futuro

Sábado, 26 de enero de 2008

LIBROS Y PUBLICACIONES

Drogas hoy. Problemas y prevenciones

Wilbur Ricardo Grimson
Eudeba, 104 páginas

No hay puntos intermedios, ni uso responsable. Para Wilbur Ricardo Grimson, cuando un joven consume drogas ilegales con cierta frecuencia “la exploración lleva al hábito y éste motoriza la aparición de la dependencia”. El autor de “Drogas hoy. Problemas y prevenciones” insiste en que la búsqueda de placer se termina “constituyendo en una necesidad”.

Por eso, lo que diferenciaría a los adictos, abusadores y usadores de un grupo abstinente es la feliz motivación de estos últimos: “Autoestima alta, proyectos diversos y significativos” (sic). El libro integra la colección Ciencia Joven pensada, según indica la contratapa, para “suplir la escasez de buenos libros de divulgación” pero no parece cumplir el requisito.

El breve apartado sobre la marihuana es un ejemplo: empieza hablando de la propiedad de la planta y termina diletando sobre las bebidas energizantes, el éxtasis y los psicofármacos. Por suerte, y para diferenciarse de esos padres que prefieren castrar a sus hijos antes que dejarlos ir a bailar, Grimson reconoce que la prohibición absoluta de las drogas “se puede convertir casi en una invitación”.

Si bien el autor menciona el contexto, junto con el sujeto y la droga, como los actores de la situación, su análisis sobre la incidencia del uso de estupefacientes en la adolescencia roza con el moralismo. “Del tiempo en que las jóvenes que festejaban sus 15 años podían optar por trocar el festejo por un viaje, hemos pasado a que se pueda demandar a esa edad una cirugía plástica embellecedora. De no acceder sus padres al pedido, la joven sentirá que no es querida. La anorexia, por su parte, debe ser considerada una enfermedad generada por los medios que plantean esquemas corporales casi imposibles de lograr. Y los padres no saben cómo actuar ante las presiones de los medios y del mercadeo de modelos. La consecuencia es, muchas veces, fatal.”

¿Clasismo, exageración o ingenuidad? Más bien falta de humor, en un especialista que da por cierto encuestas hechas en la cola de un boliche donde “un alto porcentaje” de los chicos dice que “creen que la cerveza no tiene alcohol”. Volvamos al “contexto”: ¿alguien puede realmente dar una respuesta seria a esa pregunta, mientras espera para entrar a bailar?

Si algo puede reconocerse, es que al menos Grimson cree que los consumidores no deben estar presos y resalta la importancia del “reconocimiento del riesgo” por parte del usuario. No mucho más, para un autor que divulga sus opiniones y se defiende atacando: “Es que un cierto progresismo mal entendido quiere legitimar el consumo voluntario de drogas como si se tratara de un derecho. Sostengo que no hay derecho a dañarse a sí mismo ni a dañar al prójimo”. Ese “progresismo” es el que exige, como quienes bregan por despenalizar el aborto, el derecho a elegir sobre el propio cuerpo.

Emilio Ruchansky

Compartir: 

Twitter
 

 
FUTURO
 indice
  • Nota de tapa> Nota de tapa
    El día en que...
    Neurolingüistica: orígenes del lenguaje humano. Palabras, palabras, palabras: entre nuestro...
    Por Ricardo Gómez Vecchio
  • ASTRONOMIA: LA SONDA MESSENGER REGRESA A MERCURIO
    Visita al planeta de hierro
    Por Mariano Ribas
  • LIBROS Y PUBLICACIONES
    Drogas hoy. Problemas y prevenciones
  • AGENDA CIENTíFICA
    “Prohibido no tocar x 2”

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.