desde el asteroide.

 Por Pedro Saizar

La Dra. Raymond es especialista en ciencias geológicas y trabaja en el Jet Propulsion Laboratory en Pasadena, California. Visitó varias veces la Argentina por investigaciones realizadas con el Instituto Antártico Argentino. “Realizábamos vuelos destinados a estudios geofísicos sobre la Península Antártica y el Mar de Weddell. También pasé algún tiempo trabajando en Buenos Aires con la Dra. Marta Ghidella y siento un gran cariño por su país”, dijo.

¿Cuál es su responsabilidad en la misión Dawn?

–Principalmente, asistir al investigador principal, Chris Russell, en la conducción de la misión. También me encargo de la coordinación entre el equipo científico y el de los ingenieros y técnicos responsables de implementarla.

Como “Nº 2” de la misión, debe haber tenido un asiento de privilegio para ver las primeras imágenes llegadas de Vesta. ¿Ellas cumplen con sus expectativas? ¿Hay evidencia geológica que consideraron inesperada?

–Las imágenes son de la calidad que esperábamos, pero vemos rasgos en la superficie de Vesta que han superado nuestras expectativas. Algunas ni siquiera las anticipábamos, como los profundos surcos, los aparentes derrumbes o la morfología del basamento en el Polo Sur.

¿Aprendieron algo interesante de los espectros u otros datos que puedan compartir en este momento?

–Hay muchas áreas brillantes y oscuras en Vesta. Sabíamos que Vesta era brillante (comparado a otros asteroides del cinturón principal), pero encontramos zonas que son aún más brillantes y otras aún más oscuras. El equipo científico está investigando el origen de estos materiales. Vesta muestra también significativas variaciones de color a través de su superficie, debido seguramente a cambios en la composición. Esto significa que tendremos mucho que estudiar para comprender la historia geológica del asteroide.

¿Vesta se parece a algún otro objeto en el Sistema Solar?

–En cierta forma se parece a la Luna, porque tiene un núcleo de hierro y una corteza de basalto formados como resultado de fusión interna, pero es mucho más chico que nuestro satélite. Comparado a otros asteroides, Vesta es parecido a Pallas, aunque es más denso, y tiene alrededor de la mitad del diámetro de Ceres, aunque es mucho menos denso que éste. Creemos que Vesta logró diferenciarse porque apareció temprano durante la formación del Sistema Solar, cuando el Aluminio-26 (un isótopo radiactivo de escasa vida media) era abundante. Este isótopo le habría dado a Vesta suficiente calor para fundir el material y diferenciarse. Pallas parece haber sufrido diferenciación parcial, mientras que Ceres se habría formado más tarde y no se calentó lo suficiente. Esto le habría permitido retener las sustancias más volátiles, como el agua. Por estas razones, los tres cuerpos (Pallas, Vesta y Ceres) son considerados como “protoplanetas” (planetas en proceso de formación). Es decir, ellos estaban aún acumulando material por atracción gravitacional para volverse planetas cuando su desarrollo fue abruptamente detenido por el nacimiento de Júpiter.

¿Cuándo esperan publicar los primeros resultados científicos?

–Estamos preparando presentaciones para dos congresos científicos que tendrán lugar en Francia y Estados Unidos en octubre. Informes más completos serán presentados en la reunión de la Unión Geofísica Americana en diciembre, pero creo que este pequeño pero fascinante mundo va a dar que hablar.

DIARIO DE VIAJE

Dawn fue lanzado y colocado en órbita terrestre el 27 de septiembre de 2007. Luego de 3 años y medio de viaje, incluyendo un pasaje de maniobras por Marte, la sonda entró en órbita alrededor de Vesta en julio de este año. Los meses previos al encuentro con el asteroide implicaron un intenso trabajo de pruebas de equipo, simulaciones de posibles problemas y cómo corregirlos. Las primeras imágenes sirvieron además para asistir en el trabajo de navegación remota requerido para que la sonda fuera capturada por la débil gravedad de Vesta y colocarla en una órbita estable y adecuada a los objetivos de la misión.

Los dos primeros meses después del encuentro, la sonda obtuvo más de 2800 imágenes del asteroide y millones de espectros en las bandas visible e infrarroja, entre otras mediciones. En los próximos meses, Dawn continuará acumulando datos e imágenes de alta resolución desde una órbita algo más cercana al asteroide. La interpretación científica llegará después; aunque Vesta y Ceres, sin dudas, darán que hablar por muchos años más.

Compartir: 

Twitter
 

 
FUTURO
 indice
  • Nota de tapa
    Amanecer en un asteroide
    ASTRONOMIA: LAS PERIPECIAS DE LA MISION DAWN A VESTA Y CERES
    En órbita alrededor del...
    Por Pedro Saizar
  • Carol Raymond, “Nº 2” de la misión Dawn
    Por Pedro Saizar
  • Libros y publicaciones
    Por Leonardo Moledo

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.