futuro

Sábado, 10 de diciembre de 2005

FINAL DE JUEGO

Donde el Comisario Inspector y Kuhn se sienten en peligro

 Por Leonardo Moledo

–La verdad –dijo el Comisario Inspector– que este tema de la existencia de los conceptos me lleva al asunto de nuestras propias existencias... ¿no se estarán haciendo demasiado largas? Hace ya, creo, cinco años que estamos aquí y no conseguimos establecer un hilo, no conseguimos hilvanar el fluir de la novela, el relato, que es –eso sí– lo único que existe.

–Pensar en la existencia es doloroso –dijo Kuhn–, ¿qué va a pasar si nos apagamos, si nos oscurecemos? ¿Se acerca el fin de un ciclo? ¿Estamos desvaneciéndonos?

En efecto, el embajador de Inglaterra se veía un poco borroso, o si se quiere, transparente, ya que a través de él se podía leer un cartel que decía “Departamento de Física”, como en la primera parte de Volver al Futuro, cuando Marty McFly ve que su mano se va volviendo transparente.

–Es que ahora pienso que nuestra misma existencia literaria está en juego –dijo el Comisario Inspector–, que estamos perdiendo existencia aquí, con las reglas de existencia y no existencia que rigen aquí.

–Me siento en peligro –dijo Kuhn–. En inmediato peligro.

¿Qué piensan nuestros lectores? ¿Es real el peligro? ¿Y están perdiendo existencia?

Correo de lectores

Existencia inexistente

¿Existen los conceptos? ¿Hay diferentes clases de existencia? –pregunta el Comisario Inspector, abriendo con ello un abanico de posibles respuestas.

Veamos la cuestión desde mi valoración sobre la certeza de determinadas existencias. ¿Existen mis conceptos? En el punto más alto N de mi credibilidad sobre la existencia, están la existencia de mi mente, mi conciencia, mis conceptos. Siguiendo en orden descendente de credibilidad N-1 de la existencia, sitúo al mundo exterior a mi mente. Continuando en orden descendente N-2, están, entre otras cosas, los mitos, quimeras, entelequias, supersticiones. Y en los últimos lugares, N tiende a Cero, la existencia de armas de destrucción masiva en Irak, o cualquier otra existencia parecida que se le ocurra a Bush.

Un saludo

Roberto Fedorovsky

Compartir: 

Twitter
 

 
FUTURO
 indice
  • Nota de tapa> Inmortalidad
    El fin del fin
    Desde Todos los hombres son mortales de Simone de Beauvoir, hasta el reciente libro de José...
    Por Federico Kukso
  • BIOETICA: LOS DILEMAS QUE ARROJO EL PRIMER TRANSPLANTE DE ROSTRO
    Dar la cara
    Por Sergio Di Nucci
  • LIBROS Y PUBLICACIONES > 
    El hombre postorgánico
    Por Federico Kukso
  • FINAL DE JUEGO > 
    Final de juego
    Por Leonardo Moledo

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.